Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 23 feb 2017

Humanizar la tecnología, un reto para las microfinanzas

Hace 30 años, las microfinanzas revolucionaron el mercado con préstamos al alcance de los más vulnerables, hasta entonces excluidos del sistema financiero y sin posibilidades de hacer frente a un crédito. Hoy, con 2.000 millones de adultos todavía al margen de los servicios financieros, las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental para llegar a más gente con menos costes. Pero esta oportunidad desafía el modelo actual de las microfinanzas, cuyos pilares son el trato personal y la confianza.

Una de las tecnologías más disruptivas del sector bancario —que ha suscitado mucho debate— es el blockchain. Según BBVA Research, esta cadena de bloques es “una contabilidad pública que se mantiene mediante una red distribuida de ordenadores y que no requiere ninguna autoridad central ni terceras partes que actúen como intermediarios”. Durante la European Microfinance Summit, celebrada recientemente en Barcelona, Radoslav Albrecht, CEO de Bitbond, expuso algunas de sus ventajas. Entre ellas, una mayor fiabilidad, rentabilidad, eficiencia y universalidad, con respecto a los métodos digitales actuales de los bancos.

“Las soluciones tecnológicas y de innovación que desarrollamos apuntan a no obviar la relación personal

Precisamente el reto para los próximos años de las microfinanzas, que basan su éxito en las relaciones humanas con el cliente, es emplear las nuevas tecnologías como una herramienta más de comunicación con los clientes. Según Giovanni di Plácido, director de Análisis y Estudios de la Fundación Microfinanzas BBVA: “Las soluciones tecnológicas y de innovación que desarrollamos apuntan a no obviar la relación personal, sino a reforzarla haciéndola mejor y más eficiente”.

Los asesores de la FMBBVA acercan la tecnología a los rincones más remotos de América Latina para permitir que los emprendedores se familiaricen con las nuevas herramientas de gestión y poco a poco, las integren en sus operaciones financieras.

Fotografia de Asesor FMBBVA

Los asesores de la FMBBVA llegan a los rincones más alejados de América Latina para acercar los servicios financieros a emprendedores vulnerables - Fundación Microfinanzas BBVA

Las nuevas tecnologías, una oportunidad para prevenir el sobreendeudamiento

En países con altos índices de exclusión financiera, como Perú (más del 71%, según la última medición de Global Findex), coexisten el sobreendeudamiento de las áreas metropolitanas con una población sin acceso al sistema financiero. Una paradoja común en los países en desarrollo de la que ha hablado Perrine Pouget, del Banco Europeo de Inversiones (BEI), en Barcelona.

Según dijo, la prevención de riesgos es imprescindible para evitar la saturación del mercado. De hecho, las consecuencias del sobreendeudamiento impactan en la reputación de las instituciones microfinancieras; para muchos, la única vía de acceso al sistema financiero. Por eso, Pouget incidió en la importancia de proteger al cliente, no solo porque es “lo correcto”, también por ser “lo más inteligente”. “Con una mayor protección a los clientes que tienen dificultades para pagar su deuda, la gestión de riesgos y la calidad de los productos de las instituciones microfinancieras mejorarán”, afirmó.

“Hay que optimizar los mecanismos institucionales, regulatorios y tecnológicos para reducir la incidencia del sobreendeudamiento

Para el presidente del patronato de la Fundación Microfinanzas BBVA, Claudio González-Vega, resolver esta paradoja permitiría avanzar en la inclusión financiera: “Hay que optimizar los mecanismos institucionales, regulatorios y tecnológicos para reducir la incidencia del sobreendeudamiento; y por otro lado, hay que impulsar una oleada de innovaciones que nos permitan llegar a donde no hay nada todavía”.

Fotografía de un asesor de la FMBBVA en Colombia

Un asesor de la FMBBVA en Colombia visita a un emprendedor en su negocio - Fundación Microfinanzas BBVA

Generar impacto social a través de las microfinanzas

Luca Torre, CEO y cofundador de GAWA Capital, presentó en la EMS argumentos para invertir en el sector microfinanciero, con un gran impacto social. Según él, los microcréditos productivos, que fomentan la creación y ampliación de microempresas, contribuyen al crecimiento de la economía doméstica y reducen la pobreza considerablemente. Además, señaló que es importante acompañar estos productos con otros como son el ahorro o los microseguros.

Precisamente, este es el modelo de la Fundación Microfinanzas BBVA, que apoya a más de 1,8 millones de emprendedores vulnerables con un impacto social medible. Según Rodrigo Peláez, director de Medición de Impacto de la FMBBVA, se evalúa su progreso y el de sus negocios como una herramienta de gestión. “Medir el desempeño económico y social de nuestros clientes nos permite entender su situación y comprobar si nuestra labor está alineada con nuestra misión”, afirmó durante la European Microfinance Summit.

“La Fundación lleva diez años creando oportunidades —afirma el presidente de su patronato— y hoy, en la nueva era digital, apuesta por la innovación para acercarse a los que, por vivir en los rincones más alejados del planeta, se les ha negado un futuro mejor”.

Otras historias interesantes