Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bolsa de valores 10 dic 2015

Invertir en bolsa desde cero: ¿Qué es la volatilidad?

La volatilidad es un concepto que nos ayuda a medir la incertidumbre de un mercado o valor concreto cuando invertimos en bolsa. Desde el punto de vista del inversor, hablar de títulos volátiles suele significar que estos están sujetos a fluctuaciones “violentas”.

Se puede dividir el concepto en dos, la concepción técnica y la psicológica. Es decir, si técnicamente podemos hablar de la dispersión de los precios respecto a una línea regresiva, desde el punto de vista subjetivo puede significar que la expectativa o percepción sobre un valor no es estable y fiable a medio plazo. Veamos a ver, a grandes rasgos, algunas maneras de medirla.

Midiendo la volatilidad

Cuando los medios de comunicación hablan de un valor volátil suelen haberlo estudiado desde el punto de vista técnico utilizando varias posibilidades. Pueden realizar una comparación entre las variaciones de la acción respecto al índice sectorial o porque así se ha observado su desarrollo pasado respecto a otros valores similares.

Como vemos, la volatilidad es un concepto difícil de estudiar como un valor aislado y solemos necesitar de la comparación con índices o estudio de la progresión pasada del valor.

Para determinarla se puede utilizar un indicador de riesgo llamado “Beta” que lo que hace es comprobar la sensibilidad de una acción ante cambios en el mercado tales como ciclos económicos, tipos de interés, etc…

A más Beta, más volatilidad siendo 1.0 la igualdad con el mercado referencia (en nuestro caso el IBEX-35). Algunas acciones, por la propia naturaleza de las sociedades a las que pertenecen tendrán valores superiores a la media del mercado por verse muy afectadas por los ciclos económicos y otras variables. Un valor que sea el 25% más volátil que el mercado se describirá como Beta 1.25.

Si estudiamos el significado de la propia palabra “volatilidad” la RAE nos habla de precios inestables u oscilantes, ahora bien, si un valor progresa del mismo modo que el índice sectorial o no presenta valores muy alejados del BETA 1.0, la inestabilidad no es tanto del título en concreto sino que puede representar una tendencia o fluctuación del mercado.

Durante una sesión de bolsa se pueden experimentar cambios bruscos en los precios pero estos resultan muy difíciles de aprovechar. En este caso lo mejor es saber determinar las tendencias de mercado para aprovecharnos de las situaciones alcistas y bajistas.

Podemos entender la volatilidad como una falta de seguridad respecto a la progresión futura del precio de una acción u opción. Esto no significa que no exista una tendencia y podamos aprovecharnos de ella pero sí que ese valor en concreto puede tener unos movimientos menos predecibles que otros y por lo tanto podría sernos menos provechoso en un momento determinado.

Otras historias interesantes