Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 16 ene 2017

¿Qué es realmente el 'Blue Monday'?

Tras el Black Friday y el Cyber Monday, llega el turno del Blue Monday, creado no hace tanto como fines igualmente comerciales. Entonces, ¿no es el Blue Monday el día más triste del año como se ha dicho tantas veces?

El Blue Monday, o Lunes Triste, surge en 2005 como una de tantas campañas comerciales que se ponen en marcha a lo largo del año. La mayoría de ellas o no cuaja o no perdura, sin embargo el Blue Monday llamó la atención del público y los medios de comunicación y doce años después, aquí sigue con indiscutible arraigo mediático.

La compañía de viajes Sky Travel contrató al psicólogo y profesor del Centre of Lifelong Learning Cliff Arnall para que calculara cuál era el día más triste del año. Arnall inventó una especie de fórmula matemática en la que incluyó parámetros como el nivel de deuda, las condiciones meteorológicas, el tiempo transcurrido desde las fiestas navideñas, lo que tardan en fracasar los propósitos del nuevo año y la escasa motivación personal, entre otros.

Formula de Arnall para el cálculo del Blue Monday

Volcados los datos en esta suerte de coctelera matemática ideada por Arnall, el psicólogo extrajo una conclusión que es la que ha perdurado, al menos, de momento. Según el profesor británico, el día más triste del año o Blue Monday sería el tercer lunes del mes de enero (aunque en ocasiones ha sido celebrado el segundo o cuarto lunes de enero, según el año).

Sky Travel difundió el ‘hallazgo’ del Blue Monday en 2005 como estandarte para el lanzamiento de una campaña comercial y a partir del eco que recibió, los medios de comunicación rescatan cada enero el Blue Monday como un hito más en el calendario del inicio del año.

El propio Cliff Arnall reniega hoy en día de su creación de hace unos años y este inicio de 2017 ha animado a llevar una campaña por las redes sociales para ignorar de una vez por todas un término que nació con vocación de complementar una acción comercial y parece haber crecido hasta cotas insospechadas.

En todo caso, y después de 12 años de vigencia, no da la sensación de que la llama del día más triste del año vaya a apagarse pese a los esfuerzos de su creador. Para comprobarlo, habrá que esperar y así descubrir si el mundo entero se acuerda o no del Blue Monday dentro de un año.

Otras historias interesantes