Un buen número de potenciales inversores en renta variable muestran, en un principio, cierta aversión al riesgo y un desconocimiento de cómo acometer el salto a operar en bolsa. Cada vez más proliferan diversos canales y vías para poder llegar a comprender el comportamiento de los mercados y cómo se debe aprender de aquellos que ya se manejan como verdaderos expertos en los mismos.

Igual te interesa…

Tanto las páginas web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o la de Bolsa y Mercados Españoles (BME) ofrecen guías básicas para conocer el mundo de la inversión en bolsa. Eso sí, la mayoría de los expertos consideran que es necesario contar con un apoyo inicial antes de introducirse en este tipo de inversiones.

Según la Encuesta Financiera de las Familias, elaborada por el Banco de España, el 11,4% de los españoles (poco más de dos millones de ciudadanos) invierte en bolsa, mientras que el 6% lo hace mediante fondos de inversión (poco más de un millón de inversores indirectos).

Las distintas entidades financieras y firmas de inversión ofrecen una serie de consejos para aquellos que quieren empezar a invertir en bolsa. El principal de ellos es que deben encarar esta inversión al medio o largo plazo.

– Ejemplos a seguir. Tal vez ese sea el primer consejo a seguir. En la actualidad, es muy fácil encontrarse con diversos expertos o ‘gurús’ de los mercados de renta variable que no pasan de ser unos oportunistas para hacerse ricos más con sus consejos que con su operativa en bolsa, en caso de que la hayan acometido alguna vez.

  • El espejo en el que cualquier potencial inversor debe mirarse, aunque salvando las distancias por capacidades de inversión y de conocimiento, es en aquellos grandes inversores que acumulan una rentabilidad histórica. Figuras como Warren Buffet, Phillip Fisher o Peter Lynch son los ejemplos en los que se debería fijar la atención para operar de una manera similar en renta variable.
  • El ejemplo de los mejores inversores radica en una estrategia casi común a todos ellos. Sus inversiones son a largo plazo y basadas bajo el criterio del valor de la inversión (‘value investing’, en inglés). Al menos en un principio, hay que abandonar o alejarse de algunas prácticas como las inversiones intradía o en algunos productos más que complejos como pueden ser los derivados.

Igual te interesa…

Fotografía del edificio de la Bolsa de Valores de Lima. BBVA Continental SAB

– Información y formación. Es el segundo paso esencial antes de aventurarse a inversiones en Bolsa y hay diversas vías para lograr un conocimiento adecuado para abordar las inversiones en renta variable.

  • Existe bastante literatura sobre cómo manejarse en Bolsa. Entre la multitud de libros publicados, hay algunos que se pueden considerar imprescindibles y los consejos pueden variar en opinión de cada uno. Lo mejor es asesorarse sobre aquellos que contienen las verdaderas esencias de las prácticas de inversión y los que tan sólo pueden responder a criterios comerciales puros y duros. En este apartado ocurre como con las novelas, aquellas consideradas clásicas o imprescindibles y las que se convierten en puros ‘best sellers’ sin mayor contribución a la literatura universal.
  • Además, se puede recurrir a algunos blogs especializados, aunque como ocurre con los libros es necesario discernir entre los que son más coherentes y aquellos que pueden encaminar los pasos de la inversión a territorios más peligrosos sin la advertencia de los riesgos en los que se puede incurrir.

– A largo plazo. Tal y como hacen los grandes inversores, la inversión en Bolsa para obtener las rentabilidades esperadas requiere de tiempo y no de lograr grandes pelotazos en el corto plazo. Como se suele decir, la paciencia es la madre de la ciencia. Si los objetivos de rentabilidad fijados se fían a corto, el resultado no llegará a ser el esperado. Además, el aprendizaje en el arte de inversión es también a largo plazo. Se pueden adquirir unos conocimientos básicos, pero su aplicación conllevarán tiempo para alcanzar las metas fijadas o pretendidas.

 Constancia. Como en muchas facetas de la vida, la perseverancia es esencial para aprender a invertir en bolsa. Ni se puede tirar la toalla ante las primeras experiencias negativas ni caer en un optimismo desbordado por los triunfos cosechados con las inversiones realizadas. El punto de equilibrio es esencial y la perseverancia en el análisis de las situaciones de los mercados y de las empresas que se siguen para invertir deben mantenerse con todo el rigor. De lo contrario, el inversor puede perderse en senderos sin las garantías que deben tenerse en estos casos.

BBVA Trader

BBVA pone a disposición de clientes y no clientes BBVA Trader, una plataforma 100% concebida y dedicada al ‘trading’. En este sitio web, los usuarios más activos en el seguimiento y la operativa de mercados podrán encontrar todos los servicios y contenidos que buscan en una plataforma de ‘trading’.

Enmarcada en su apuesta por la digitalización, BBVA ha puesto al alcance de clientes y no clientes una plataforma especializada en la compra-venta de acciones, ‘warrants’, ETF, futuros y opciones destinado a usuarios con perfil de ‘trader’ y ‘heavy-trader’.

Para que los usuarios puedan tomar las mejores decisiones de inversión tienen a su disposición una completa información de análisis de los mercados, tanto propia de BBVA como de terceros. En la plataforma se incluyen informes de expertos en análisis fundamental, técnico y de tendencias, así como funcionalidades como la calculadora de ‘warrants’, buscador avanzado de ETFs, órdenes avanzadas y una completa ficha de cada instrumento.

Comunicación corporativa