Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Planeta> Huella de Carbono Act. 30 abr 2021

Viviendas eficientes para ahorrar y alcanzar la neutralidad de carbono

viviendas_eficientes_apertura-sostenibilidad-sector-inmobiliario-medidas-cuidado-medioambiente-hogares-casas

Los edificios consumen mucha energía y emiten demasiado CO2. Aislar bien las viviendas, utilizar fuentes renovables, cambiar los electrodomésticos y reducir el uso de electricidad o agua ayudan a la neutralidad de carbono. Tu casa será eficiente y más confortable.

Mejorar la eficiencia energética de los edificios es una de las medidas más importantes para alcanzar la neutralidad de carbono a mediados de siglo. Los inmuebles son los mayores consumidores de energía de la Unión Europea y unos de los principales emisores de dióxido de carbono (CO2).

Se calcula que, en la actualidad, cerca del 75 % de los inmuebles de la Unión Europea no son eficientes desde el punto de vista energético. Es decir, que parte de la energía utilizada en tres de cada cuatro edificios se malgasta. De acuerdo con datos de la Comisión Europea, la renovación de los edificios podría reducir el consumo de energía hasta un 6 % y las emisiones de CO2 hasta un 5 %. Sin embargo, cada año se renueva menos del 1 % de los parques inmobiliarios.

Para revertir esta situación, la Unión Europea ha introducido políticas para incentivar la rehabilitación y la reforma de los edificios. Un objetivo que también puede marcarse a nivel individual, pues presenta ventajas muy interesantes.

viviendas_eficientes-ventanas-consejos-inmobiliario-casas-ecologicas-sostenibles-economia-verde-certificados

Motivos para apostar por la rehabilitación

Existen numerosas formas de mejorar la eficiencia energética de una vivienda: utilizar energías renovables, cambiar los electrodomésticos por otros de menor gasto y adoptar buenas prácticas como reducir el uso de electricidad o agua. Sin embargo, una de las más efectivas es mejorar la eficiencia del propio edificio.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) acaba de publicar la ‘Guía práctica para la energía para la rehabilitación de edificios’, un documento para orientar a los ciudadanos que busquen mejorar el aislamiento térmico de los edificios.

Una de las premisas del informe es que rehabilitar térmicamente un edificio no es tan complicado ni tan caro como podría parecer. A menudo, pensamos en las reformas y las rehabilitaciones como algo a lo que enfrentarse de forma puntual, cuando existe algún problema en la vivienda o es obligatorio por ley. Sin embargo, realizarlas con el único objetivo de mejorar la eficiencia energética presenta numerosos beneficios:

  • Favorece el ahorro económico: una rehabilitación térmica media se puede amortizar en cinco años.
  • Mejora el confort y el bienestar de los usuarios.
  • Reduce las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero.
  • Ayuda a eliminar las condensaciones.
  • Mejora el aislamiento acústico.
  • Añade valor al edificio.
viviendas_eficientes-casas-hogares-sostenibilidad-ecologia-sector

Cómo puede aislarse térmicamente un edificio

De acuerdo con el IDAE, aislar térmicamente una vivienda consiste en lograr que sus elementos en contacto con el exterior aumenten su resistencia al paso de temperaturas. Esto se consigue incorporando materiales aislantes en diferentes partes de su estructura. Las más habituales son las siguientes:

  • Fachadas (muros y ventanas).
  • Cubiertas.
  • Suelos y techos.
  • Tabiques y paredes interiores y de separación de viviendas.
  • Instalaciones (como tuberías).

Los técnicos del IDAE recomiendan aprovechar cualquier trabajo en el edificio para añadir mejoras de aislamiento, ya que a menudo los costes principales están relacionados con la mano de obra. Así, una obra para reparar humedades puede permitir añadir aislamiento a la cubierta, por ejemplo. Y si es necesario cambiar las ventanas, lo ideal es optar por aquellas más aislantes, como pueden ser las de doble acristalamiento con rotura de puente térmico.

Otras recomendaciones son contactar con varios especialistas para pedir asesoramiento y consultar si existen programas de ayudas económicas para proyectos de ahorro de energía en la comunidad autónoma correspondiente.

Se espera que durante los próximos años se adopten numerosas medidas para promover la eficiencia energética de los edificios. Un ejemplo reciente es la actualización en España del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), que busca reducir el consumo de energía al impulsar la instalación de sistemas más eficientes y basados en energías renovables en los edificios.

Otras historias interesantes