Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Francisco González: “Necesitamos dotar de criterio ético a las máquinas más sofisticadas”

Francisco González, presidente de BBVA,  ha entregado los Premios de Investigación que conceden la Sociedad Científica Informática y la Fundación BBVA. En su primera edición, los galardones han reconocido el trabajo de seis jóvenes doctores que realizan investigación de alta calidad en España.

La ceremonia, celebrada en la sede madrileña de la Fundación BBVA, ha servido para destacar cómo la informática ha supuesto todo un cambio de paradigma tecnológico, económico y social, y también para señalar los retos que esto conlleva.

La informática, al poner la información al alcance de todos, y gracias al abaratamiento de los dispositivos, está demostrando ser una tecnología altamente democratizadora, alterando la organización de las empresas, el consumo, la comunicación, el entretenimiento, la generación de conocimiento, el acceso y cuidado de la salud y las relaciones personales”, ha afirmado Francisco González.

Estamos a las puertas de rebasar lo que Herbert Simon, uno de los padres de la inteligencia artificial, predijo hace varias décadas: cohabitar el planeta con computadores”

Sin embargo, “ninguna transformación radical está exenta de retos”, ha añadido el presidente de BBVA. “Estamos a las puertas de rebasar lo que Herbert Simon, uno de los padres de la inteligencia artificial, predijo hace varias décadas: cohabitar el planeta con computadores. Al acercarnos a esos niveles de actuación inteligente nos hemos hecho conscientes de que precisamos dotar a las máquinas más sofisticadas de criterio ético”.

Otro gran desafío, en opinión de Francisco González, es el riesgo del aumento del desempleo: “La solución pasa por fomentar, mejorar, adaptar, impulsar al máximo, la formación (…) Para convertir los retos de esta revolución digital en oportunidades, es preciso ofrecer a las futuras generaciones los conocimientos que les permitan adaptarse a los nuevos perfiles profesionales”.

Cuidar y atraer el talento, también el de las mujeres

Tanto Francisco González como Antonio Bahamonde, presidente de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE), han resaltado el alto nivel alcanzado por la investigación en informática en España, y han recordado la necesidad de seguir atrayendo talento.

“Los seis jóvenes galardonados demuestran que en España hay grandes dosis de talento investigador en informática”, ha dicho Francisco González. Su labor “es fundamental para que nuestro país sea un actor de primera línea en la presente revolución”.

Para Bahamonde, “la informática no solo se hace con computadores, se hace sobre todo con talento; deberíamos potenciar el talento y ser capaces de atraerlo”. Y ha destacado también la necesidad de “atraer vocaciones femeninas a los estudios de las llamadas STEM, en particular a los de informática. No podemos prescindir del talento de la mitad de la población”.

Seis trabajos originales y creativos

En esta edición inaugural de los premios, los ganadores son seis investigadores que han logrado desde a aplicar la inteligencia artificial a los trasplantes de órganos y a la sostenibilidad de la agricultura, hasta generar automáticamente previsiones meteorológicas; aplicar el big data a la lucha contra enfermedades como el mal de Chagas; impulsar la realidad virtual; u optimizar el rendimiento de los superordenadores.

Cristóbal Camarero, de la Universidad de Cantabria, investiga cómo mejorar las interconexiones entre los procesadores de un supercomputador para optimizar su rendimiento, así como en la demostración automática de teoremas y en aplicaciones en banca.

Elena Garcés, de la Universidad de Zaragoza y actualmente investigadora posdoctoral en Technicolor (Rennes, Francia), ha desarrollado algoritmos para el tratamiento digital de imágenes que resultan de gran interés para el cine y el desarrollo de programas de realidad virtual.

Josué Feliu Pérez, de la Universidad Politécnica de Valencia, ha mejorado la eficiencia de un tipo de procesadores (llamados multinúcleo) presentes hoy tanto en los teléfonos inteligentes como en grandes centros de cálculo.

Petar Jovanovic, de la Universidad Politécnica de Cataluña, es autor de aplicaciones para análisis de Big Data que ya usa la Organización Mundial de la Salud (OMS) para erradicar enfermedades como el mal de Chagas en países en vías de desarrollo.

María Pérez Ortiz, de la Universidad de Córdoba y actualmente en la Universidad de Cambridge (Reino Unido), ha desarrollado aplicaciones innovadoras en áreas tan diversas como la agricultura sostenible, los trasplantes de órganos, el cambio climático y la oncología.

Por último, el trabajo de Alejandro Ramos Soto, de la Universidad de Santiago de Compostela, ha dado lugar a Galiweather, un sistema que traduce a lenguaje natural los datos de los técnicos de la agencia meteorológica gallega y produce así automáticamente 314 previsiones del tiempo diarias, una por cada uno de los municipios gallegos.

Otras historias interesantes