Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Social> Emprendimiento Act. 29 jul 2021

Innovar y emprender: ¿pueden funcionar por separado?

BBVA-emprendimiento-innovacion-union-conceptos-emprea-equipo-trabajo

Son dos conceptos básicos en los negocios: innovar y emprender. La gran pregunta es si significan lo mismo y si podrían funcionar uno sin el otro. Los expertos no pueden desligar ambos conceptos y saben que el éxito de los grandes emprendimientos de la historia ha tenido como bandera su poder innovador.

Innovar o emprender, esa es la cuestión. Pero, ¿es una o son dos cuestiones? ¿Existen diferencias entre una actividad y otra o juegan en el mismo equipo?

“Se puede innovar en cualquier ámbito. Innovar es hacer algo diferente, pero para emprender necesitas algo innovador. Si las empresas no innovan hoy, mueren. Innovar no solo es una forma de plantear cosas nuevas que antes no existían; está también en el propio producto (que debe ser innovador), en crear una nueva tecnología, una nueva forma de trabajar dentro de la empresa…”. La explicación que da Camila Polensvaig, directora del grado de Emprendimiento de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, ayuda a tener los conceptos más claros. Innovar y emprender deben ir siempre de la mano para que tanto uno como otro sean un éxito a la hora de ponerlos en marcha. Ambos se complementan.

En el estudio ‘Emprender o innovar. ¿Dónde está la diferencia?’, publicado por los profesores de la Universidad Politécnica de Cataluña Francesc Solé Parellada, Itxaso del Palacio Aguirre y Ariel Areyuna Santiago, se define la innovación como cualquier cambio en una organización que viene validado por el mercado. La innovación se manifiesta en las organizaciones en la aparición de nuevos productos y servicios, en la incorporación de nuevas tecnologías, procesos productivos, prácticas de trabajo o formas de hacer negocios. Las competencias para la innovación son, según los tres expertos, creatividad, gestión de información, desarrollo de redes, trabajo en equipo y capacidad emprendedora.

Para el prestigioso economista Albert N. Link, uno de los grandes expertos en emprendimiento, existen doce ámbitos de estudio en relación a la naturaleza y el rol del emprendedor:

  • El emprendedor es la persona que asume riesgos asociados a la incertidumbre.
  • El emprendedor es la persona que aporta capital financiero.
  • El emprendedor innova.
  • El emprendedor toma decisiones.
  • El emprendedor es líder en un sector de la actividad económica (cuando no quien crea el sector).
  • El emprendedor es ‘manager’.
  • El emprendedor coordina recursos económicos.
  • El emprendedor es dueño de una empresa.
  • El emprendedor es quien emplea factores de producción.
  • El emprendedor contrata.
  • El emprendedor arbitra.
  • El emprendedor coordina recursos que tienen usos alternativos y les da un destino concreto.

Muchas de estas facetas implican innovación, por eso en la conciencia y en la forma de trabajar de la persona que emprende siempre debe estar implícita una buena dosis de innovación.

“Ambos fenómenos corresponden a dos dimensiones del proceso de cambio que experimentan constantemente las organizaciones y la actividad económica en su conjunto. Todo esfuerzo de emprendimiento está asociado a una innovación, al mismo tiempo que toda innovación requiere de acciones de emprendimiento para alcanzar el mercado”, concluye el estudio de los profesores.

“Si haces que la innovación suceda, emprendes. Si analizamos el ejemplo de Apple, por mencionar alguno, ellos no han inventado nada. Cogieron un teléfono y le añadieron innovación. Y esa innovación consiste en generar una necesidad”. José Luis Casal, emprendedor, facilitador de emprendedores y miembro del Consejo de la HAC Business School and University of New York, argumenta así la importancia de la innovación a la hora de poner en marcha cualquier tipo de emprendimiento.

En definitiva, innovar es un camino para el desarrollo que ya han tomado muchas empresas. El 82% de los emprendedores considera que la innovación es un factor determinante para sus negocios. Para la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) existe mucho emprendimiento, pero la mayor parte es informal y no original, lo que explica la tasa de mortalidad temprana de las empresas.

Cinco países referentes en emprendimiento e innovación

Según el portal Best Countries, estos países son perfectos para empezar un nuevo negocio:

  1. Alemania

    Alemania-pais-ciudad-germana

    El país más emprendedor e innovador, donde existe un gran apoyo de políticas públicas. Berlín es centro de innovación por excelencia.

  2. Japón

    Japon-ciudad-pais-oriental

    Motor mundial de la innovación y los emprendimientos. Los negocios tecnológicos tienen allí un magnífico caldo de cultivo.

  3. Estados Unidos

    Estados-Unidos-ciudad-pais-norteamericano

    El lugar ideal para que converjan innovación y emprendimiento y donde surgen proyectos que aspiran a alcanzar un impacto global.

  4. Reino Unido

    Reino-Unido-pais-

    Aunque el Brexit ha cambiado las cosas de cara a inversiones extranjeras, sigue siendo uno de los países más potentes para emprender y desde donde acercarse a clientes de toda Europa.

  5. Canadá

    Canada-pais

    Como Alemania, ofrece muchas facilidades para obtener ayudas públicas al emprendimiento y la innovación.

Estos países lo han tenido siempre claro. Saben que la innovación y el emprendimiento no pueden ni deben separarse si se pretende que el proyecto empresarial tenga éxito.

Xiaomi, Tesla Motors, Alibaba, Netflix… Más ejemplos que supieron detectar necesidades y lo hicieron de manera innovadora. No hay duda de que la clave está en la innovación.

Otras historias interesantes