Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Compromiso 22 sep 2021

BBVA, dos años avanzando con los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas

BBVA-Dos_años_de_los_Principios_de_Banca_Responsable_de_Naciones_Unidas-APERTURA (1)

BBVA es una de las 30 entidades fundadoras de los Principios de Banca Responsable. En los dos últimos años ha reforzado su compromiso con ellos mediante múltiples acciones, adhesiones y alianzas con organizaciones supranacionales. Además, y tras incorporar la sostenibilidad como una de sus prioridades estratégicas en 2020, el banco ha creado recientemente un área global de sostenibilidad para elevar esta materia al máximo nivel ejecutivo de la organización.

Un año después de ser uno de los fundadores de los Principios de Banca Responsable, el 22 de septiembre de 2019, BBVA firmó estos seis principios impulsados por la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI) para ayudar a cualquier banco a alinear su estrategia con los objetivos de la sociedad. Hoy son ya 240 entidades adheridas con 60 billones de dólares en activos, un 40% del sector financiero mundial. Se trata del acuerdo global en materia de sostenibilidad más ambicioso hasta la fecha para la industria bancaria.

“Los Principios de Banca Responsable son nuestra respuesta colectiva para alinear el negocio bancario con objetivos a largo plazo que integren los desafíos sociales y medioambientales. Definitivamente, estos principios nos ayudarán a ser mejores bancos y reforzar la sostenibilidad de todo el sistema financiero. El futuro de las finanzas es financiar el futuro", señala el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.

principios-banca-responsable-Infografía-UNEP

En estos dos años, BBVA ha afianzado y convertido la sostenibilidad en un pilar estratégico para el banco. Dos años marcados por pasos muy relevantes, todos ellos en el marco de la implementación de estos seis principios:

Alineamiento

En primer lugar, avanzando en el alineamiento de sus estrategias con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y el Acuerdo de París. El banco ha llevado a cabo un proceso de revisión estratégica tras el cual ha convertido a la sostenibilidad en una de sus seis prioridades estratégicas, situándola en el centro de su negocio. El objetivo de BBVA es ayudar y acompañar a sus clientes en su transición a un futuro sostenible. Para ello, ofrece asesoramiento y soluciones sostenibles, inspirándose en los ODS, y garantiza además las inversiones necesarias para afrontar el desafío climático y de la Agenda 2030.

Impacto social, ambiental y fijación de impactos

En segundo lugar, velando por la gestión del impacto social y ambiental en las áreas más sensibles, fijando objetivos ambiciosos. El banco también identifica y evalúa el impacto, los riesgos y oportunidades en relación con el cambio climático y la sostenibilidad en general.

En este sentido, BBVA ha dado pasos importantes en los últimos dos años. Entre ellos, su ‘Compromiso 2025’ para canalizar 200.000 millones de euros entre 2018 y 2025 en financiación sostenible, doblando la cantidad establecida en el objetivo inicial — a junio de 2021 ya se han canalizado 67.100 millones de euros— ; la decisión de dejar de financiar a empresas con actividades relacionadas con el carbón; o el compromiso Net Zero 2050, que implica cero emisiones netas de CO2 en dicho año, teniendo en cuenta tanto las emisiones directas del banco (en las que ya es neutro desde 2020) como las indirectas, es decir, las de los clientes a los que financia.

A día de hoy la actividad del banco en materia sostenible sigue creciendo. Así, BBVA se ha adherido en junio de 2021 a Partnership for Carbon Accounting Financials (PCAF, por sus siglas en inglés), una alianza para medir el impacto indirecto y evaluar las emisiones de carbono financiadas por los bancos. Al mismo tiempo, todas las acciones relacionadas con la reducción de la huella de carbono están recogidas en la actualización del Marco Medioambiental y Social de BBVA, y alineadas con la propuesta del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), consistente en limitar la subida de las temperaturas a un máximo de 1,5ºC y con la ambición de conseguir una economía neutra en carbono en 2050.

Estos hitos, entre otros, han hecho que BBVA sea considerado el banco europeo más sostenible y el segundo del mundo, según Dow Jones Sustainability Index.

Clientes

Respecto al tercer principio sobre la relación con los clientes, BBVA está desarrollando soluciones financieras para acompañarlos en esta transición. Esas soluciones ya son relevantes para el mercado mayorista y avanzan progresivamente para ayudar a las pymes y a clientes particulares. Actualmente, la entidad financiera cuenta con un catálogo de alternativas sostenibles para todos sus productos en España y continuará este camino en el resto de las zonas geográficas en las que opera.

Asimismo, BBVA también ayuda a terceros a calcular la cantidad de gases de efecto invernadero que emiten a la atmósfera con su actividad diaria. De hecho, es el primer banco en España en poner a disposición de sus clientes, tanto particulares como empresas, una herramienta para calcular su huella de carbono gracias a la analítica de datos.

Además, y en línea con su compromiso de consumo responsable de materiales reciclados y con su reciclaje, BBVA ofrecerá tarjetas recicladas en todos los países donde opera antes de finalizar 2021, y en 2023 el banco ya no emitirá otro tipo de tarjetas. La entidad financiera entregará hasta 7,3 millones de estas tarjetas a sus clientes en 2021, en un proceso progresivo por segmentos y por países. En España, a día de hoy, todas las nuevas tarjetas que BBVA emite son recicladas.

‘Stakeholders’

El banco ha avanzado también en el diálogo con todos sus grupos de interés (cuarto principio), especialmente con reguladores, supervisores y organizaciones de la sociedad civil. Todo ello con el objetivo de ser un actor activo en la definición de la nueva arquitectura global que se está creando en al ámbito de las finanzas sostenibles. En este sentido, cabe destacar la consolidación de la posición de BBVA ocupando la co-presidencia del Comité Directivo de UNEP FI y la participación en la iniciativa para impulsar el mercado voluntario de carbono junto con el IIF.

También señalar la participación como miembro fundador de la Net Zero Banking Alliance como coalición de bancos para alcanzar las emisiones netas financiadas en 2050 y en la que BBVA participa en su Comité Directivo.

A nivel colectivo y en el marco de los Principios de Banca Responsable, un avance importante ha sido la creación del Consejo Asesor de la Sociedad Civil, un órgano que aporta a UNEP FI una visión de contraste independiente para implementar los principios en temas clave como el cambio climático, la biodiversidad y los ecosistemas, los derechos humanos, la pobreza, la inclusión social y la transparencia. Este Consejo, único en este tipo de iniciativas, se convierte así en una pieza fundamental para dotar de la mayor credibilidad a los Principios de Banca Responsable.

Gobernanza y cultura

En quinto lugar, en materia de gobernanza y cultura, BBVA situó la sostenibilidad como prioridad estratégica en 2020 y el Consejo aprobó la Política de Sostenibilidad del Grupo, una política cuya implementación es supervisada por el propio Consejo.

El siguiente paso fue poner en marcha ese mismo año una Oficina Global de Sostenibilidad para liderar la transformación en la entidad. Y para afianzar ese compromiso, el Grupo ha creado en junio de 2021 un área global de Sostenibilidad, que lidera Javier Rodríguez Soler y eleva la sostenibilidad al máximo nivel ejecutivo de la organización. En un contexto en el que todos los empleados y unidades del Grupo ya integran la sostenibilidad en su día a día, la nueva área diseñará la agenda estratégica de sostenibilidad, definirá e impulsará las líneas de trabajo en torno a este ámbito de las diferentes unidades globales y de transformación (Riesgos, Finanzas, Talento y Cultura, Data, Ingeniería y Organización, entre otras) y desarrollará nuevos productos sostenibles.

Transparencia y responsabilidad

Y, finalmente, BBVA también ha avanzado en relación con la transparencia (sexto y último principio). El banco viene reportando sus políticas de banca responsable desde hace años en sus informes para los reguladores, señalando mejoras y planes para su plena implantación. Un buen ejemplo de ello es la presentación de su segundo informe TCFD en 2020, un ejercicio de transparencia que recoge los progresos en el modelo de gobierno, estrategia, gestión del riesgo y métricas relacionadas con el cambio climático.

En ese sentido, BBVA se ha sumado al compromiso de publicación de métricas ESG, 'Measuring Stakeholder Capitalism Initiative', adoptado por 61 empresas miembros del Foro Económico Mundial de Davos y del grupo de primeros ejecutivos que forman parte de su Consejo de Negocios Internacionales (IBC, 'International Business Council').

Por todo ello, los Principios de Banca Responsable son más que una declaración: son una auténtica guía con pasos muy concretos, muy ambiciosos y a la vez muy distintivos respecto a otras iniciativas colectivas, para ayudar al sector financiero en su transformación hacia un modelo de banca responsable y sostenible.

Otras historias interesantes