El año está a punto de acabar y toca hacer resumen de lo que ha sido 2015 en términos de ahorro. Según los datos de la 3º Encuesta de Pensiones y Hábitos de Ahorro elaborada por el área de Asset Management y Pensiones de BBVA, el porcentaje de hogares españoles que ha conseguido ahorrar respecto a 2014 ha crecido del 43% al 48%. No obstante, ese porcentaje –que supone casi la mitad de hogares- ha ahorrado una menor cantidad que el año anterior.

En concreto, los hogares españoles consiguieron ahorrar una media de 309,6 euros mensuales el ejercicio anterior, frente a los 261,9 euros de 2015. Es decir, cada vez pueden ahorrar más personas en España, pero eso no se traduce en mayores cantidades de ahorro. Sin embargo, la encuesta destaca que es normal que cuando aumenta la “bolsa de ahorradores” disminuya la media de ahorro. Está claro que la mejora de la situación económica ayuda a que cada vez más personas puedan ahorrar, pero no implica que muchos ciudadanos hayan superado las dificultades para llegar a fin de mes.

Curiosamente, la franja de edad entre 18 y 25 años es la que más logra ahorrar a fin de mes –un 59% de los entrevistados-, mientras que la que menos lo hace es la que va de los 56 a los 65 años –un 39%-. Esto puede deberse a que, aunque los jóvenes lo tienen más complicado para acceder al mercado laboral, tienen menos cargas económicas que los más mayores.

Por comunidades autónomas, Aragón es la que más ahorra, con un 68% de respuestas afirmativas entre las 3.000 realizadas. Le siguen Cantabria -66%- y País Vasco -59%-.

Sí existe una cultura del ahorro

La sensación que tienen los españoles es de que ahora son capaces de ahorrar menos. Precisamente, el 64% de los encuestados piensa que ahorra menos que hace cinco años, aunque la brecha ha ido bajando en todas las encuestas realizadas por BBVA, pues en 2013 lo pensaba el 80% y en 2014, el 74%.

Igual te interesa…

Una de las conclusiones más importantes que arroja el estudio de BBVA es que en España sí existe esa cultura del ahorro de la que tantas veces oímos hablar y de la que, supuestamente, carecemos en este país. Según los datos de la encuesta, el 101% de los encuestados ahorra sin ningún fin concreto, es decir, se trata de un ahorro generalista, para tener un colchón ante posibles adversidades.

Este porcentaje ha ido creciendo en los dos años anteriores, por lo que podemos deducir que las consecuencias de la crisis han marcado a los españoles, que cada vez se preocupan más por su futuro financiero.

La jubilación es para descansar

Por otro lado, en la encuesta también se toca el tema de la jubilación. De hecho, incluye un prototipo de ahorrador de cara a ese momento. Se trata de un varón de menos de 45 años que ahorra una media de más de 250 euros mensuales. En concreto, el 63% de los españoles con esta edad ya ahorra para jubilarse, frente al 60% de hace un año. Los hombres de esta franja de edad lo hacen más que las mujeres -54% frente al 46%-, aunque el porcentaje se incrementa en ambos casos. El promedio mensual de ahorro es de 262 euros, una cifra que ha bajado un 15% en el último año.

Las comunidades en las que más se ahorra para la jubilación son las más pobladas: Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid. Al contrario de lo que ocurre en las menos pobladas: La Rioja, Navarra, Cantabria y Murcia.

Por otro lado, se ha preguntado a los entrevistados a qué asocian la idea de jubilación, y la mayoría lo hace con el tiempo libre –ocio, viajes, tiempo libre, etc-, aunque también están presentes los conceptos de salud, inseguridad o economía. La vinculación de la jubilación con el ocio se produce principalmente a partir de los 46 años, justo cuando se deja de lado esa inseguridad que pervive entre los 26 y los 45.

El 60% de los españoles piensa en dejar de trabajar del todo cuando alcance la edad de jubilación, una opción que prefieren los encuestados a partir de 36 años. Un 24% maneja la idea de trabajar toda su vida, pero es justo el que representa a la franja de edad más joven –menos de 35 años- y menos cansada de la vida laboral.

En cuanto a la seguridad que tienen respecto a su jubilación, el 51% de los encuestados cree que tendrá un nivel de vida adecuado llegado el momento, frente al 44% que opina lo contrario. Por ello, una tercera parte de los entrevistados admitía haber comenzado a ahorrar para la jubilación, sobre todo en Asturias y Navarra.

¿Y cuál es el modo más habitual de hacerlo? Los planes de pensiones ganan por goleada. Un 69% de los entrevistados que ya ahorraba para su jubilación lo hacía por este vehículo frente a otras opciones.

Uno de cada tres españoles asegura querer recibir información sobre su jubilación, sobre todo acerca del importe que le quedará –un 48%.-, antes que tener información general o conocimientos sobre la edad de retiro. Para ello, prefieren que esa información les llegue por Internet o por el correo electrónico antes que por correo postal.

La media de pensión que cree la mayoría que cobrará es de 912,6 euros. Un 31% asegura que cobrará un máximo de 600 euros, mientras que un 26% espera recibir entre 601 y 900 euros. Solo un 24% espera cobrar más de 1.000 euros. Los hombres creen que podrán cobrar mayor cantidad que las mujeres (1.054, euros de media frente a 758,2). Además, los más jóvenes tienen la percepción de que recibirán menores cantidades (758 euros de media) que los más mayores (1.018 euros de media). Eso sí, estas cifras se quedan lejos de la cantidad que ven necesaria para vivir, que ha arrojado una media de 1.241 euros.

Preocupación por el futuro de las pensiones

La crisis ha llevado al Gobierno a tocar la denominada “hucha de las pensiones” para poder hacer frente al gasto que conlleva, lo que ha generado una enorme inquietud en la sociedad. Tres de cada cuatro españoles afirman sentirse preocupados por el futuro de las pensiones públicas, aunque el nivel de incertidumbre se rebaja de forma leve desde 2013, apunta la encuesta de BBVA.

De momento, casi el 60% espera que este sistema público siga funcionando con normalidad en el futuro, pero muestran desconfianza hacia las reformas que en los últimos años se han aplicado para hacerlo posible.

Aunque la mayoría piensa que el futuro de las pensiones debe ser responsabilidad del Estado, cada vez va habiendo mayor conciencia de que es una responsabilidad compartida con la sociedad –empresas y ciudadanía-. Por ello, la edad en la que se empieza a ahorrar con el fin de tener una jubilación digna ya es de 31,8 años de media en España.

Aunque hay un descenso de un año respecto a 2014, si nos fijamos en los que ya están a punto de jubilarse –entre 56 y 65 años-, vemos una progresión, pues ellos empezaron a ahorrar a los 38 años, con lo que podemos concluir que la crisis económica ha servido para que cada vez nos demos cuenta antes de que la jubilación va a tender a depender más de nosotros mismos, con lo que es recomendable ponerse cuanto antes manos a la obra.

Comunicación corporativa