Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Trabajo,empleo y empresa Act. 06 nov 2018

Cómo afectan los periodos de desempleo a la pensión pública

El impacto que los periodos de desempleo pueden tener sobre la pensión pública inicial varía en función de varios factores, principalmente el momento en que se produce el periodo de desempleo; la duración de ese periodo; si hay un periodo o más de uno durante la carrera laboral, y el nivel salarial del trabajador.

Según el trabajo titulado ‘Acerca de la influencia de las interrupciones en el empleo sobre las prestaciones por jubilación’ (2017) de José Antonio Herce y Jorge Bravo, miembros del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, los periodos prolongados de desempleo pueden reducir hasta un 25% la pensión pública para los salarios medios.

Este supuesto se extrae de una simulación realizada por los autores, con varios escenarios: un periodo de dos años de desempleo al principio de la carrera laboral; uno de dos años al final de la misma; ambos periodos de desempleo en la misma carrera laboral, y dos periodos de desempleo de cinco años cada uno en una carrera de cotización completa.

Asimismo, se realiza la simulación para un salario básico, un salario medio y un salario elevado (el doble del salario medio). De todos estos supuestos, el que se ve afectado negativamente en mayor medida es un trabajador con salario medio que sufre dos periodos de inactividad laboral de cinco años cada uno, cuya pensión inicial puede verse reducida en un 25%.

La existencia de acuerdos de subsidios a las cotizaciones protege significativamente a los trabajadores ante la posibilidad de perder derechos a percibir pensión”

“Lo primero que cabe destacar es que la existencia de acuerdos de subsidios a las cotizaciones protege significativamente a los trabajadores ante la posibilidad de perder derechos a percibir pensión, aun en el caso de que los perceptores con salarios promedio que experimenten interrupciones de mayor duración puedan verse afectados de manera desproporcionada”, señala el informe.

Menor impacto en salarios mínimos y máximos

Para los trabajadores cuyos salarios están situados muy por encima o por debajo de los salarios promedio, el impacto de las interrupciones laborales sobre las pensiones futuras iniciales se reduce en gran medida a causa del papel que juegan los límites de pensión de jubilación inferiores y superiores.

Así, bajo los mismos supuestos, el impacto sobre la pensión para un salario mínimo será del 10,42%. Para los perceptores de salarios mínimos base, las interrupciones laborales tienen un escaso efecto marginal sobre los derechos a percibir pensión bruta independientemente de la magnitud de los efectos perjudiciales. “Esto se debe tanto a la legislación del salario mínimo, como a los mecanismos de subsidio a las pensiones y la forma en que se computan las prestaciones de seguro de desempleo”, apuntan los autores.

Para un salario elevado, el doble de un salario medio, el impacto sobre la prensión de dos periodos de cinco años de desempleo sería del 12,31%. Es una cifra significativamente inferior al impacto sobre el salario medio (25%), porque existe un límite para la pensión máxima que se puede percibir, independientemente de lo elevado que sea el salario durante la carrera laboral.

Mayor impacto al final de la carrera laboral

Los resultados empíricos demuestran que el impacto que tienen periodos de desempleo únicos de distinta duración que se produzcan al comienzo de la carrera contributiva sobre los derechos a percibir pensión bruta de trabajadores con salarios bajos, medios y altos no resulta muy significativo, siempre que los trabajadores desempleados sean capaces de encontrar un nuevo trabajo manteniendo su salario relativo.

Además, para obtener una pensión de jubilación completa se requiere una carrera contributiva de aproximadamente 35 años. Pero, dado que para el cálculo de los derechos de pensión solo se tienen en cuenta los últimos 20 años de la carrera laboral, las interrupciones laborales antes de esos 20 años no tendrán efecto sobre la primera pensión de jubilación.

Una o varias interrupciones de empleo

“El impacto de una única interrupción del empleo sobre los derechos a percibir pensión resulta mucho más significativo cuando a la pérdida del empleo le sigue una trayectoria más baja en lo que respecta a futuras ganancias tras volver a trabajar, y resulta más acusado cuanto mayor sea la duración de los periodos de desempleo”, apuntan los autores.

Las interrupciones por desempleo únicas de distinta duración que se producen en las edades previas a la jubilación tienen un impacto mayor sobre las prestaciones por jubilación cuando se comparan con las que se producen tempranamente o en la mitad de la carrera contributiva.

El impacto que tienen las brechas contributivas múltiples en las pensiones en la edad avanzada resulta más significativo que el que producen sus las interrupciones únicas, “especialmente en lo que respecta a los perfiles de ganancia base, incluso cuando los trabajadores desempleados sean capaces de regresar al mercado laboral pocos años más tarde recibiendo el salario promedio que corresponda en ese momento”, apuntan los autores.

Otras historias interesantes