Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world Act. 06 nov 2018

Emoción gastronómica: ¿en qué se basa el placer de comer bien?

Fotografía Cena del 14 de agosto en el restaurante Pangea de Monterrey, México, durante la Gira BBVA-El Celler de Can Roca

Disfrutar de un brunch en el Hotel Arts frente a las playas de Barcelona, vivir una experiencia única de alta cocina en El Celler de Can Roca, el Arzak o el Sant Pau de Carme Ruscalleda, sentir esa emoción, percibir ese trazo de creatividad o vivir del arte en la mesa y fuera de ella.

Twittear

¿Es algo con lo que se nace, o se hace?

La emoción gastronómica es un concepto totalmente vinculado a la cocina gourmet; basada en sensaciones, gustos e incluso estados de ánimo, demuestra que se trata de un concepto profundamente enraizado a la vida misma. ¿Pero sabemos realmente disfrutar de una experiencia gastronómica? ¿Cómo alcanzar esa forma de ver arte en la comida? ¿Es algo con lo que se nace, o se hace?

Dorando a fuego lento la emoción gastronómica

Como casi todo, hay quien nace con estrella. Sin embargo, la emoción por la buena cocina es un placer que se puede cultivar y mejorar con el tiempo. Lo importante es empezar con una buena predisposición, dejar los condicionantes en la recepción del restaurant y acoger la experiencia como algo único, atractivo y, por qué no, también muy divertido.

Fotografia de Joan Roca y BBVA Compass en Dallas

1. Deja atrás los condicionantes
Si crees que la emoción gastronómica puede encontrarse como una revelación tangible y universal, te equivocas. Por ello, lo mejor es que centres la experiencia en tus gustos y en las nuevas vías que el chef te planteará; prueba nuevas combinaciones de vinos propuestos por el sumiller, degusta el menú o profundiza en aquellos platos que más despiertan tu interés. Y, ante todo, no dejes que lo que sabes o has aprendido de gastronomía hasta la fecha (sea poco o sea mucho) afecte a la emoción por la buena cocina.

2. Pásatelo en grande

Uno de los problemas más comunes a los que nos enfrentamos es la idea perenne de que la comida es algo serio, solemne y exclusivo; la cocina freestyle de El Celler intenta rehuir este concepto por ejemplo, y muchos otros grandes cocineros de otros puntos de España llevan años en esta misma línea.

Twittear

Ten presente que lo importante es disfrutar de la comida y de la experiencia, y sentir.

Te recomendamos el respeto por la emoción gastronómica y por la experiencia de los demás: en la tuya, mandas únicamente tú. Ten presente que lo importante es disfrutar de la comida y de la experiencia, y sentir.

Fotografía en Cocina de El Celler Can Roca

3. Es comida, ¡y es arte!

Durante las últimas décadas hemos asistido a una conversión y democratización de la comida en arte. Hoy, cada vez somos más personas quienes disfrutamos de una experiencia gastronómica más allá de la necesidad; más allá de nutrirnos, hay un sentir que nos empuja a convertirlo en arte que admirar y probar con los cinco sentidos.

La gastronomía y la buena comida nos permiten encontrar matices, abrir un diálogo silencioso con el chef, vincular la emoción y el sentido y, como todo buen arte, también interactuar con la propuesta, ofrecer nuestro punto de vista y leer lo que allí se refleja.

Hoy, el placer por la buena comida triunfa en el mundo entero, y quizá la clave sea esta perspectiva artística, que no solo nos lleva hacia nuevas propuestas de alta cocina, sino que también nos permite conocernos mejor a nosotros mismos.

Sigue a los hermanos Roca en la Gira BBVA- El Celler de Can Roca 2015

Fotografía Hermanos Roca Celler de can Roca en Argentina Gira 2015 BBVA

Página oficial
facebook.com/CellerRocaBBVA
instagram.com/cellercanroca
@CellerRocaBBVA

Te recomendamos estas noticias