Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La Fundación BBVA premia al economista Martin Ravallion, pionero en la medición de la pobreza

En los noventa, Martin Ravallion cuantificó en 1 dólar diario , el umbral de pobreza extrema, por debajo del cual la supervivencia para una persona no era posible. Esta fue una de las conclusiones principales de este economista australiano, merecedor del Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cooperación al Desarrollo que ha conseguido cuantificar el umbral de la pobreza.

El trabajo de Ravallion ha supuesto un antes y un después cuando se habla de pobreza, ya que ha permitido que se deje de tratar este enorme problema en términos abstractos o subjetivos. “Lo que no se mide no puede ser mejorado”, afirmaba el jurado de los premios, recordando la frase de Lord Kelvin.

El trabajo de este economista australiano, cuyas líneas de investigación tienen su origen en una infancia muy humilde, ha sido premiado también por su análisis de la relación entre desigualdad y pobreza. Ravallion ha sido capaz de demostrar, a partir de observaciones en distintos países, que el crecimiento es una condición necesaria para reducir la pobreza. Sin embargo, afirma que, en contextos de alta desigualdad, es necesaria la acción complementaria de las políticas sociales. Su contribución en este caso queda patente en el acta del jurado: “Gracias al trabajo de Ravallion ha sido posible diseñar políticas públicas de lucha contra la pobreza extrema con metas más claras, incluida la de su eliminación”.

Los Objetivos del Milenio y los más recientes Objetivos para el Desarrollo Sostenible han podido apoyarse en sus indicadores para fijarse una de sus metas, acabar con la pobreza extrema en 2030. Ravallion se muestra optimista ante este reto; “estamos de hecho en el camino correcto”. Sin embargo, alerta de las amenazas que pueden impedir este importante logro: el cambio climático, la recesión global y el aumento de la desigualdad.

Inclusión financiera

En esta línea de lucha contra la desigualdad, BBVA ha llevado a cabo en los últimos años varias iniciativas de inclusión financiera para ayudar a paliar la exclusión. Una de las más importantes ha sido la creación, en 2007, de la Fundación Microfinanzas BBVA, que tiene como objetivo promover el desarrollo económico y social sostenible de las personas más desfavorecidas de la sociedad, a través de las microfinanzas productivas. Actualmente, esta fundación atiende a cerca de 1 millón de clientes en América Latina, con un impacto en la vida de más de 6,9 millones de personas.

Además, en países como México, Colombia o Venezuela, BBVA busca fomentar el ahorro de las personas, incrementar su cultura bancaria y facilitarles el manejo de las finanzas personales. Para conseguirlo ofrece cuentas de bajo costo, fomenta el uso de canales distintos a las sucursales e innova en plataformas tecnológicas. En Estados Unidos, BBVA Compass participa en la iniciativa Bank On, que tiene como objetivo facilitar el acceso de personas desfavorecidas a los servicios financieros. Por su parte, en España, BBVA acompaña a las personas inmigrantes en su integración financiera, para ayudarlas a avanzar y adaptarse a sus necesidades.

Otras historias interesantes