Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El cacao orgánico, motor de desarrollo en República Dominicana

La relación del chef Jordi Roca y el cacao viene de lejos. El chocolate siempre ha sido uno de sus ingredientes fetiche y su pasión por este producto le ha llevado a recorrer diversos lugares de América Latina para conocer su origen. Después de visitar Perú, Colombia y Ecuador, ahora le llega el turno a República Dominicana, donde el repostero de El Celler de Can Roca ha aterrizado para profundizar en su estudio del chocolate en uno de los principales países productores de cacao de la región. De la mano de la Fundación Microfinanzas BBVA, el cocinero está conociendo a pequeños productores a los que el cacao ha cambiado sus vidas.

Según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el 90% de la producción de cacao en América Latina está en manos de pequeños productores. República Dominicana es el primer productor de cacao orgánico de la región, y el octavo en todo el mundo. Jordi Roca ha podido recorrer y ver de cerca algunos de estos cultivos, como los de Leonel Evangelista, en la región de El Seibo. Banco Adopem, entidad dominicana de la Fundación Microfinanzas BBVA, ha apoyado a Leonel en su iniciativa cacaotera, que le permite vender pulpa de cacao orgánico como productor certificado a uno de los mayores exportadores del país. Como agricultor visionario, Leonel ha implantado técnicas de buen manejo siguiendo las recomendaciones de la Asociación de Cacaocultores, lo que le ha permitido obtener varios reconocimientos internacionales.

“Es increíble ver cómo el cacao puede transformar la vida de las personas y su entorno, especialmente con el apoyo de entidades como las de la Fundación, que les acompañan e impulsan su progreso”, ha afirmado Jordi Roca tras conocer a Leonel. En este viaje al origen del chocolate, el reputado repostero busca, además, dar más visibilidad a esos pequeños productores: “Hay que darles la importancia que merecen, especialmente cuando en la mayoría de los casos, el cacao es la oportunidad que tienen para salir adelante y dar un futuro mejor a los suyos”.

Jordi Roca en el cacaotal de Leonel Emilio Evangelista, cliente de la Fundación Microfinanzas BBVA y productor de cacao orgánico en Magarín, El Seibo - BBVA

Cacao dominicano

Dora Berroa es otro buen ejemplo. Esta emprendedora encontró en la Fundación Microfinanzas BBVA el apoyo que necesitaba para progresar y aspirar a más cuando hace cinco años pidió un crédito de unos 260 euros, el primero de otros cuatro créditos, para poder abrir pronto su propia “fábrica de dulces”. Dora endulza todo lo que que cae en sus manos, elabora desde los más tradicionales como de leche, coco y guayaba hasta otros más originales como los de carambola o cáscara de chinola. Además de cultivar cacao orgánico, produce y vende algunos productos derivados de este fruto, como las bolas artesanales de cacao y, en especial, el vino de cacao.

En República Dominicana hay 400.000 productores de cacao; de ellos, el 16,5% cultivan cacao orgánico. Sin embargo, según el Ministerio de Agricultura, uno de los principales problemas que enfrentan son los bajos niveles de productividad por la falta de recursos.

Jordi Roca con Dora Berroa, clienta de la Fundación Microfinanzas BBVA, enseña a Jordi Roca el vino de cacao que produce - BBVA

“La visita de Jordi Roca supone un apoyo a los pequeños productores dominicanos, que viven en zonas remotas y que se enfrentan a condiciones de vida muy difíciles. De los 400.000 emprendedores de bajos ingresos a los que atendemos, 1.500 son productores de cacao. Además, de los clientes de crédito, el 62% son mujeres, el 42% vive en entorno rural y el 58% sólo tiene educación primaria, como máximo”, ha asegurado la presidenta de Banco Adopem (entidad dominicana de la FMBBVA), Mercedes Canalda.

La presencia de Jordi Roca en el país impulsa la visibilidad de este tipo de emprendimientos. El chef, que aprovechará su visita para aprender y profundizar en la cultura y gastronomía del país, ha impartido una conferencia en el Ministerio de Relaciones Exteriores para estudiantes de gastronomía y prensa, y hasta el jueves, recorrerá varias zonas del país para conocer la realidad de pequeños productores y agricultores, como Diana Céspedes, a la que visitó la Reina el año pasado, o Maribel Merán, que elabora dulces caseros típicos de la región.

Otras historias interesantes