Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cómo serán las ciudades del futuro en América Latina?

Las ciudades de América Latina estarán caracterizadas por contribuir con el desarrollo sostenible y el medio ambiente. América Latina está comprometida con un progreso marcado por el sentido común y la equidad.

Desde 2015, las grandes ciudades de la región están realmente comprometidas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Para continuar con el progreso, América Latina deberá, entre otras cosas, crecer dentro de sus límites, planificar con mayor equidad y reducir la violencia.

El cambio más importante lo han instaurado los diferentes estados y sus políticas de inversión. Actualmente, la ciudad se ha convertido en una oportunidad, en el territorio donde el desarrollo sostenible, el bienestar y la equidad pueden llegar a tomar parte. La razón se debe a que la urbanización sigue creciendo en la región, y era necesario sacarle partido a este desarrollo de forma sostenible y equilibrada.

Según este programa de la ONU, el coste de poner en marcha prácticas sostenibles que favorezcan el desarrollo de una ciudad es mínimo, en comparación con los beneficios que pueda generar. Campos como la actividad económica, la calidad de vida o el medio ambiente se verán altamente beneficiados por estos proyectos.

Es necesario mejorar la planificación y la gestión urbana para que las ciudades del mundo sean más inclusivas, seguras y sostenibles. En mayo de 2017, 149 países se encontraban ya formulando políticas urbanas sostenibles a escala nacional. Y, en ese aspecto, América Latina se encuentra en la línea a seguir.

Las ciudades de América Latina serán inteligentes porque dieron prioridad al ser humano y estarán mucho más cerca de cerrar la brecha de inequidad y segregación socio espacial”

Las ‘smart cities’ frente a una sociedad más envejecida

Según aseguró Horacio Terraza, experto en desarrollo urbano y ciudades del Banco Mundial, “las ciudades de América Latina serán inteligentes porque dieron prioridad y estarán mucho más cerca de cerrar la brecha de inequidad y segregación socio espacial”.

Estas urbes incorporarán el concepto de ‘smart city’ recuperando su esencia, ya que el automóvil dejará de ser un factor principal del diseño urbano y la actividad y el desarrollo se centrarán en el ser humano.

BBVA, comprometido con el desarrollo sostenible

La nueva sede corporativa de BBVA Bancomer, en Ciudad de México, es un claro ejemplo de la apuesta por el desarrollo sostenible y equilibrado de la región. Con el objetivo de fomentar la eficiencia energética de sus edificios mediante construcciones sostenibles, estas nuevas construcciones posee la certificación LEED (Líder en Energía y Diseño Ecológico). Además, se trata de unas edificaciones que le permiten a BBVA Bancomer ahorrar un 25% en energía y hasta un 50% en agua.

Del mismo modo, la nueva sede corporativa de BBVA Francés, en Buenos Aires, representa el compromiso de la entidad con la sociedad argentina y el medio ambiente; y también obtuvo la certificación LEED.

Otras historias interesantes