Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía

Economía

A lo largo de la historia, América Latina ha afrontado muchas crisis externas, pero nunca, como ahora, había recibido tantos impactos a la vez. La crisis del coronavirus llega en un contexto de recesión global, caída de los precios del petróleo y de las materias primas y un fuerte descenso de las remesas. La falta de integración entre los países y el alto grado de informalidad laboral, son algunos de los obstáculos a los que se enfrentará la recuperación.

BBVA México dio a conocer su informe “Situación México”, correspondiente al segundo trimestre de 2020. En él se anota que ante el contexto económico que enfrenta el país como consecuencia de la contingencia sanitaria del COVID-19 es necesario que se implementen medidas extraordinarias de orden fiscal y monetario que ayuden a mitigar el impacto económico que tendrán tanto en las empresas como en las familias.

La recesión mundial provocada por el COVID-19, la drástica reducción en los precios del petróleo y la volatilidad en los mercados internacionales, llevarán a que el PIB colombiano se reduzca cerca de un 3% en 2020, según el informe de BBVA Research sobre la economía local. No obstante, a partir del segundo semestre de este año y el resto de 2021, la economía empezará un proceso de recuperación que la llevará a un crecimiento de alrededor del 4% en 2021.

Una de las principales preocupaciones que ha desatado el impacto del COVID-19 en México son las afectaciones para el sector empresarial. Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA Research en México, explica en su artículo 'Grave error de política pública, si no se apoya a las empresas' publicado en el periódico El Financiero, la urgente necesidad de que el gobierno federal otorgue apoyos fiscales a las empresas y con ello les ayude en la contingencia.

En la última edición de ‘Situación España’, presentada este martes por Jorge Sicilia, director de BBVA Research y economista jefe del Grupo BBVA, y Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico, el servicio de estudios de BBVA ha revisado a la baja el escenario publicado hace tres meses, de manera que la variación del PIB nacional pasará a ser negativa en 2020, con una caída  del -8% interanual (frente a un crecimiento del 1,6% previsto anteriormente), como resultado de la reducción de la actividad económica derivada de la pandemia de la COVID-19 y de las medidas de confinamiento implementadas para frenar el contagio. Esta situación podría llevar a una tasa de paro superior al 20% este año. Para 2021, gracias a la recuperación que se espera de la economía mundial y a las políticas impulsadas por las instituciones europeas y por el gobierno de España, el crecimiento del PIB español podría alcanzar el 5,7% interanual.

BBVA Research ha analizado el impacto del COVID-19 en el consumo de los españoles, utilizando tecnologías de ‘big data’, que reflejan una caída del consumo medio de hasta un 49%. Este análisis ha dado lugar a una colaboración junto a investigadores de las Universidades de Cambridge, Imperial College y Edimburgo donde se defiende el uso de datos transaccionales anónimos para la toma de decisiones por considerarlos un reflejo en tiempo real a las reacciones de las crisis y políticas económicas.