Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Carlos Torres Vila: “España tiene una enorme ventaja competitiva en la transición energética”

BBVA-wakeup-spain-Carlos-Torres-Vila-2

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha destacado hoy que la transición energética supone una gran oportunidad, porque hay muchas actividades existentes que tendrán un enorme crecimiento, al tiempo que surgirán otras nuevas. “España tiene una ventaja competitiva en la transición energética”, ha señalado. “Tenemos el recurso natural, el nuevo petróleo, que es el sol y el viento”, ha afirmado durante su intervención en la segunda jornada de Wake up, Spain, el simposio organizado por El Español, Invertia y D+I, dedicada a la transición energética.

Carlos Torres Vila ha afirmado que la lucha contra el cambio climático supone una de las mayores disrupciones de la historia, una tarea titánica que hay que acometer con un ritmo de cambio también sin precedentes. Y aunque las compañías energéticas tienen un papel muy importante en este proceso, afecta a toda la sociedad y requiere que se sumen los esfuerzos de todos: consumidores, poderes públicos, investigadores, inversores y empresas de prácticamente todos los sectores. En esta transición, Carlos Torres Vila ha subrayado que los bancos juegan un papel crucial, ya que “somos catalizadores del cambio”. En su opinión, “la transición y la innovación requieren financiación”, y “tenemos un papel muy importante también asesorando a nuestros clientes con soluciones innovadoras para acometer esa transición”. Además, ha señalado que esta transición debe ser justa y no dejar a nadie atrás. En este sentido, el presidente ha recordado que BBVA es un banco muy presente en el mundo emergente y “estamos muy orgullosos de contribuir a su desarrollo”. De hecho, la OCDE ha reconocido la labor de la FMBBVA como la primera entidad por contribución al desarrollo en América Latina, y la segunda en todo el mundo, solo detrás de la Fundación Bill y Melinda Gates. La sostenibilidad social es clave.

En cuanto a la posición de España en la transición energética, ha comentado que un elemento clave es la electrificación y la descarbonización de la electricidad. “Vamos a multiplicar la potencia instalada y ahí España es muy competitiva, porque tiene el recurso natural, el nuevo petróleo: viento y sol”. Este último, a su modo de ver, “nos va a dar una segunda vida más potente que la del turismo todavía”. Según ha explicado, el sol va a ser una ventaja competitiva en el mundo al que vamos y se une a otra ventaja para España, que es estar cerca del mercado. “A medida que se avance, no solo en transportar la energía por redes, sino también en almacenar esa electricidad para ser transportada en distintos formatos, ¿dónde se instalará la capacidad eléctrica renovable? Allí donde sea más competitivo”. A su juicio, será en España.

"La transición energética supone una gigantesca oportunidad para generar crecimiento y bienestar"

No obstante, ha señalado que la descarbonización también provocará la desaparición de muchas actividades y la pérdida de valor de otras, pero al mismo tiempo, muchas actividades existentes tendrán un enorme crecimiento y surgirán otras nuevas. Por ello, en su conjunto “esta transición energética supone una gigantesca oportunidad para generar crecimiento y bienestar”. En su opinión, el sector público tiene un papel clave en lograr una transición energética justa, que no deje a nadie atrás,, compensando a quienes se ven más negativamente afectados, a través de reconversión, educación, recapacitación, ayudas e incentivos. “No podemos dejarles solos”, ha dicho.

El presidente de BBVA ha explicado que, en el contexto de crisis actual, la principal preocupación de muchas empresas, pymes y autónomos es garantizar su supervivencia. Sin embargo, en su opinión, la sostenibilidad es una carrera de largo plazo y una oportunidad para las pymes, y las empresas en general, de ser más competitivas, tanto en el contexto actual como ante crisis futuras. “Los consumidores tienen esta sensibilidad y cada vez más. Entonces, la inversión en sostenibilidad lejos de ser un coste, es algo inteligente, no sale cara”, ha explicado. Por ejemplo, las mejoras en eficiencia energética reducen costes de producción.

A su juicio, para las pymes esta inversión es muy importante, pero hace falta sensibilización y conocimiento. Ahí, las grandes empresas, y los bancos en particular,  juegan un papel fundamental para extender ese conocimiento, difundirlo y ayudar a los clientes con soluciones basadas en datos para que puedan prepararse mejor y capturar esa oportunidad.

Participación de Carlos Torres Vila, presidente de BBVA, en la segunda jornada de Wake Up, Spain.

Carlos Torres Vila ha señalado que los fondos europeos NGEU suponen una oportunidad histórica para España, para impulsar la recuperación y modernizar la economía y la sociedad. En este sentido, considera que el sector público debería invertir en infraestructuras y en investigación, al tiempo que se asegura de que “los fondos lleguen también a las pymes y a los particulares”. A su modo de ver, es necesario diseñar programas de amplio espectro, en los que los fondos se dediquen con transparencia y competencia. Asimismo, cree que es fundamental la “estabilidad institucional” y “reglas del juego claras”, así como “un sistema fiscal eficiente que no distorsione la toma de decisiones”. En definitiva, ha subrayado que “es muy ilusionante” contar con los fondos. “Ahora tenemos que ejecutar para que se materialice”, ha afirmado.

El presidente de BBVA se ha referido al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que supondrá una inversión anual de 25.000 millones de euros en la próxima década. “Lo que tenemos que conseguir es que los fondos se multipliquen con inversión privada”, ha dicho. “La inversión privada es la variable que más explica el crecimiento económico a largo plazo”; dos tercios de la variabilidad en crecimiento viene determinada por la inversión privada.

Carlos Torres Vila ha explicado que BBVA ha sido pionero en incorporar la sostenibilidad como una de las prioridades estratégicas del banco: ayudar a los clientes en la transición hacia un mundo sostenible. Desde 2018 ha movilizado más de 50.000 millones de euros de su compromiso de lucha contra el cambio climático, lo que supone ir muy por delante del objetivo total del Grupo BBVA de movilizar 100.000 millones de euros en 2025. Asimismo, el banco ha avanzado en hacer realidad el compromiso de alinear su actividad con los objetivos del Acuerdo de París. Desde 2020, BBVA es neutro en carbono en las emisiones que genera directamente por su actividad. “Recientemente hemos dado un paso más, asumiendo el compromiso de reducir a cero nuestra exposición a actividades relacionadas con el carbón, dejando de financiar a empresas en esas actividades, antes de 2030 en los países desarrollados y antes de 2040 en el mundo emergente”, ha explicado.

Torres Vila ha destacado, asimismo, el gran trabajo de inversión en la comunidad llevado a cabo de manera directa. En 2020, BBVA destinó más de 140 millones de euros a iniciativas sociales y de apoyo a la educación, el fomento de la cultura y la ciencia, el emprendimiento, y a paliar los efectos de la COVID-19, beneficiando a más de 12 millones de personas.

Todas estas iniciativas han llevado al Dow Jones Sustainability Index a reconocer a BBVA como el banco europeo más sostenible y el segundo en el mundo.

Otras historias interesantes