Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tractores agrícolas: cómo hacer más sostenible el símbolo de la mecanización

Tractores agrícolas: cómo hacer más sostenible el símbolo de la mecanización

La industria innova en motores más eficientes, nuevas fuentes de energía, guiado automático o digitalización para impulsar la sostenibilidad de los tractores agrícolas. El agricultor, por su parte, puede hacer un uso más eficiente de su maquinaria eligiendo bien su potencia respecto a su apero o poniendo a sus neumáticos la presión adecuada.

Antes de que la pandemia interrumpiera la vida pública y los viajes internacionales, miles de compradores de todo el planeta acudían cada mes a un campo en Cambridgeshire, en la campiña británica, a la subasta de tractores de segunda mano más grande del mundo. Los compradores locales pujaban junto a distribuidores de Mali, Portugal o Afganistán, y un tractor robusto de la década de los setenta competía en ofertas con la última cosechadora de alta tecnología. Cerrados ya los tratos, la mayoría de máquinas terminaban en contenedores rumbo a tierras lejanas.

La anécdota la cuenta en un artículo de 2020 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, a modo de ejemplo de cómo el tractor lleva más de un siglo siendo un símbolo de la mecanización en la agricultura, y de su potencial para cambiar la forma en que los productores administran su tierra y su tiempo. Permite plantar antes y con la densidad correcta, ayuda a cosechar a tiempo, a manejar las malas hierbas, la postcosecha, a aumentar el rendimiento... "A los pequeños agricultores les permite hacer la transición a una agricultura orientada al mercado, y salir de los círculos viciosos de la pobreza", enfatiza el artículo.

"La mecanización se desarrolló para facilitar el trabajo de los agricultores", explica Jacinto Gil, profesor de maquinaria agrícola en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Y, como parte fundamental de ese mundo, no puede sustraerse al debate sobre agricultura y medioambiente. Dicho de otro modo, si, como recuerda Gil, hace 160 años se inventó la cosechadora de cereales, "la máquina que más trabajo ha ahorrado, porque siega y trilla", cabe preguntarse cómo ha avanzado esa cosechadora, y qué está aportando en materia de sostenibilidad.

Tractores agrícolas: cómo hacer más sostenible el símbolo de la mecanización

Gasóleo, el combustible más utilizado

La respuesta corta sería que ha avanzado y aportado. Pero no en cuanto a combustible. "El gasóleo es el más utilizado en el mercado; existen pocas unidades con otras fuentes de energía", reconoce Gil. Sí es verdad que los motores convencionales son cada vez más eficientes. En España, hace 15 años, Gil y otro profesor de la Escuela de Ingenieros Industriales de la UPM elaboraron una clasificación de tractores según su eficiencia energética, mediante un código de letras semejante al de los electrodomésticos: de la A la G, del verde al rojo oscuro, del más al menos eficiente.

Gil admite que los motores diésel han llegado al límite de su eficiencia, que poco menos pueden contaminar ya, y avanza su sustitución, gradual, "no drástica", por otras fuentes de energía más limpias y renovables:

  • Biodiésel. Obtenido a partir de aceites vegetales, este combustible lleva varios años mezclándose con el gasóleo. "Desde 2018, Valtra comercializa tractores que funcionan con biodiésel 100 %", escribe Gil en un artículo publicado en la revista Vida Rural.
  • Biogás. Gil menciona el motor que funciona con metano producido por fermentación de residuos agrícolas desarrollado por la marca New Holland, que ha culminado en el modelo T6 Methane Powered Concept, Tractor Sostenible del Año en 2019, y en el T6 Methane Power Tractor, en el mercado desde 2020.
  • Eléctrico. No solo elimina las emisiones de dióxido de carbono (CO2), sino también el ruido. Las marcas están explorando dos fórmulas: una sustancia, almacenada en un depósito, que genere electricidad  (pila de hidrógeno) o baterías recargables. "Las marcas que han desarrollado prototipos indican que la situación ideal es que las empresas agrícolas sean autosuficientes desde el punto de vista energético, dado que en el campo es factible tener digestores de residuos agrícolas para producir metano, paneles solares fotovoltaicos o aerogeneradores", indica Gil.

'Podcast': Los biocombustibles, una opción sostenible para el transporte

00:00 05:01

Cómo ganar en sostenibilidad

Mientras llegan los motores del futuro, el profesor Gil ofrece pistas para ganar en sostenibilidad en el presente. Empezando por algo tan básico como calibrar bien la potencia del tractor respecto al apero que lleva enganchado. "Un tractor potente con apero pequeño del que tirar es menos sostenible", advierte.

O que los neumáticos vayan a la presión adecuada. "La fuerza de tiro de un tractor se logra a base de que sus neumáticos se agarren al suelo; estos tienen un dibujo muy pronunciado, para hacer un efecto cremallera, como los tranvías de Lisboa o San Francisco, que han de superar cuestas muy altas", describe. Cuando transitan por el campo de labor, es necesario inflarlos menos para que se ensanchen y se agarren mejor al terreno. Cuando van por carretera hemos de aumentar la presión para que se apoyen menos en el asfalto", añade. "Una de las líneas en las que ha de avanzar la tecnología es en conseguir que los neumáticos varíen automáticamente su presión dependiendo de la superficie", informa.

"Se ha avanzado en el guiado automático, que evita que se solapen las pasadas, agiliza los giros, provoca menos tiempos de espera y pérdidas de horas de trabajo y combustible", señala Gil. Y en la transmisión de datos alámbricos entre tractor y apero, e inalámbricos entre tractor y el centro de control de su trabajo, según añade. "Esta tecnología está directamente relacionada con la agricultura de precisión, que pretende dar a cada zona un tratamiento diferente, según sus necesidades. Todos los datos de una finca se meten en el tractor, conectado electrónicamente con su apero que, según va avanzando, va regulando las dosis de semillas, abono o tratamiento en función del terreno en el que se encuentre", explica.

Mientras los países desarrollados tecnifican y digitalizan su maquinaria agrícola para reducir su impacto medioambiental y hacer más eficientes sus consumos, en los países en vías de desarrollo cobran fuerza plataformas para compartir tractor. "Los servicios disponibles mediante el teléfono móvil son una innovación prometedora que puede ayudar a los agricultores a acceder a la tecnología adecuada para mejorar su producción”, apunta Josef Kienzle, ingeniero agrícola de la FAO. "La mecanización comenzará a entrar en estos países gracias a la economía colaborativa", ratifica Gil.