Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA vende una cartera de €1.000 millones y reduce en tiempo récord su exposición inmobiliaria

BBVA ha firmado la venta de una cartera de crédito promotor por valor bruto de 1.000 millones de euros. Con esta operación, prácticamente pone el broche a su estrategia de reducir por completo su exposición al riesgo inmobiliario en España, en la mitad del tiempo previsto inicialmente. BBVA estima que, con todas las operaciones anunciadas desde diciembre de 2016, ha recortado en aproximadamente 20.000 millones de euros su exposición bruta a este sector.

BBVA ha firmado la venta de ‘Sintra’, una de las mayores carteras de préstamos al sector promotor colocadas en el mercado español. Está compuesta por préstamos de promociones de viviendas terminadas, distribuidas por la geografía española, en Andalucía, Madrid, Valencia y Cataluña.

Con esta operación, BBVA prácticamente culmina la estrategia anunciada a principios de 2017 de sacar del balance tanto los activos inmobiliarios, como los créditos improductivos ligados al ‘ladrillo’, acumulados durante los años de crisis.

Inicialmente, BBVA tenía previsto reducir en tres años su exposición inmobiliaria. Un objetivo que ha logrado en tiempo récord. “Con todas las operaciones anunciadas, el banco consigue reducir su exposición problemática en la práctica totalidad, en la mitad de tiempo del previsto en nuestro plan estratégico”, explica Pep Ferrís, ‘managing director’ de M&A. “BBVA se convertirá, con mucha diferencia, en el banco español con menor exposición inmobiliaria de las principales entidades del país”, añade.

Desde principios de 2017, BBVA ha sido una de las entidades financieras más activas en las ventas inmobiliarias mayoristas. La operación más relevante fue el acuerdo con Cerberus, una operación firmada en noviembre pasado y que se  cerrará previsiblemente en el tercer trimestre de 2018. El negocio inmobiliario contemplado en el acuerdo está compuesto por unos 78.000 activos inmobiliarios con un valor bruto contable de aproximadamente 13.000 millones de euros.

BBVA ha cerrado varias operaciones inmobiliarias más. La primera llegó en febrero de 2017: colocó una cartera de cerca de 3.500 inmuebles, conocida en el mercado como el proyecto ‘Buffalo’. Poco después, BBVA participó en la ampliación de capital no dineraria de Testa Residencial, con la aportación de alrededor de 1.500 viviendas. En marzo de 2017, vendió una cartera de 14 edificios de oficinas, operación llamada proyecto ‘Boston’. En mayo, tuvo lugar la venta de la Torre Puig, una de las mayores operaciones inmobiliarias de Barcelona. En julio, firmó un acuerdo con Metrovacesa Suelo y Promoción, por el que transfirió 108 terrenos para la construcción de viviendas por valor de 431 millones de euros. Ese mismo mes, vendió a Cerberus el proyecto ‘Jaipur’, una cartera de préstamos del segmento promotor, valorada en 600 millones de euros de valor nominal bruto. Y, en 2018, ha colocado un 27% de su participación en Metrovacesa, en la salida a bolsa de esta empresa.

Otras historias interesantes