Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 25 abr 2018

El cambio cultural favorece la innovación continua

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, ha hablado en el #DigitalChangeSpain en Madrid sobre cómo está gestionando BBVA el cambio digital de la organización. En su opinión, el cambio cultural interno es una de las fuerzas fundamentales de la transformación del sector bancario. Este cambio, ha destacado, favorece la innovación continua.

Dentro de su proceso de cambio interno, BBVA es hoy una organización más plana, más líquida y menos jerárquica, en la que se trabaja en entornos colaborativos. José Manuel González-Páramo ha detallado que la nueva forma de trabajar está pensada para crear experiencias increíbles para los clientes. ¿Cómo? en dos fases: en un primer paso se trabaja en el proyecto con metodología ‘agile’. El segundo elemento se denomina ‘3-6-9’: 3 días para identificar el equipo, 6 semanas para entregar un primer prototipo y un máximo de 9 meses para llegar a una solución en manos de los clientes.

La estrategia digital de BBVA, desde hace más de 10 años

En el marco del encuentro #DigitalChangeSpain, ha explicado que el cambio interno se engloba dentro de la estrategia de transformación digital que BBVA inició hace más de 10 años. Su objetivo es dar respuesta a la irrupción de nuevas tecnologías, los cambios en los patrones de los consumidores y los nuevos modelos de negocio y competidores.

Asimismo, ha recordado que BBVA tiene el objetivo de proporcionar un nuevo estándar en la experiencia de cliente, basado en tres pilares: conveniencia, anticipándose a las necesidades de los clientes; sencillez, con productos transparentes y fáciles de contratar; y asesoramiento, ayudando a los clientes a entender su salud financiera y tomar mejores decisiones respecto al dinero. Gracias a esto, en 6 de los 11 países en los que opera, el banco ha alcanzado un punto de inflexión en su transformación digital: más del 50% de los clientes son digitales.

BBVA desarrolla, además, nuevos modelos de negocio. Para ello, se ha apalancado en el ecosistema ‘fintech’ mediante adquisiciones; inversiones y una incubadora interna, en la que BBVA actúa, en la mayoría de los casos, como socio. En este contexto, considera que los nuevos competidores potenciales no son otros bancos, sino ecosistemas, de grandes compañías tecnológicas. “Para competir tenemos que transformarnos en una compañía tecnológica, probablemente en un ecosistema”, ha señalado.

Para competir tenemos que transformarnos en una compañía tecnológica, probablemente en un ecosistema

José Manuel González-Páramo

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, en el #DigitalChangeSpain

Los datos, un activo que los bancos deben proteger

Asimismo, José Manuel González-Páramo considera que, en la economía digital, la confianza sigue siendo la piedra angular y los datos de los clientes son un activo que los bancos deben proteger. “Los bancos tienen la confianza de sus clientes y la tienen que preservar”, ha dicho. Esta confianza depende de la capacidad de almacenar y proteger los ahorros y dinero de los depositantes y de proporcionar un servicio confiable, competitivo y eficiente.

Los bancos tienen la confianza de sus clientes y la tienen que preservar

El papel clave de los reguladores

Por último, José Manuel González-Páramo ha resaltado que en la transformación del sector financiero es fundamental el papel de los reguladores y supervisores, como frenos o conductores del cambio. “Trabajamos muy de cerca con los reguladores y supervisores para cumplir con sus visión y llegar a una situación en la que los bancos reinventados como compañías tecnológicas podamos seguir ofreciendo servicios financieros y no financieros a la altura de las expectativas”, ha explicado.

Trabajamos muy de cerca con los reguladores y supervisores para cumplir con sus visión y llegar a una situación en la que los bancos reinventados como compañías tecnológicas podamos seguir ofreciendo servicios financieros y no financieros a la altura de las expectativas

En su opinión, el mejor camino para la regulación financiera es encontrar un equilibrio entre la innovación y la protección frente a los riesgos existentes. Para ello, es necesario encontrar una solución de compromiso que sea consistente con el actual marco regulador, el ciclo de vida de la innovación y la participación de instituciones públicas y privadas.

Otras historias interesantes