Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ideas creativas para reciclar botellas de plástico y decorar la casa

BBVA-reciclado-botellas-plastico-sostenibilidad-apertura

Las botellas de plástico tardan cerca de 500 años en descomponerse. Una buena forma de darles una segunda vida y así evitar que muchas acaben en los océanos sería utilizarlas para decorar el hogar. Las posibilidades son infinitas: sirven para crear macetas, lámparas, flores, cortinas, murales, mesas e incluso relojes.

Cada año se desechan millones de botellas de plástico. Algunas acaban en los mares, de forma que contaminan el planeta y causan daños a la fauna marina. Un estudio publicado en la revista científica PLOS ONE indica que hay más de cinco billones de piezas de plástico en el océano. El problema no va a desaparecer. Al menos a corto plazo. Cada botella de plástico tarda unos 500 años en descomponerse, según Greenpeace. Por este motivo, reciclar botellas de plástico para decorar el hogar es una buena opción para dar una nueva vida a estos envases.

Las botellas pueden convertirse en macetas para las plantas que den vida a patios, jardines o balcones. Hay quienes con solo unas tijeras, un cúter y pintura hacen en poco tiempo tiestos muy originales. Muchos de ellos se pueden colocar en cualquier rincón de la casa. Otras personas van más allá y crean grandes jardines verticales.

Esta opción, que puede servir para tener un pequeño huerto urbano o un jardín ornamental, se puede llevar a cabo casi en cualquier lugar. Solo hace falta una pared, una valla o un techo del que poder colgar unas sujeciones. A la hora de diseñar el jardín existe un amplio abanico de posibilidades, tal y como indican desde el portal Ecología Verde. Se puede optar por opciones básicas o complejas tanto en la disposición de las botellas como en lo que respecta a los sistemas de riego automatizado.

BBVA-reciclado-botellas-plastico-sostenibilidad-reciclaje

Otra alternativa sería utilizar las propias botellas para crear flora artificial. Si se escogen unas que sean verdes es posible recrear las ramas de un árbol fácilmente o diferentes tipos de plantas. El plástico también sirve para hacer todo tipo de flores. Por ejemplo, espigas de lavanda, rosas o violetas. El punto fuerte de estas flores es que no se marchitan y no hace falta regarlas. Además de para adornar el salón metidas en jarrones, las flores pueden dar un toque especial a los percheros o las lámparas de la casa.

De hecho, algunas botellas de plástico son una buena base para las lámparas de techo. Prueba de ello es el proyecto PET Lamp, que mezcla la reutilización de botellas de plástico PET con técnicas de tejido tradicionales seleccionadas de diferentes rincones del mundo para crear lámparas artesanales únicas. Normalmente el plástico con el que están hechas la mayoría de botellas deja pasar la luz. Por ello, puede ser utilizado para decorar todo tipo de lámparas e incluso conseguir que la luz que emiten las bombillas tenga un tono azulado o verdoso.

BBVA-reciclado-economia-circular-botellas-plastico-sostenibilidad-reciclaje

Tanto el plástico de las botellas como los tapones pueden ser utilizados para hacerse unas cortinas de lo más económico y para sacar el lado más creativo que toda persona tiene en su interior. Cualquier muro o pared puede convertirse en una auténtica obra de arte al ser totalmente decorado con tapones de colores. Por ejemplo, es posible recrear el mar, hacer un mosaico gigantesco o componer una ilustración de cualquier animal.

Para quienes prefieran una creación más práctica, una opción es utilizar las botellas para fabricar muebles. Con solo seis botellas, una mano de pintura y una tabla es posible hacer una mesa. Aunque también se puede utilizar más plástico para construir mesas más grandes. Otra alternativa sería usar las botellas para crear sillas e incluso sillones. En este sentido, los tapones de las botellas pueden ser muy vistosos. Además de para las sillas recicladas, se pueden usar, por ejemplo, para conseguir un cesto para la ropa de lo más original.

El límite de lo que cada uno puede crear con botellas de plástico reside en su imaginación. También se utilizan para hacer manualidades o adornos colgantes. O como portavelas, portabolígrafos, manteles de comida o joyeros.

BBVA-reciclado-sostenibilidad-botellas-plastico-reciclaje

Para guardar las joyas de forma ordenada y vistosa, solo hacen falta alrededor de cuatro botellas, una varilla metálica y cuatro tuercas. Incluso con 12 tapones y unas manecillas se puede crear un reloj para consultar la hora. Aunque sea el momento del día que sea nunca es tarde para empezar a reciclar.

Otras historias interesantes