Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 27 dic 2017

Cómo evitar los errores que llevan a las estrellas del deporte a la ruina

¿Por qué muchas estrellas del deporte millonarias acaban declarándose en bancarrota? ¿Qué hacen para que sus cuantiosas fortunas se esfumen dejándoles sin opciones para el futuro? Las razones son variadas y conviene analizarlas detenidamente para no caer en los mismos errores.

Hace ocho años, la revista especializada Sports Illustrated levantó la alfombra de las finanzas de las grandes estrellas del deporte, descubriendo una realidad que la publicación calificaba como “difícil de creer” y que resumía con cierta ironía: “Con recesión o sin ella, muchos jugadores de la National Football League (NFL), National Basketball Association (NBA) y Major League Baseball demuestran una gran inclinación a perder gran parte o la totalidad de su dinero. Da igual cuánto ganen. Y las formas en que lo echan todo a perder son sorprendentemente similares”.

La situación, que reflejaba el reportaje, tenía tintes de pandemia. El 78% de los exjugadores de la NFL se declaraban en bancarrota o en situación de estrés financiero a los dos años de su jubilación y aproximadamente el 60% de los jugadores de la NBA estaban arruinados a los cinco años de su retiro. Lejos de ser una situación del pasado o una consecuencia más de la crisis global económica, estudios más recientes han demostrado que la situación no se ha revertido. En 2015, The National Bureau of Economic Research publicaba un informe en el que revelaba que cerca del 16% de los jugadores de la NFL, activos entre los años 1996 y 2005, se declaraban en quiebra a los doce años de su jubilación. Mientras tanto, los informativos de medio mundo retransmitían, ante los atónitos espectadores, las caídas financieras de multimillonarios de multitud ídolos del deporte.

Viendo esta situación, es inevitable preguntarse: ¿Cómo se puede ser millonario a los 20 y no tener nada a los 40? Las respuestas son variadas, pero todas ellas sirven para hacer examen de conciencia y no repetir los errores de muchas estrellas del deporte.

Fardar sale caro

El público está acostumbrado a los grandes excesos de las estrellas del deporte. Es fácil ver imágenes de ellos conduciendo coches deportivos, organizando fiestas en sus mansiones, luciendo ropa de grandes marcas… ¿A qué se debe ese comportamiento? En el documental ‘Broke’, que analiza las claves de la ruina económica de los deportistas, la exestrella de la NBA Jamal Mashburn lanzaba un dardo en el centro de la diana: “Te pones una de esas cadenas de oro gordas en el cuello porque esa es la única manera de demostrar a la gente que has tenido éxito”.

Es fácil perder la cabeza ante un ingreso extraordinario o un aumento de sueldo. Sin embargo, caer en la ostentación, el capricho constante y las compras impulsivas, solo pueden llevar a perder el control sobre el presupuesto y hacer que las metas de ahorro se esfumen. No hay que olvidar que la manera en la que se gestione el dinero en el presente, marcará la calidad de vida que se tenga en el retiro. El éxito, en este caso, no pasaría por lucir joyas sino por asegurar un futuro financiero sin sobresaltos para cada persona y su familia.

Asesores de confianza

Discotecas, clubes de ocio, restaurantes… Las estrellas del deporte no escatiman millones para sacar adelante costosos negocios que suelen acabar en desastre. “Los deportistas deciden invertir donde invierten sus amigos. No piensan ni por un momento si se trata de una buena inversión”, explicaba el asesor financiero Ed Butwosky en ‘Broke’. Butwosky acertaba de pleno: una de las causas principales de la ruina de las estrellas deportivas es dejarse aconsejar por asesores o amistades con pocos escrúpulos. El resultado es catastrófico para sus finanzas.

Antes de tomar una decisión de inversión o de ahorro para la jubilación, conviene dejarse asesorar por profesionales especializados y nunca guiarse por intuiciones o consejos poco fiables por parte de terceros. Jamás se debe firmar el contrato de un producto que no se comprenda del todo y, una vez hecha la operación, hay que solicitar información periódica sobre el estado de la inversión o del producto contratado.

Ahorrar para la jubilación

Cuando se trata de gastar el dinero, muchos deportistas se centran en el aquí y ahora por lo que no planifican correctamente para el futuro. El problema estriba en que estos profesionales están en activo durante la mitad del tiempo que la mayoría de los trabajadores. Por lo tanto, tal y como explica BBVA Mi Jubilación, deberían planear minuciosamente su retiro, ahorrar y tener visión a largo plazo.

Para los deportistas y los que no lo son, la jubilación es una carrera de fondo. Conviene asesorarse para contratar productos que ayuden al ahorro y ser perseverantes aportando cantidades periódicas hasta que llegue el momento del retiro.

Educación y más educación

Para evitar seguir siendo testigos de cómo sus deportistas caen en la ruina, NFL’s Player Engagement Program lanzó en 2015 la iniciativa Personal Finance Boot Camp. El objetivo de estos campamentos financieros, que siguen funcionando, es educar a los jugadores en el manejo de sus finanzas y sus estilos de vida. En este caso, la formación es clave para unos jóvenes que se ven millonarios a edades muy tempranas y carecen de herramientas para manejar su dinero, lo que deriva en terribles consecuencias para ellos.

Conocer los conceptos financieros, aprender a confeccionar presupuestos, estar bien informados… son las claves para no caer en la bancarrota. Es probable que nunca se tengan los ingresos de las grandes estrellas del deporte, pero con una base sólida de conocimientos es mucho más probable tener una vida financiera y un retiro tranquilos. Y como para tener la mejor educación financiera, es necesario estar bien informado, en el Centro para la Educación y Capacidades Financieras se encuentra disponible toda la información relevante sobre educación financieraen el mundo.

Otras historias interesantes