Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 30 nov 2016

¿Cómo tener un perfil seguro en internet?

Desde el año 1988, el 30 de noviembre se conmemora el día internacional de la seguridad de la información con el propósito de concienciar sobre la importancia de la seguridad a la hora de otorgar datos personales y de sensibilizar sobre los riesgos asociados a la navegación por la red. Aunque originalmente este día empezó a celebrarse bajo el nombre de ‘Computer Security Day’ en Estados Unidos, debido una iniciativa de la Association for Computing Machinery, posteriormente se extendió a otros países con el nombre de ‘Día Internacional de la Seguridad de la Información’.

Cada vez es más frecuente tener que entregar información personal para realizar procesos de la vida cotidiana, por ejemplo al descargar ‘apps’, registrarse en webs, iniciar cuentas en redes sociales, crear cuentas de ‘email’, realizar compras ‘online’…

La cesión gratuita de datos personales se ha convertido en un negocio: el del ‘big data’. Según IBM, el ‘big data’ “es la tendencia en el avance de la tecnología que ha abierto las puertas hacia un nuevo enfoque de entendimiento y toma de decisiones de las grandes cantidades de datos que, sin estos nuevos procesos, sería muy costoso cargarlos a un base de datos para su análisis”. Este fenómeno nace al tomar conciencia de lo valiosos que son los datos en un mundo que tiende a la personificación de la oferta de bienes y servicios y que actualmente se encuentra en pleno auge. En el caso de BBVA, el ‘big data’ es una parte fundamental en el proceso de innovación, ya que esta tecnología ayuda en la vida cotidiana a través de aplicaciones, como la aplicación de BBVA Valora, que mediante el ‘big data’ permite calcular el precio más adecuado en el alquiler o compra de un inmueble. O como en el proyecto de investigación de UN Global Pulse y BBVA Data & Analytics que ha hecho posible medir la resiliencia de zonas afectadas por desastres provocados por la naturaleza gracias al análisis de datos sobre operaciones financieras que han ofrecido información valiosa para entender la solidez económica de los afectados por catástrofes naturales.

Este fenómeno nace al tomar conciencia de lo valiosos que son los datos en un mundo que tiende a la personificación de la oferta de bienes y servicios y que actualmente se encuentra en pleno auge

Pero no siempre la información que los usuarios entregan en la red se usa para un buen objetivo. Por lo tanto, sabiendo el volumen de tráfico de datos que se está llevando a cabo hoy en día y la susceptibilidad de que nuestra información personal llegue a destinatarios que la usen con fines ilegales, la OSI (Oficina de Seguridad del Internauta) junto con la Agencia Española de Protección de Datos ofrece una guía de privacidad y seguridad en internet en la que se explica al internauta los peligros a los que se expone al navegar por la red y la necesidad de tener contraseñas robustas, de crear copias de seguridad, además de ofrecer consejos para comprar ‘online’, cómo evitar los programas maliciosos, o qué aspectos comprobar en la privacidad de las redes sociales. También, la AGPD ofrece herramientas gratuitas para la protección de datos a la hora de navegar por la red.

El 30 de noviembre se conmemora el día internacional de la seguridad de la información

En la guía se destaca que una de las principales debilidades del uso del entorno cibernético son las contraseñas y sus características, y por ello se dan algunos consejos para que éstas sean más seguras:

  • Elegir contraseñas fuertes o robustas de al menos 8 caracteres y compuestas por: mayúsculas, minúsculas, números, caracteres especiales,
  • No utilizar contraseñas fáciles de adivinar como: “12345678”, “qwerty”, ”aaaaa”, o nombres de familiares, etcétera.
  • No compartir las contraseñas con otros.
  • No usar la misma contraseña en varios servicios.
  • Pensar una frase difícil de olvidar que incluya la contraseña.

Otro de los peligros de los que alerta la guía es el denominado ‘phishing’: la técnica usada por ciberdelincuentes para obtener información personal y bancaria de los usuarios suplantando a una entidad legítima como puede ser un banco, una red social, una entidad pública… Para ello la organización ofrece consejos que ayudan a evitar a estos ciberdelincuentes:

  • Ser precavido ante los correos de entidades bancarias sobre problemas de seguridad y privacidad de los datos o que ofrecen descuentos, premios o regalos.
  • Sospechar del emisor si hay errores gramaticales en el mensaje.
  • Las comunicaciones anónimas con frases como “estimado cliente” o “notificación a usuario” suelen ser signos de alerta debido a la impersonalidad del trato.
  • Sospechar si el mensaje nos obliga a tomar una decisión en un corto periodo de tiempo.
  • Revisar si el texto del enlace coincide con la dirección que se proporciona.
  • Recordar que los servicios suelen usar sus propios dominios y direcciones de ‘email’ corporativas.

En resumen, aún teniendo en cuenta los consejos anteriores, en la red siempre hay que estar atento a quién y dónde se entregan datos personales e intentar hacer un uso seguro y responsable de internet.

Otras historias interesantes