Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 10 ene 2018

Google, Amazon, LG y Toyota se suman al gran bazar del CES 2018 en Las Vegas

Cada año unas 180.000 personas se reúnen en la feria de electrónica de consumo más famosa del mundo: CES de Las Vegas. Allí se muestran, con gran espectacularidad, las últimas creaciones de las grandes marcas, las extravagancias de las más pequeñas y las tendencias que definirán las próximas olas de dispositivos electrónicos de audio, imagen, hogar y automoción.

Google y Amazon acaparan el protagonismo este año con su carrera por diseñar el mejor altavoz con inteligencia artificial, una batalla que recuerda a otros enfrentamientos históricos como Mac (Apple) vs. PCs o Android contra iOS. Tradicionalmente Google y Amazon no asistían a Las Vegas, pero ahora se han dado cuenta de que el mercado de asistentes virtuales y automatización del hogar les obliga a “mezclarse” con los ‘partners’ que participan en sus proyectos. Y Amazon tiene una ligera ventaja porque ha conseguido más socios.

También el sector automovilístico busca su momento estelar (este año destacarán los coches eléctricos) y la electrónica de consumo, encabezada por los televisores, quiere sorprender con sofisticadas tecnologías. Más importante aún, los organizadores del CES y sus participantes sostienen que el internet de las cosas verá este año un importante impulso hacia la realidad cotidiana.

Una de las características de este evento es que no todas las tecnologías que se presentan están necesariamente en fase comercial. Muchos de los escenarios se llenan cada año de prototipos o ideas de producto, que aún no tienen fecha para salir al mercado, pero que dan una idea de hacia dónde se dirige el sector.

Pantallas flexibles y con (más de una) IA

Un ejemplo de ello es el televisor de 65 pulgadas que se enrolla como un póster, presentado este año por LG, y cuya salida comercial aún no tiene fecha. Otro de los anuncios de la marca coreana ha sido la integración en sus televisores de este año de los asistentes virtuales de Google y Amazon, Assistant y Alexa, además del desarrollo de su propio asistente, ThinQ, que permitirá a los usuarios emplear la voz para buscar y reproducir contenidos en los televisores.

The-wall-TV-samsung-CES-2018-BBVA

Imagen del televisor ‘The Wall’, con tecnología MicroLED, durante CES 2018.

Por su lado, Samsung ha presentado un nuevo televisor modular de descomunales dimensiones al que han bautizado ‘The Wall’, con 146 pulgadas y que emplea la tecnología MicroLED (aunque de micro no tiene nada). La denominan “modular” porque, según explica Samsung “los usuarios pueden añadir o quitar módulos para hacer sus televisores más grandes o pequeños […], con cero impacto en el desempeño de la pantalla”.

Además, ambos fabricantes han anunciado el lanzamiento de frigoríficos inteligentes con grandes pantallas y compatibles con algunos de los asistentes de voz del mercado. En el caso de Samsung, el electrodoméstico responderá a las órdenes de su propio asistente de IA, Bixby. El frigorífico se añade así al ecosistema de internet de las cosas para el hogar de Samsung, que también incluye luces, control de temperatura y cámaras de seguridad conectadas.

Alexa, Google y amigos

Por su parte, Alexa y Google Assistant no se quedan atrás. La feria de Las Vegas ha servido una vez más de escenario para presentar multitud de dispositivos conectados al internet de las cosas y, en esta ocasión, también ha servido a Google y Amazon para mostrar cómo van ampliando su cartera de ‘partners’ tecnológicos.

Panasonic ha dejado contentos a ambos: ha anunciado que trabaja tanto con Google como con Amazon para mejorar su sistema inteligente de navegación a bordo del vehículo. Entre otros muchos dispositivos, Alexa también estará presente en el sistema de iluminación inteligente de la empresa iDevices que, además de controlar las luces, permite reproducir música. Y por si las luces no son suficiente, también es posible pedirle a Alexa que seleccione un aroma en el ambientador inteligente Moodo, que funciona a través de una ‘app’.

Otro ejemplo de la invasión del asistente virtual es la nueva generación de auriculares de Sony, que ahora reciben instrucciones vía Google Assistant. Entre otras funcionalidades, se les puede pedir una canción específica, recibir una llamada o dejar en espera. La conectividad también llega a las zapatillas de deporte. Under Armour ha instalado en sus nuevas Hovr un módulo para conexión ‘bluetooth’ con un ‘smartphone’ y apps de actividad física, además de un giroscopio y un detector de velocidad.

Auriculares-smart-Sony-CES-BBVA

Uno de los modelos de la nueva generación de auriculares inteligentes de Sony.

Byton, el coche eléctrico chino

China ha hecho una entrada estelar en el ámbito de los coches eléctricos en EE.UU. con Byton, un vehículo inteligente que planta cara a Tesla por su precio y que ha sorprendido a los visitantes de la feria con un espectacular salpicadero ocupado por una larga pantalla de aspecto futurista. El sistema del interior del coche se puede activar de forma táctil o por comandos de voz e incluye un sistema de reconocimiento facial y de gestos para controlar la pantalla.

El salpicadero de Byton incluye sensores que permiten a los pasajeros delanteros y traseros controlar la pantalla utilizando gestos.

También en el área automovilística, Ford ha llegado a un acuerdo con Qualcomm, uno de los principales fabricantes de microprocesadores, para realizar toda la conectividad de sus coches con diferentes servicios, entre ellos, la interrelación con semáforos inteligentes o señalética en las autopistas. En esa línea, Ford acaba de lanzar una plataforma de ‘smart city’ (en la nube) que podría servir como estándar para los proveedores de transporte público y otras firmas automovilísticas. Y el japonés Toyota acaba de anunciar que algunos de sus modelos 2018 en EE. UU. incluirán Alexa de serie. El resto de sus coches lo tendrán de fábrica a partir de 2019.

Otras historias interesantes