Money20/20 Asia, uno de los eventos de referencia del calendario ‘fintech’ mundial, acaba de celebrar una nueva edición en Singapur con una misión inequívoca: desvelar el futuro de los servicios financieros.

Igual te interesa…

Como es de esperar, los grandes actores de la banca acuden a estos eventos para ofrecer su visión sobre cómo será su relación con los clientes en el futuro. Sin embargo, a menudo el mejor barómetro que indica hacia dónde evolucionará el sector bancario se encuentra en empresas más bien secundarias: las ‘startups’ para quienes la innovación es un negocio de vida o muerte.

Para la comunidad de ‘startups’, estos grandes encuentros —aunque la organización de Money20/20 Asia no ha entregado cifras oficiales, se calcula una asistencia de varios miles de participantes— son una gran oportunidad para acercarse a potenciales clientes, inversores y colaboradores.

De hecho, esa es precisamente la razón por la que BBVA está aquí. Como banco, BBVA tiene una reputación internacional de líder en banca digital, y es reconocido como un activo colaborador de la comunidad ‘fintech’. Por este motivo, Money20/20 supone una oportunidad para iniciar y reforzar vínculos con aquellos que están a la vanguardia de los servicios financieros.

Es exactamente lo que hizo BBVA la semana pasada. Sus representantes se reunieron con una amplia gama de empresas, desde proveedores de identidad biométrica, firmas de inteligencia artificial especializadas en ‘chatbots’, hasta compañías asesoras de inversión que utilizan las redes sociales como una forma de evaluar el perfil de riesgo (de un cliente), y grandes firmas de inversión que están en búsqueda de socios potenciales.

BBVA también tuvo la oportunidad de provocar. El responsable global de Customer and Client Solutions, Derek White, ofreció una presentación titulada ‘¿Pueden los bancos ser una amenaza para las grandes firmas tecnológicas?’. Su objetivo era mostrar cómo BBVA está cambiando tanto su modelo de negocio, como sus procesos y estructuras, para crear productos centrados en el cliente que combinan datos y dinero, de manera amable para el usuario y con el objetivo de aportar más valor a sus clientes.

Derek White, responsable global de Customer and Client Solutions, durante su presentación en Money20/20 Asia.

Money20/20

En esta ocasión, BBVA también ayudó a dar visibilidad a algunas de las ‘startups’ que han participado en Open Talent, la competición de referencia del mundo ’fintech’. Para ello, invitó a cuatro finalistas de ediciones anteriores, entre ellos, Change, ganador del año pasado. El objetivo: ayudarles a incrementar su presencia en la escena internacional y conseguir nuevas oportunidades de negocio.

El reto de proteger la identidad

El banco también protagonizó un panel de expertos dedicado a las identidades digitales en el futuro, donde el interrogante fundamental fue cómo construir sistemas potentes para proteger y validar la identidad en un contexto en que las interacciones en persona están siendo sustituidas por una versión puramente digital. El debate planteaba preguntas sobre cómo se debería gestionar un sistema de identidad: ¿un sistema cerrado en manos de los gobiernos?, ¿o uno más abierto gestionado por compañías como los bancos, a quienes se les exigen fuertes medidas de comprobación? O quizás, ¿evolucionar hacia un modelo descentralizado donde el individuo gestiona su propia identidad y se utiliza ‘blockchain’ como un elemento clave para realizar la validación?

Uno de los aspectos más interesantes de los tres días de Money20/20 Asia fue conocer cómo y dónde otros sectores están comenzando a hacer incursiones en el negocio bancario. Ya es conocido que compañías como Amazon o Facebook están explorando sus opciones en este terreno. De hecho, Facebook obtuvo recientemente una licencia de banca electrónica en Irlanda, que puede permitirle entrar en el mundo de los pagos en la Unión Europea.

En este sentido, llamó la atención que Diana Layfield, vicepresidenta de Next Billion Users de Google, dijera que su empresa no tiene intención de convertirse en banco. Según afirmó, su estrategia está en trabajar con bancos y ‘startups fintech’ para construir un futuro juntos. No obstante, durante el evento sí hubo una gran empresa que presentó el lanzamiento de un banco: la aerolínea de bajo coste Air Asia, del emprendedor Tony Fernandes, quien estuvo a cargo del cierre del evento.

Air Asia ha creado Big Pay, su propia ‘startup’ bancaria, cuyo objetivo es aprovechar la información que recopila de sus clientes para ofrecerles servicios bancarios personalizados.

Volviendo al tema abordado por Derek White, de BBVA —el poder de los datos para mejorar la vida de los clientes y aportarles valor añadido— Air Asia y Big Pay apuestan por que los datos que los clientes les proporcionan en términos de vuelos, hábitos de gasto y, por supuesto, las compras realizadas en el avión (no se acepta efectivo), les sirvan para encontrar un propuesta de valor única.

Igual te interesa…

bbva open talent 2018 fintech recurso bbva

A modo de resumen de Money20/20 Asia, Derek White señaló que “para mí los tres grandes temas fueron la frontera cada vez más difusa entre los diferentes sectores económicos; el valor creciente y el énfasis en los datos; la forma en que gestionaremos las identidades del futuro, fluidas, digitales; y sobre todo, las alianzas que se crearán entre los grandes jugadores y los nuevos entrantes”.

White cree son “excelentes noticias para BBVA” porque el banco lleva ya un tiempo poniendo el énfasis precisamente en esos temas. “Por ejemplo, el ecosistema que hemos creado, los productos y servicios que hemos desarrollado y que han ganado premios y nuestro enorme compromiso para promover alianzas con el sector ‘fintech’ son un buen ejemplo de ello. Es evidente que el futuro de los servicios financieros tendrá mucho más que bancos, pero esto en definitiva es una gran noticia para la banca, los socios, los reguladores y más importante aún, para los clientes”.

Comunicación corporativa