Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cómo se puede implementar un programa de compras responsables?

¿Cómo se puede implementar un programa de compras responsables?

Los consumidores exigen cada vez más que las empresas tengan un compromiso con la sostenibilidad. Definir objetivos sociales, ambientales y éticos, implicar a la cadena de suministro y a todo el equipo o comunicar los logros, son algunas de las claves beneficiosas para el negocio y el medioambiente.

Las compras o licitaciones responsables son aquellas que minimizan los impactos ambientales y sociales y promueven buenas prácticas en ética y derechos humanos, según define la Asociación Francesa de Normalización, AFNOR. Y el primer paso para que las adopte una compañía es "hacer una reflexión profunda sobre los cambios que quiere conseguir en cada uno de los pasos del proceso de compras", recomienda la guía 'Creación de valor a través de la compra responsable', elaborada por Mahou San Miguel, ISS y Fundación Adecco junto con la consultoría KPMG.

En otras palabras: la secuencia de planificación, definición de los requisitos, selección inicial de proveedores, elección de la estrategia de compra, concurso, evaluación de productos y servicios, preparación, finalización y gestión del contrato.

Es importante identificar qué aspectos en materia de sostenibilidad y responsabilidad corporativa hay que tener en cuenta o guardan relación con el modelo de compra", acota la guía. Y qué cuestiones deben cumplir los proveedores de esa empresa respecto a, por ejemplo, los derechos humanos, sistemas de integridad y ética o comportamiento medioambiental. "Hemos de analizar el impacto de estas compras en la triple cuenta de resultados, considerando al mismo nivel las implicaciones financieras, su impacto social y ambiental durante todo el ciclo de vida del producto o servicio".

Reputación, ética y sostenibilidad

El estudio insiste en que, en materia económica, el precio ya no es el criterio exclusivo y hay que considerar, además del ciclo de vida, la transparencia en las operaciones e intangibles como la reputación. En el objetivo medioambiental es clave reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la gestión eficiente de recursos como el agua o la energía, o la reutilización y el reciclaje. Mientras que en el social, destacan la promoción responsable del empleo y la diversidad, el cumplimiento de los derechos sociales y laborales, la accesibilidad y la inclusión social.

Asimismo, el informe alienta a colaborar con fundaciones, asociaciones y centros especiales de empleo "que deben responder a un doble objetivo: ofrecer productos y servicios en un mercado libre y abierto, y cumplir su misión principal de carácter social: ofrecer oportunidades, desarrollar y mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad".

¿Cómo se puede implementar un programa de compras responsables?

Es el mismo argumento de 'Únete a las compras responsables', carta de presentación de ContrataSocial, herramienta para la compra estratégica responsable de la Asociación Empresarial de Centros Especiales de Empleo, que invita a "cambiar la perspectiva de las cosas". Recuerda que las personas con discapacidad física y orgánica forman parte de la diversidad social y aboga por gestionarla "de forma positiva y constructiva", lo que "aportará importantes beneficios a la empresa" como la mejora sustancial de su imagen y su reputación o la diferenciación de sus competidores.

Paso a paso responsable

Daniela Lazovska, consultora de experiencias responsables, experiencia de cliente y empleados y 'relationship marketing', apunta desde Ciudad de México algunos de los pasos indispensables para implementar un programa de compras responsables:

  • Establecer metas y monitorear las actividades. "Es muy importante juntar a todos y responder a la pregunta: ¿qué es lo que la empresa realmente quiere lograr? Hacerlo solo para tratar de aumentar las ventas no es una meta suficiente", argumenta Lazovska.
  • Comunicar la estrategia y las tácticas a todos los involucrados y recompensar los logros. "Todos tienen que estar en la misma página para poder lograr los resultados deseados".
  • Correr la voz. “Comunicar el éxito en las compras sustentables es una forma poderosa de promover la empresa y los productos y servicios, y de esa manera, agregar gente a bordo".
  • Definir el compromiso de respetar los derechos humanos en la cadena de suministro. "El primer paso es comprometerse con el abastecimiento responsable. Debe ser fomentado por el liderazgo y reconocido en toda la compañía, y debe centrarse en mitigar el impacto de la empresa en las personas y el planeta".

El futuro ya está aquí

"La compra responsable supone un avance en las formas de llevar a cabo la contratación pública. Además, a la consideración de criterios de relación calidad/precio e imparcialidad en los procedimientos, con transparencia e igualdad, se añaden parámetros ambientales, sociales y éticos", indica una guía práctica en la que la organización Forética defiende la compra responsable por parte de las administraciones.

De hecho, cada vez más administraciones adoptan este tipo de programas y Lazovska cree que pueden funcionar como tractor e inspiración para el sector privado. "Las empresas van a adoptar programas de compras responsables" entre otras cosas porque no les queda más opción, opina. "Clientes, empleados y comunidades ya lo están exigiendo. Es solo cuestión de tiempo. Cada empresa va a tener que pasar por una transformación enfocada en las personas y el entorno. El futuro ya está aquí y no se pueden dar el lujo de pensar solo en ventas y en ganar dinero".