Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech

Fintech

Cajero banco dinero recurso

BBVA está renovando su parque de cajeros automáticos con un nuevo modelo que permite que los mismos billetes que ingresan los clientes, se puedan reutilizar para las retiradas de efectivo. El banco es pionero en España con esta solución, que contribuye a ofrecer el mejor servicio a los clientes desde el canal que ellos elijan. Además, BBVA ha evolucionado la experiencia de usuario, para que los clientes que utilicen los cajeros lo hagan de manera más sencilla, rápida y cómoda.

2016 es el año de Cervantes, Shakespeare y El Bosco. Y estos tres grandes genios están ya protagonizando las conversaciones en todo el mundo. Quienes no quieran esperar a la gran exposición sobre El Bosco que el Museo del Prado inaugura en el mes de mayo -con patrocinio de la Fundación BBVA- o necesiten refrescar sus conocimientos para no quedarse al margen, pueden hacerlo ya desde el móvil gracias a estas cuatro aplicaciones.

Ante una urgencia doméstica que requiera de la visita de un profesional, no disponer de dinero en efectivo puede ser un problema grave. Es por ello que tener en casa un punto de venta móvil puede sacar de un apuro ante este tipo de situaciones.

Hace unos meses abandoné Simple, la empresa que cofundé en 2009  y me cogí un tiempo libre – durante el cual visité India con mi hija Asha- para después incorporarme a BBVA en el nuevo puesto de responsable de Open APIs.

En las reuniones sociales, cuando hablo de este cambio, a menudo me encuentro con miradas extrañadas que me preguntan “¿por qué?”. ¿Por qué habría de abandonar una empresa joven, un negocio financiero de rápido crecimiento que yo mismo he fundado para ir a trabajar a un banco?

Un billete de 500 euros no se ve habitualmente, pero ahora puede que terminen desapareciendo del todo. Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin), estudiaron en su última reunión la posible retirada de los billetes de 500 euros de circulación. Esta posibilidad ya está en estudio, también, por parte del BCE. ¿El motivo? Ayudar a reducir las fuentes de financiación de actividades ilegales.