Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 28 mar 2017

Las 10 claves del repunte inmobiliario en España, marzo 2017

El servicio de estudios de BBVA ha publicado una nueva edición del informe Situación Inmobiliaria España, que analiza las principales variables que afectan al mercado de la vivienda en nuestro país. Principalmente, el informe elaborado por las unidades de BBVA Research y Real Estate de BBVA destaca que 2017 volverá a ser un nuevo año de expansión inmobiliaria. Todo ello en un contexto en el que se espera que la economía crezca en torno al 2,7% en 2017, apareciendo algunos sesgos al alza en esta previsión, como puede ser un mejor desempeño al esperado de los primeros meses del año. Pero, ¿cuáles son los aspectos fundamentales de este repunte del sector inmobiliario?

1. En 2017, el sector inmobiliario volverá a aportar crecimiento a la economía. En particular se espera que la inversión en vivienda crezca en el año en curso a una tasa del 3,2%, lo que supondría el cuarto año consecutivo de crecimiento. El desempeño del mercado inmobiliario en 2016 pone de manifiesto que el sector se encuentra ya de lleno en plena fase de crecimiento, consolidando la recuperación que tímidamente inició en 2014.

2. Las transacciones residenciales crecieron por tercer año consecutivo. La venta de viviendas registró un crecimiento superior al esperado a comienzos de año, por lo que se puede pensar que las perspectivas de demanda de vivienda son positivas. Tras un aumento de las ventas del 13,5% en 2016, se espera que en 2017 las transacciones crezcan en torno al 7% anual, lo que se traduciría en la venta de más de 490.000 viviendas. La demanda doméstica, respaldada por la creación de empleo, y la mejora de la renta salarial de los hogares continuará siendo la principal responsable de este incremento.

3. Nueva revalorización de precios en el sector residencial en 2016. El buen comportamiento de la demanda junto a una progresiva reducción del inventario de vivienda durante 2016 continúa trasladándose a los precios de la vivienda, y las distintas fuentes que recogen la evolución de los precios residenciales han mostrado revalorizaciones el pasado año. Según los datos elaborados por el Ministerio de Fomento a partir de las tasaciones inmobiliarias, en diciembre de 2016 el precio de la vivienda en España se revalorizó un 1,5% respecto al mismo mes en el año previo y se situó en los 1.512 €/m2. Por su parte, el Índice de Precios de la Vivienda (IPV), elaborado por el INE a partir de los datos de compraventa de vivienda de notariado, también cierra 2016 con una revalorización del 4,5% y confirma la tendencia positiva de los datos del Ministerio de Fomento.

4. La edificación residencial continúa avanzando a tasas elevadas. El impulso de la demanda y las expectativas positivas en torno al sector continúan dejándose notar en la actividad constructora. De hecho, en 2016 se firmaron algo más de 64.000 visados de vivienda de obra nueva, un 28,9% más que en 2015, sumando el tercer año consecutivo de recuperación. La evolución de los visados a lo largo del año ha estado marcada por la buena evolución en el primer trimestre de 2016, por el descenso del segundo trimestre y por la recuperación en la última parte del año.

Las 10 claves del repunte inmobiliario en España, marzo de 2017

5. En cuanto al empleo, éste ha tenido una revisión al alza en nuestro país. Con el aumento de los ocupados se ha observado una recuperación de la renta disponible de los hogares. El incremento del empleo y el consecuente aumento de la renta del hogar, la reducción del grado de endeudamiento de los hogares, el mayor optimismo de los hogares en cuanto a la futura evolución de la situación económica en los próximos trimestres y los bajos costes de financiación han apoyado la buena evolución del mercado residencial en 2016. Este crecimiento del sector hará que se vuelva a crear empleo, en torno a 450.000 nuevos puestos de trabajo, lo que reducirá la tasa de paro hasta el 17,5%.

6. Se espera que la recuperación muestre una elevada heterogeneidad geográfica. Mientras en algunas zonas la recuperación está totalmente consolidada en otras no ha llegado todavía. En la medida que la economía siga creciendo y generando empleo, el mercado inmobiliario irá resurgiendo en más municipios, según el informe del servicio de estudios de BBVA.

7. La economía global mejora en un entorno de elevada incertidumbre. A pesar de la aceleración que experimentó la economía global en la última parte de 2016, las perspectivas para 2017 y 2018 están plagadas de dudas. En conjunto, las proyecciones de crecimiento para 2017 están sometidas a un mayor grado de incertidumbre de lo habitual. De hecho, en Europa el riesgo político es elevado, en un año cargado de citas electorales y donde algunos partidos al alza proponen la reversión de reformas estructurales o medidas para abandonar la zona euro o la Unión Europea.

8. Prosigue el crecimiento de la economía española pero a tasas más moderadas. La economía española crecerá un 2,7% en 2017. Esto, junto con la continuación de un entorno positivo para la economía española hace que, incluso, se prevea de un moderado sesgo al alza sobre esta cifra.

9. En relación a los extranjeros, se espera que siga siendo un segmento de demanda relevante para el sector. Previsiblemente, la economía de la zona euro crecerá a tasas similares a las de 2016, en torno al 1,5% y no se espera que el efecto ‘brexit’ tenga mucho impacto en la economía española durante el 2017. Así, previsiblemente el peso del Reino Unido en la demanda de vivienda de extranjeros siga siendo relevante. La evolución de las transacciones de los ingleses en los próximos meses será clave para comenzar a evaluar la repercusión de este evento. Si bien por lo pronto se aprecia una moderación de las compras de este colectivo debido, en gran medida, a la incertidumbre asociada al proceso.

10. La buena evolución del crédito hipotecario en los próximos trimestres también fomentará el crecimiento de la demanda residencial durante el 2017. La mejora de la renta disponible de las familias en un entorno de costes de financiación bajos seguirá estimulando el crecimiento del crédito para la compra de vivienda. Los últimos datos aportados por el Consejo de Gobierno del BCE apuntan a que la política monetaria expansiva se mantendrá en los próximos meses, y que los repuntes actuales de la tasa de inflación se deben más a un efecto base de los productos energéticos que a un repunte de la inflación subyacente. En este sentido, BBVA Research estima que la primera subida de los tipos oficiales de tipos de interés no se producirá hasta finales de 2018, lo que augura un entorno de tipos bajos durante todo 2017.

En este contexto, el Informe Situación Inmobiliaria España destaca la consolidación de la recuperación y del mercado inmobiliario en 2016, un año en el que la venta de viviendas registró un crecimiento superior al esperado a comienzos de año. Así, las transacciones residenciales crecieron por tercer año consecutivo.

Hacia delante se espera que la creación de empleo y la permanencia de los tipos de interés en niveles mínimos sigan favoreciendo a la demanda y al incremento de las ventas, lo que permitirá que el precio de la vivienda vuelva a revalorizarse, en torno al 2,5% de media en 2017.

Otras historias interesantes