Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Impuestos 23 may 2017

La declaración de la Renta no es igual en todos los países

La declaración de la Renta no se hace igual en todos los rincones del mundo: en algunos países se requiere menos información, en otros es relativamente sencillo conseguir una prórroga y otros pueden llegar a exigir hasta cinco declaraciones distintas por individuo.

Este año, Deloitte Abogados ha realizado un estudio en el que compara cómo se gestiona el proceso de declaración de la Renta en distintos países alrededor del globo. Alemania, China, Estados Unidos o México: ¿cuáles se parecen más al sistema español?

A través de un cuestionario cerrado, el estudio analiza el proceso de gestión de Declaración de la Renta en 34 países distintos. El resultado es claro: la dificultad, el tiempo de dedicación o la información requerida varía en función del territorio.

Hacer la declaración de la Renta a través de internet ya es habitual

De los 34 países analizados, 27 permiten realizar la declaración de la Renta mediante un sistema electrónico. Es más, hay países que ya no ofrecen la posibilidad de hacerla por correo ordinario; tal es el caso de Austria, Brasil, Italia, México, Holanda y Estados Unidos.

En España todavía están disponibles las dos vías, pero la electrónica gana cada vez más peso. Este año, todos los contribuyentes pueden hacer su declaración a través de RENTA WEB, el nuevo sistema universal de la Agencia Tributaria. Se trata de una plataforma que permite acceder directamente al servidor de la Agencia sin necesidad de descargar programas o ficheros. Así, el ciudadano contará con un borrador elaborado a partir de los datos con los que cuenta la Agencia que podrá ir modificando, consultando y utilizando para realizar su declaración.

China, el modelo más simplificado

La declaración de la Renta en China consta de solo 20 campos y la mitad de los países analizados tiene declaraciones con menos de 100. Otras, como Bélgica, Irlanda, Suiza o Luxemburgo, son más complicadas. También es ese el caso de España, cuya declaración contiene más de 700 campos, aunque no todos debe cumplimentarlos el contribuyente.

Sin embargo, los expertos consideran que España no es el país donde más complicado resulta hacer la declaración de la Renta. Como en la mayoría de países analizados, estiman que el tiempo medio de elaboración de la declaración oscila entre una y dos horas. Sin embargo, el estudio afirma que hay países como Corea del Sur, Italia o Rusia en los que los contribuyentes necesitan asistencia para realizar sus declaraciones.

Presentar la declaración de la Renta fuera de plazo no está penalizado para todos

En España, si se entrega la declaración fuera de plazo se impone una multa, tal y como establece el artículo 27 de la Ley General Tributaria. El importe a pagar dependerá del resultado de la declaración, de si es el contribuyente el que declara el error y del tiempo que haya pasado desde el final de plazo.

Salvo circunstancias excepcionales, la mayoría de países analizados por el estudio de Deloitte no permite ampliaciones de plazo. Sin embargo, en Bélgica, Holanda y Suiza resulta relativamente fácil conseguir una prórroga sin ninguna sanción posterior.

Otras historias interesantes