Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía

Economía

China sigue enfrentando un proceso de desaceleración de su economía, que se ha visto agravado por la guerra comercial con Estados Unidos. En agosto, la producción industrial mostró un menor dinamismo, con un crecimiento de 4,4% interanual, frente a 4,8% de julio, y tanto la inversión como las ventas han disminuido su crecimiento. En medio de este panorama, el Gobierno chino prepara su propia criptomoneda, con lo cual se convertiría en la primera potencia económica en emitir una moneda digital soberana.

La inflación ha tenido un significativo comportamiento a la baja en el último año. Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA México, en su artículo “Hacia dónde irán las tasas de interés en México”, publicado en el diario El Financiero, sugiere que Banxico está en el momento oportuno para iniciar un ciclo de bajadas en la tasa de política monetaria, con lo cual podría ayudar a mitigar la desaceleración económica.

Este primero de septiembre ha entrado en vigencia la imposición de un arancel del 15% a varios productos chinos por parte de Estados Unidos y de un 5% al petróleo estadounidense que ha impuesto China. La escalada de las tensiones comerciales entre estos dos países continúa generando incertidumbre para la economía mundial. En ese marco, McKinsey ha publicado un informe en el que analiza el cambio de la relación de China con el mundo, al tiempo que BBVA Research pronostica un descenso en el crecimiento de la potencia asiática.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como la posible imposición de aranceles ha traído un escenario de pesimismo a los mercados financieros internacionales. La incertidumbre sobre una posible desaceleración o recesión económica afecta la confianza de los inversionistas, genera una alta volatilidad y por ende una depreciación de la mayoría de las monedas frente al dólar estadounidense.