Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 20 nov 2019

Cinco tendencias en la transformación digital de la banca que hemos visto en 2019

¿Qué tendencias han marcado la transformación digital del sector bancario en 2019 y veremos en 2020? Cada día la banca se interesa más en los desarrollos que se dan en ciberseguridad, computación o gamificación. Disciplinas como el ‘pentesting’, la computación cuántica o el desarrollo con el motor Unity tienen un futuro prometedor por delante.

La tecnología y la banca quieren ir de la mano. Desde hace unos años, el desarrollo tecnológico de las llamadas ‘fintechaporta nuevas soluciones para el sector en campos como los pagos, los préstamos, la inclusión financiera o la ciberseguridad, entre otros.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en un reciente informe titulado ‘Fintech: the experience so far’, señalan que los desarrollos que van desde la inteligencia artificial a las aplicaciones móviles están “proporcionando nuevas soluciones que buscan aumentar la eficiencia, la accesibilidad y la seguridad de los servicios financieros”. En el año 2017, según el FMI, el sector invirtió 90.000 millones de dólares en tecnologías diversas y, de esta cantidad, un 20% fue a parar a empresas ‘fintech’ que trabajan en campos como el ‘blockchain’, la inteligencia artificial, los pagos y las criptomonedas.

Atentos y con el radar puesto, los bancos no quieren perder la oportunidad de ampliar tecnológicamente su negocio y mejorar la relación con sus clientes. En el informe ‘Radar de Innovación y Tecnología’, publicado por BBVA Next Technologies se recogen, entre otras cosas, algunos de los avances y novedades que están por venir en la transformación digital de la banca.

Computación cuántica

La computación cuántica y la banca empiezan a dar sus primeros pasos juntos. Nos encontramos ante un nuevo modelo de procesamiento de datos que permitirá resolver en minutos problemas que antes llevaban meses. Basada en cúbits o bits cuánticos, esta tecnología puede ayudar al sector financiero a encontrar respuestas más rápidas a todo lo relacionado con el riesgo y los estudios de inversión. También se verá afectada la ciberseguridad: se deberán crear barreras y algoritmos y nuevos tipos de criptografías para evitar ataques desde computadores cuánticos.

Aún hoy, esta tecnología es incipiente y únicamente Google, IBM, Intel o Microsoft han realizado avances sustanciales. Pese a ello, el BBVA y el CSIC iniciaron recientemente una colaboración para investigar el potencial de esta nueva tecnología y las oportunidades que la computación cuántica puede ofrecer al sector bancario.

Criptografía homomórfica

La seguridad en la transferencia de datos a través de claves y cifrados criptográficos es uno de los pilares de cualquier empresa, también del sector bancario. La criptografía homomórfica es un paso adelante en este terreno. Esta nueva tecnología permite la lectura y la operación de datos cifrados sin necesidad de descifrarlos antes. ¿Por qué la banca debería estar atenta a esta tendencia? Los datos, muchos de ellos encriptados, son enviados, recibidos y trabajados cada hora. Gracias a este nuevo encriptado, se elimina la posibilidad de pérdida o mal uso de los datos cuando se reciben (se descifran) y se vuelven a enviar (se vuelven a cifrar). La eliminación de claves da una mayor seguridad a la transferencia y elimina posibles daños.

Innovación en ‘pentesting’

El ‘pentesting’ es un test que se realiza sobre las propias máquinas por los expertos en seguridad de una empresa para encontrar vulnerabilidades y trabajar sobre ellas para evitar un ataque externo. En el mundo informático también se conoce como ‘hackeo’ ético, ya que los expertos informáticos actúan sobre las máquinas como si de un test de estrés se tratara para mejorar su seguridad.

La novedad que presenta el conocido como ‘Intelligent Automatic Pentesting Assurance’ es que estas pruebas se realizan de forma automática durante la propia instalación del  ‘software’ y mientras se crean las redes de seguridad. Esta automatización se lleva a cabo gracias a algoritmos de ‘machine learning’. A medida que las amenazas a la seguridad se hacen más sofisticadas, los algoritmos de aprendizaje automático ofrecen una defensa más eficiente porque pueden adaptarse de forma más rápida a circunstancias que antes desconocíamos. La banca está muy atenta a estas novedades para mejorar sus redes y ser puntera en soluciones de seguridad.

Unity

Es una plataforma de creación de contenidos 3D, realidad virtual y realidad aumentada en tiempo real conocida por su fuerte implantación entre la comunidad de ‘gamers’. Pero la plataforma de Unity y toda la comunidad de personas y empresas que la forman están abiertas a la creación de herramientas y contenidos través de un kit de desarrollo de ‘software’ (SDK) para otros sectores, como el automovilístico, el marketing o el cine. El sector bancario, como destaca el informe de BBVA Next Technologies, debe estar muy pendiente de Unity porque es “la herramienta más comúnmente usada para abordar proyectos en todos los ámbitos”. Además, Unity une talentos entre su comunidad y cuenta con 3.000 millones de dispositivos conectados en el mundo, según su propia web. Entre los socios de Unity encontramos a gigantes de la tecnología y el entretenimiento como Apple, Sony, Microsoft, Google e Intel, entre otros.

AR nativo

La realidad aumentada llegó a nuestra vida como una experiencia de entretenimiento y gracias a los ‘smartphones’ pudimos cazar Pokemons o mirar a las estrellas y las constelaciones de otra manera. Desde hace unos años, podemos encontrarla en actividades como la búsqueda de pisos (BBVA lanzó la app Valora View) o en la medición de habitaciones. Google y Apple han desarrollado sus propias herramientas (ARcore y ARkit, respectivamente) para ir creando experiencias en todos los ámbitos.

Los avances en la realidad aumentada, como destaca el informe de BBVA Next Technologies, son impresionantes: “Han evolucionado de manera notable en solo dos años, añadiendo funcionalidades como la detección de luz ambiental o de planos en diferentes ángulos de inclinación”. Aunque aún queda un reto por alcanzar: integrar la realidad aumentada en las ‘apps’ que no son exclusivamente para este propósito sin necesidad de descargar otra ‘app’. Lo que conocemos como AR nativo. Ningún sector que base parte de su negocio en la interacción con el ‘smartphone’ puede perder de vista las posibilidades y el desarrollo de la realidad aumentada.

Otras historias interesantes