Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 27 sep 2019

La moderación llega al precio de la vivienda

La pérdida de tracción del mercado inmobiliario en España fue algo más intensa en los primeros meses del verano. La contracción de las ventas en los últimos meses se ha reflejado en una moderación del crecimiento del precio de la vivienda en el segundo trimestre del año. Por su parte, la actividad constructora comienza a mostrar síntomas de desaceleración.

En junio y julio la venta de viviendas retrocedió respecto a los meses precedentes (-20,7% en el primer caso y del -20,8% en el segundo), según los datos del Centro de Información Estadística del Notariado (CIEN). Se trata de las mayores caídas desde el inicio de la recuperación en 2014. Un factor que explica este fuerte ajuste es la entrada en vigor de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, que debería tener un impacto transitorio. Con todo, en los primeros siete meses del año se efectuaron unas 334.000 transacciones, el 6,4% menos que en el mismo periodo 2018, un descenso que no se había apreciado en los cinco años y medio de recuperación del sector.

En los últimos meses, buena parte de los determinantes de la demanda han mostrado una evolución algo más moderada. El empleo creció a un ritmo algo más contenido en julio y agosto y el número de parados permaneció prácticamente estancado en los dos meses estivales. Sin embargo, los salarios pactados en convenio mantuvieron la tendencia de crecimiento y, hasta agosto, crecieron el 2,3%. Por su parte, el indicador de confianza mostró una reducción del optimismo de las familias respecto a la evolución de la economía en los próximos doce meses.

Según los datos del Banco de España, el nuevo crédito para compra de vivienda retrocedió en junio y julio, en línea con la evolución de las ventas (-20,8% a/a en junio y -21,3% en julio). Un descenso que también se apreció en el número de hipotecas firmadas en esos dos meses (-20% interanual en junio y otro tanto en julio). Todo ello en un contexto financiero que sigue siendo propicio para el sector, ya que la política monetaria del BCE genera nuevas reducciones de los tipos de interés (el euríbor a 12 meses cayó hasta el -0,36% de agosto, el mínimo histórico).

El precio de la vivienda perdió tracción en el segundo trimestre, tal y como reflejaron los datos del Índice de Precios de la Vivienda del INE y los valores de tasación del Ministerio de Fomento. Según esta última fuente, entre abril y junio  el precio de la vivienda se situó en los 1.637,4 €/m2, lo que supuso un incremento interanual del 3,1%, inferior al 4,4% del trimestre anterior. De este modo, la contracción que viene observándose en los indicadores de demanda residencial parece haberse trasladado al precio de la vivienda. Por comunidades autónomas, la evolución mostró una marcada heterogeneidad. En esta ocasión, el crecimiento del precio tan sólo se intensificó respecto al trimestre anterior en cuatro regiones: Aragón, Asturias, Extremadura y Galicia. Pese a la moderación observada, el mayor crecimiento interanual en el segundo trimestre  volvió a registrarse en Madrid (5,2%, inferior al 8,3% del primer trimestre). En segundo lugar se situó Baleares (5,0%, en línea con el 5,1% del trimestre anterior). En Cataluña el avance fue del 4,3% y en Canarias, del 4,0%.

Los últimos datos indican que la actividad constructora está levantando el pie del acelerador. En mayo se visaron 9.525 viviendas de obra nueva (-2,1% a/a), según los datos recogidos por el Ministerio de Fomento. En términos intermensuales, tras corregir la estacionalidad de la serie, los permisos mostraron un deterioro del 15,8% , lo que contrasta con el buen registro de abril (11,1%). Con ello, el acumulado de los cinco primeros meses aumentó el 16,9%. Otras variables relacionadas con la actividad constructora también mostraron señales de moderación. El ritmo de creación de empleo en la construcción se estancó en los meses de julio y agosto. Además, el indicador de clima de la construcción mostró un deterioro en julio, que se consolidó en agosto. A su vez, las operaciones en el mercado de suelo siguen mostrando mayor debilidad que en el año anterior: el número de transacciones cayó una media del 19,8% en junio y julio, al tiempo que el volumen de suelo vendido cayó a un promedio interanual del 35,2% en ambos meses.

Otras historias interesantes