Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología Act. 16 ago 2017

El 'cloud computing' conquista (también) a los pequeños comercios

cloud nube datos bigdata tablet recurso bbva

Grandes 'retailers' del mundo como Amazon apostaron por la nube desde el primer momento. Ahora, como destaca el estudio "eEspaña - La transformación digital en el sector retail" de la Fundación Orange, la práctica totalidad de los procesos de renovación de los sistemas de TI (Tecnología de la Información) de los comercios introducen soluciones 'cloud'.

De la nube los comercios destacan, entre otras, los datos que se les proporciona del cliente. Como destaca el informe "eEspaña - La transformación digital en el sector retail" de la Fundación Orange, “la capilaridad (sistemas, terminales, empleados, etc.) y potencialidad del 'cloud', unido a las posibilidades del big data y de las analíticas de datos, hacen posible conocer mejor al cliente y a la competencia, así como predecir tendencias en o influir en sus decisiones de compra”. Ayudan a vender más, en definitiva.

Información como "la búsqueda en las redes sociales de lo que los clientes dicen sobre ellos y sobre sus competidores, la promoción de productos aprovechando eventos sociales, el seguimiento de los movimientos de los clientes por la tienda, el análisis del número de personas que se paran delante de cada estantería o la instalación de cámaras en los aparcamientos para detectar matrículas y averiguar qué cliente está a punto de entrar en la tienda” son algunos de los ejemplos de fuentes de datos que las tiendas están empezando a capturar y a procesar para mejorar su actividad.

El informe también incide en  cómo las tiendas físicas avanzan hacia el mundo 'online' y hacia una mejor experiencia de cliente con, por ejemplo, espejos virtuales situados en probadores inteligentes y conectados a los wearables de las empleados.

Unos espejos que permiten  mostrar al cliente los modelos, colores o complementos con los que puede combinar la ropa que se está probando y solicitarlos a los empleados de la tienda, que disponen de dispositivos wearables conectados al espejo.
Las etiquetas RFID de las prendas permiten mostrar en pantallas táctiles dentro de los probadores los productos que han elegido los clientes. Y los empleados de las tiendas, que disponen de terminales móviles, pueden acercar a los probadores los productos solicitados en tiempo real.

El estudio también señala que el uso de la IoT en el comercio minorista puede tener un impacto económico de 1,06 billones de euros en 2025.

Para leer el informe completo

Otras historias interesantes