Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Siete consejos para llegar a fin de mes sin problemas

recurso capacidad de endeudamiento BBVA finanzas ahorro capacidad financiera

Tener el control de los gastos mensuales resulta una tarea más sencilla gracias a la tecnología, pero requiere de una buena organización y tener fuerza de voluntad para alcanzar la meta. Mejorar tu economía y poder llegar a fin de mes conservando parte de los ingresos no es una tarea fácil pero en esta noticia se ofrecen consejos para poder aspirar a alcanzarlo. La salud financiera agradecerá su puesta en marcha.

Para evitar que a fin de mes aparezca la pregunta: ¿en qué se fue el dinero?, los siguientes consejos ayudarán a enfocarse en que lo que más importa no son los ingresos, sino cuánto se puede ahorrar y, sobre todo, qué uso darle.

Paso 1: establecer objetivos

¿Auto nuevo? ¿Cambiar de casa o departamento? O de repente ¿hay una deuda por cancelar? Tener los objetivos claros hará que se sepa exactamente hacia dónde ir. Y en el caso que se tenga una lista de varios objetivos, lo recomendable es enfocarse en uno cada vez; así será más fácil conseguir la meta y evitar el estrés al tratar de lograr todos al mismo tiempo.

Paso 2: analizar los gastos e ingresos

La intención de analizar los gastos es para cuidar el dinero y permitir que las finanzas personales sean correctas para tomar mejores decisiones y alcanzar los objetivos establecidos. Se puede empezar por ordenar los gastos por orden de prioridad o valor. Por ejemplo: haciendo un presupuesto mensual o llevando un registro de los gastos diarios para saber en qué se va el dinero.

Paso 3: definir los gastos fijos y gastos variables

Es ley: mientras más disminuyan los gastos, la preocupación será menor y se podrá ahorrar más. Define cuáles son los gastos fijos, como por ejemplo crédito hipotecario, luz, agua, teléfono, transporte; y también los gastos variables como comidas fuera de casa, salidas de entretenimiento, vestimenta, etc. Si los gastos variables son más grandes que los fijos, es porque se está gastando de más en cosas sin mucha importancia.

Paso 4: reducir los gastos

Cuando se comienza a definir cuáles son los gastos que se pueden reducir o evitar, la pregunta más importante es: ¿hay algo en lo que se pueda dejar de gastar?. Por ejemplo, una salida con los amigos todos los fines de semana, comprar ropa una vez al mes, desayunar o almorzar fuera de casa todos los días, el último modelo del 'smartphone'. Los pequeños cambios pueden contribuir a gastar menos y ahorrar más.

Paso 5: invertir

Una vez que se pueda contar con capital, una buena idea puede ser comenzar por invertirlo. Hoy en día existen en el sistema financiero diferentes tipos de productos de inversión para incrementar el capital sin representar pérdidas como, por ejemplo los fondos mutuos o las cuentas depósito a plazo. Se sugiere investigar y buscar la que más se adapte a las necesidades de cada persona.

Paso 6: eliminar y/o evitar deudas

Atención: adquirir una deuda para poder pagar otra no es una salida recomendada. Las deudas retrasan el camino hacia la meta y por eso es mejor destinar un monto exclusivo para pagarlas y tratar de no usarlo para otra cosa. Las deudas pueden convertirse en un gasto aún más grande y lo recomendable es que no superen el 30% de los ingresos.

Paso 7: el sistema 7 + 1

Dependiendo del presupuesto mensual y de las metas, se puede destinar un porcentaje de los ingresos para llevar un sistema de administración personal que contiene siete cuentas más una. La idea es separar el dinero y destinarlo en áreas específicas: educación, inversiones, compromisos mensuales, diversión, proyectos especiales (ej. una casa) y dinero para emergencias. El área adicional se reserva para los impuestos si corresponde.

Estos consejos ayudan a llegar a fin de mes sin problemas, pero lo más importante siempre será ser perseverante y disciplinado al ahorrar para luego disfrutar los resultados.