España cuenta con cerca de 1.200.000 parados de larga duración. De larga duración se considera a aquellos desempleados que desean trabajar y que llevan más de un año apuntados en las listas de desempleo. Se dice que la búsqueda de empleo es en sí un trabajo, un hecho que se cumple aún más en el caso de quienes llevan mucho tiempo fuera del mercado laboral. Cada caso es único pero existen unos patrones generales que ayudan a revertir la desalentadora ausencia de llamadas por parte de los posibles empleadores.

La importancia de conocer

Igual te interesa…

entrevista curriculum cv trabajo recurso

El primer paso que se recomienda dar para cambiar la dinámica de una situación negativa en la búsqueda activa de empleo, pasa por dedicar el tiempo que sea necesario para conocer quién es uno mismo realmente como trabajador, cómo está el mercado al que se aspira a volver a formar parte y en qué lugar se puede tener mejor y más sencillo encaje dentro del mercado. Es, por tanto, esta primera etapa la de buscar información, realizar un sincero análisis de las posibilidades y profundizar en el momento actual que se encuentran todos los actores.

Para tener claro quién es uno mismo, se ha de realizar una labor de autoconocimiento que pasa por desgranar e incluso poner en entredicho aspectos como el CV (curriculum vitae), los conocimientos, las capacidades, los contactos personales y la formación. Resulta de gran ayuda profundizar en todos ellos y tratar de reordenar las ideas, extraer valores positivos y señalar los negativos para poder proponer los cambios necesarios para que vuelvan a destacar.

El mercado laboral puede cambiar sustancialmente de un año para otro, y por lo tanto es una obligación del que busca empleo conocer el momento preciso por el que pasa. Hay que saber cuáles son las tendencias, qué sectores pasan por sus mejores y peores momentos, cuáles son los empleos más demandados y los que apuntan a despegar próximamente y qué movimientos sectoriales y empresariales están ocurriendo a diario, asuntos que pueden afectar al devenir de cualquier oferta de empleo.

El tercer aspecto que requiere un indudable dominio es el del posicionamiento en el mercado laboral. Conocer dónde puede o no encajar cada uno como demandante de empleo en función de lo que pueda ofrecer, y qué es lo que demanda el mercado laboral.

La utilidad de unos sencillos consejos

Trabajada la fase del conocimiento, hay aspectos que sirven para situarse más cerca de revertir la dinámica negativa que se esté atravesando. Se trata de realizar varios pequeños cambios cuya suma agregada puede reportar un cambio de escenario a mejor.

  • Actualizarse

La búsqueda infructuosa de empleo durante un periodo prolongado invita a pensar que hay que actualizarse. Por lo tanto, en este sentido conviene buscarse cursos que sirvan para complementar la formación y la experiencia. En este punto es importante saber qué formación extra elegir; formarse por el simple hecho de hacerlo no suma ni está valorado.

Igual te interesa…

ESPAÑA UNIVERSIDAD SELECTIVIDAD:NAC43 BARCELONA, 12/06/2012.- Varios estudiantes esperan esta mañana en un aula de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona el reparto de los exámenes de las pruebas de selectividad, a las que este año se presentan un total de 30.338 estudiantes catalanes, 632 más que el año pasado. EFE/Marta Pérez

  • Mantenerse ocupado

Llevar mucho tiempo sin trabajar puede ser motivo de descarte inmediato si no se corrige con mantenerse ocupado y activo durante el paro. Inscribirse en alguna tarea de voluntariado o colaborar en la empresa de algún familiar son aspectos muy apreciados a incluir en el CV de alguien que busca trabajo desde el desempleo.

  • Aprender a buscar trabajo

Son muchas las guías prácticas redactadas por consultores expertos en la búsqueda de empleo. Suelen ser gratuitas y de su lectura siempre se extraen enseñanzas útiles para estar al día en esa ardua labor.

  • Cada día tiene su afán

Uno de los problemas más habituales a los que se enfrentan los parados de larga duración, es que pasado un tiempo todos los días se vuelven iguales. De ahí la importancia de contar con una planificación semanal, en la que se diseñen las tareas a realizar cada día. Por otra parte, tan importante es estar activo en el rastreo de trabajo como habilitar tiempos de descanso que permitan desconectar. Más horas de empeño no tienen por qué dar más frutos y pueden conducir al agotamiento psicológico.

  • El currículum

La presentación del CV es tan importante como su contenido y cuidar ambos al máximo es imprescindible.

Igual te interesa…

cv ordenador papel recurso

– Sólo tiene que haber un CV pero éste debe adaptarse para cada oferta de trabajo.

– Aunque el candidato posea una experiencia profesional muy amplia, el CV no debería contar en ningún caso con más de dos páginas de extensión.

– Cada vez más se valora la inclusión en el currículum de los logros obtenidos en los diferentes puestos de trabajo. Datos cuantitativos y cualitativos.

– El diseño del CV tiene que ser moderno y se recomienda presentarlo en PDF. Las presentaciones clásicas no llaman la atención e impiden destacar.

– El periodo de búsqueda es ideal para reunir cartas de recomendación de jefes de trabajos anteriores. Además, herramientas como LinkedIn o Infojobs permiten asimismo recomendaciones que el oferente de empleo podrá comprobar al entrar en el perfil público de cada candidato.

  • Una sólida formación digital

El mundo de hoy es digital y no tener los conocimientos suficientes en este campo convierte en invisible a quien demanda empleo. Los campos en los que debe mostrar destreza cualquier candidato van desde el conocimiento de las redes sociales o determinadas herramientas online, pasando por el Office (Word, Excel, Access) o los elementos multimedia. Si no se tiene el conocimiento, se debe adquirir para aspirar a volver al mercado.

  • Marca personal

Construirse su propia marca personal es un verdadero plus para llamar la atención de los que ofertan trabajo. Es una de las primeras tareas en las que debería embarcarse cualquiera al quedarse en el paro y no es en absoluto complicado. La manera más sencilla de ponerse a ello es abriéndose un blog en el que se vaya escribiendo sobre la materia en la que se es experto y llevar a su vez una estrategia seria en las redes sociales que refleje esa labor y refuerce la propia marca personal.

  • Saber quién está enfrente

Por último, aunque no menos importante, es imprescindible que el candidato sepa cuanto más mejor de la compañía en la que aspira a trabajar y el sector al que pertenece desde el mismo momento en el que responde a su oferta. Asimismo, debe preocuparse en todo momento en conocer los salarios de mercado del puesto en cuestión, puesto que de no ser así, en el caso de ser llamado a una entrevista podría dar la sensación de estar desactualizado.

* Para estar al día de las oportunidades de carrera en BBVA, accede a BBVA Careers y síguenos en LinkedIn.

Comunicación corporativa