Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Los datos pueden acelerar el fin de la pobreza

“¿Qué haríamos sin los datos?”, preguntaba la periodista Susana Roza en la apertura del Oracle Day, un encuentro anual que en esta edición ha reunido en Madrid a más de 1.200 participantes para hablar del futuro de la tecnología. Una pregunta que, si le das la vuelta, encuentra fácil respuesta: “¿Qué se puede hacer con los datos?” Entonces, las posibilidades son infinitas, como ya han comprobado las más de 30 organizaciones, incluida la Fundación Microfinanzas BBVA, que han participado en este acto.

“Es difícil recopilar datos de las personas a las que atendemos, por su vulnerabilidad y por estar en muchos casos excluidas financieramente”, contaba al inicio de su intervención el director de Tecnología y Data de la FMBBVA, João Costa. “Por eso, ‒continuaba‒ es tan importante nuestro modelo de banca relacional: hasta que no vamos a sus hogares-negocio, no sabemos cómo son”. Un proceso que ahora es más eficiente con la tecnología, que permite a los asesores de microfinanzas mejorar la atención en sus visitas gracias a una aplicación móvil que funciona incluso en zonas sin cobertura.

“Subimos la información obtenida a la nube para poder diseñar soluciones que se adapten a las necesidades de los más de 2 millones de emprendedores a los que atendemos en los cinco países de América Latina en los que está la Fundación”, ha asegurado João Costa. Según ha dicho, “el éxito depende de una base de datos robusta y flexible”. Y la calidad de esos datos, ha concluido, “es esencial para ayudar realmente a las personas”.

“La calidad de los datos es esencial para ayudar realmente a las personas”

Unos datos que contribuyen a desarrollar el sector de las microfinanzas y que se reflejan en el Informe de Desempeño Social de la FMBBVA, del que ha hablado su responsable de Tecnología y Data en el encuentro de Oracle: “La información de cómo progresan nuestros emprendedores a lo largo de los años nos permite ver si realmente los estamos ayudando, y hemos comprobado que con nuestro apoyo, su bienestar aumenta y su vida mejora”.

Los más de 2 millones de personas a las que atiende la FMBBVA son los verdaderos protagonistas

El papel de la tecnología en el desarrollo sostenible

En el fin de la pobreza, el papel de la tecnología es fundamental. De hecho, una de las metas del ODS 1 de Naciones Unidas, que hace referencia al rol de las microfinanzas, incluye la importancia del acceso a las nuevas tecnologías “apropiadas” para su progreso. Por eso, la Fundación, en su compromiso con las personas vulnerables, apuesta por la innovación tecnológica para acelerar su propósito: el desarrollo de emprendedores de bajos ingresos. No solo en la gestión de los datos y los procesos del día a día, también poniendo al alcance de los clientes una aplicación de banca móvil que les permite consultar el estado de su cuenta y controlar las cuotas de los créditos, a través de un sistema de “chatbot”.

“Nuestro objetivo es mejorar la experiencia de cliente, para que sea fácil e intuitiva, y abrirles la puerta a nuevos modelos de negocio que les beneficien: facilitando su acceso a mercados para que crezcan sus ventas y aumentando su capacidad de negociación con los proveedores”, comenta el director de Tecnología de Data de la FMBBVA.

En ese auditorio, quedó claro que “somos los prehistóricos de una nueva era”, la de los datos. Un camino que empezó hace poco y cuyo potencial es tan grande como queramos: en manos de todos está aprovecharlo y acercarnos poco a poco a un mundo más justo, más sostenible y más igualitario.

Otras historias interesantes