Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Adultos Act. 04 ene 2016

Nuevo año: cambiar de hábitos en 21 días

21 dias recurso

Aprender chino. Llevar una vida más sana. Pasar más tiempo con la familia. Organizarte mejor en el trabajo. Con la llegada del nuevo año, todos revisamos nuestros hábitos y nos planteamos nuevos, tanto en el ámbito personal como el profesional, que no siempre llevamos a cabo. Aquí encontrarás algunos consejos para poder alcanzar tu objetivo.

La regla de los 21 días, inspirada en técnicas asiáticas, asegura que es posible implementar un nuevo comportamiento si lo repites continuadamente durante varios días. El proceso de cambiar ciertas conductas fuertemente arraigadas es difícil pero no imposible. Si logras llevarlas a cabo durante tres semanas, los resultados serán evidentes.

Los expertos en el estudio de la conducta humana han determinado que un hábito se adquiere o se pierde en esos 21 días, pero también aseguran que parte de ese hábito permanece en el cerebro y puede reactivarse ante el mínimo recuerdo de anteriores conductas. Por este motivo, la fuerza de voluntad tiene que estar siempre presente.

Para cambiar un hábito, algunos de estos expertos recomiendan llevar a cabo cuatro pasos muy sencillos: Tomar conciencia del cambio, establecer un compromiso, implantar un plazo, y realizar un seguimiento y medición.

1.- Tomar conciencia del cambio: ¿Qué es lo que quieres conseguir? Si imaginas el resultado que obtendrías con ello y piensas con calma lo que quieres lograr, estarás iniciando –casi sin darte cuenta- el proceso de cambio que deseas.

2.- Establecer un compromiso: Si te comprometes en público, lo escribes, y se lo cuentas a las personas que te rodean, se acabará generando una presión positiva que te permitirá conseguir el cambio que deseas.

.3.- Implantar un plazo: Para llevar a cabo el nuevo hábito hay que instaurar un plan de acción y ejecución. El compromiso tiene que estar sujeto a una fecha concreta. Si no tenemos un plazo, no tenemos un compromiso,  y si no tenemos compromiso no cambiaremos el hábito.

4.- Realizar un seguimiento y medición: Si lo que se persigue es un impacto duradero en el tiempo, es necesario contemplar medidas de seguimiento y de medición de impacto.

Además de cumplir con estos pasos, es absolutamente necesario aumentar la fuerza de voluntad, acumular grandes dosis de positividad, conservar la ilusión en lo que pretendes realizar y ser responsable y comprometido para conseguir resultados concretos.

En tres semanas puedes cambiar ese hábito que no te gusta o adoptar uno que ansías; recuerda que el bienestar comienza en uno mismo.

Otras historias interesantes