Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas

Finanzas

Persona en la cima de una montaña BBVA

El mercado de bonos, en 2019, ha vivido un año marcado por niveles de emisión récord que han superado en un 29% el volumen emitido el pasado 2018 en España. También de manera reseñable, la actividad en la emisión global de bonos sostenibles, verdes y sociales ha sido notoriamente positiva, con un volumen cercano a los 230.000 millones de euros. BBVA se posiciona como la entidad más activa, con una emisión de bonos verdes por encima de 3.300 millones.

BBVA México es la institución financiera que más apoya el crecimiento y desarrollo del sector inmobiliario en el país. En los últimos cinco años se ha afianzado como el banco que ha ayudado a que más familias consoliden su patrimonio a través del otorgamiento de créditos hipotecarios, y también ha impulsado los créditos puente para desarrolladores. Como parte de este compromiso,  en 2020 aumentará en 8% su colocación hipotecaria e inversión en el sector.

El pasado viernes 31 de enero, BBVA presentó sus resultados correspondientes a 2019. El beneficio atribuido del cuarto trimestre del año, excluyendo el impacto del deterioro del fondo de comercio de EE.UU., se situó un 10% por encima de las previsiones del consenso de analistas, gracias a una mayor contribución del margen de intereses y del resultado de operaciones financieras (ROF). Por áreas geográficas, destaca la buena evolución de España, México y Turquía.

Como cada principio de año, Banca Privada de BBVA presenta las claves económicas que dirigirán los mercados financieros durante los próximos doce meses y analiza las oportunidades existentes de inversión.

En esta ocasión, Belén García-Moya, directora de asesoramiento y altos patrimonios de Banca Privada de BBVA, explica cómo la sostenibilidad se ha convertido en uno de los principales ejes a la hora de analizar cualquier inversión y expone con detalle las megatendencias que guiarán los mercados en el medio y largo plazo.

El Grupo BBVA logró un beneficio sin extraordinarios de 4.830 millones de euros en 2019 (un 2,7% más que en 2018), el más elevado desde 2009. Las principales palancas que impulsaron este resultado fueron el incremento de los ingresos más recurrentes y la contención de los gastos de explotación. Incluyendo el impacto del ajuste del fondo de comercio en EE. UU. en el cuarto trimestre y las plusvalías por la venta de Chile en 2018, el resultado atribuido descendió un 35% interanual, hasta 3.512 millones de euros. La entidad tiene previsto someter a la consideración de los órganos de gobierno un pago en efectivo de 0,16 euros brutos por acción en abril de 2020, manteniendo la misma cifra del año anterior.