Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca responsable 26 sep 2017

BBVA implantará las recomendaciones sobre financiación y cambio climático promovidas por el G20

BBVA forma parte del grupo de 14 bancos que se han comprometido ante el programa ambiental de Naciones Unidas (UNEP-FI, por sus siglas en inglés) a implantar las recomendaciones sobre financiación y cambio climático publicadas en julio por el Consejo de Estabilidad Financiera en el marco del G20.

El cambio climático y la necesaria transición hacia una economía baja en carbono suponen uno de los mayores desafíos globales de la humanidad. El Acuerdo de París de 2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 significaron dos hitos de enorme trascendencia que están siendo ya la referencia para la definición de políticas públicas y de compromisos de empresas en todo el mundo.

Como dijo el anterior Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, “somos la primera generación que podemos erradicar la pobreza y la última generación que puede realizar pasos decisivos para evitar los peores impactos del cambio climático”.

En BBVA llevamos mucho tiempo integrando de forma progresiva los factores ambientales en nuestros procesos de decisión”

Para ello, es necesario contar con un sistema financiero más sostenible en el que las decisiones de inversión y financiación integren una visión más a largo plazo e incorporen los factores ambientales y sociales. En esa línea, el Consejo de Estabilidad Financiera, órgano de referencia creado tras la reciente crisis, decidió crear un grupo de trabajo liderado por Michael Bloomberg para elaborar estas recomendaciones, denominadas también TCFD por sus siglas en inglés (‘Task force on Climate-related Financial Disclosure’).

Estas recomendaciones parten de que el cambio climático y la transición hacia una economía baja en carbono suponen tanto riesgos como oportunidades para las compañías, con un impacto financiero tanto en sus balances como en sus cuentas de resultados. Con ellas se pretende promover una mayor transparencia sobre cómo las compañías están integrando estos temas en sus estrategias y modelos para que la comunidad inversora pueda tomar mejores decisiones.

Se incluyen cuatro áreas de recomendaciones: sobre el gobierno y la toma de decisiones, sobre la estrategia, sobre la gestión de riesgos y sobre métricas e información pública. El sector financiero juega un rol clave a la hora de impulsar esta transición por lo que las recomendaciones cuentan con un anexo específico para el sector.

En BBVA llevamos mucho tiempo integrando de forma progresiva los factores ambientales en nuestros procesos de decisión. Contamos con una robusta política en financiación de proyectos basada en los Principios de Ecuador y estamos siendo ya uno de los bancos líderes en financiación verde, con nuevas soluciones para nuestros clientes como los bonos verdes o préstamos verdes.

Sin embargo, queremos ir más allá. Debemos integrar los factores ambientales en nuestros procesos de decisión de forma sistemática. Para ello, estamos trabajando en un nuevo Marco Ambiental y Social para el Grupo que nos permita amplificar nuestro impacto positivo en la sociedad, fortalecer la gestión de estos riesgos emergentes y, a su vez, aprovechar de forma más consistente las nuevas oportunidades de negocio.

Este compromiso público para implantar las recomendaciones TCFD es un paso clave en ese camino. Nos ayudará a seguir evolucionando nuestro modelo, responder de forma ambiciosa a los nuevos retos a los que nos enfrentamos y cumplir con nuestro propósito.

Otras historias interesantes