Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech

Fintech

No hay vuelta atrás. La tecnología llegó para quedarse y quienes no se adapten a ella perderán no sólo oportunidades de información, sino también quedarán fuera del mercado. El uso masivo de teléfonos móviles, tablets y otras plataformas digitales no sólo han puesto a Chile en la cima de la conectividad en la región, también han cambiado la forma en que las personas se relacionan entre ellas y con las empresas. BBVA es uno de los pioneros en el proceso de digitalización en Chile.

En su trayectoria de 18 años en el país, el Grupo BBVA Chile ha destacado por su capacidad de innovación, crecimiento y de estar a la vanguardia en productos y servicios financieros. Todo esto ha permitido hacer más fácil la vida de miles de personas y empresas, ayudándolas a cumplir con sus proyectos y sueños.

 

Tras casi 20 años del asentamiento del Grupo en Chile, el country manager, Manuel Olivares, destaca que BBVA ha sido un actor relevante en el proceso de desarrollo del país. “No solo hemos financiado importantes obras públicas y de infraestructura y hemos damos empleo a casi 5.000 personas, sino que también hemos trabajado codo a codo por la bancarización”.

En las informaciones relacionadas con campañas publicitarias y de comunicación, suelen emplearse las voces inglesas target y target group, que pueden traducirse por público objetivo, grupo objetivo o, simplemente, público.

Así en «Los jóvenes activos deportistas conforman el ‘target’ al que va dirigida esta campaña» habría sido más adecuado escribir: «Los jóvenes activos deportistas conforman el público objetivo al que va dirigida esta campaña».

Leer más en: http://www.fundeu.es/

Descárgate todas las recomendaciones de Fundéu BBVA sobre lenguaje económico y financiero en esta aplicación gratuita para Android e iOS.

 

La calificadora Moody’s hizo una evaluación sobre los avances de la banca digital en México destacando los canales no tradicionales, tanto electrónicos como móviles, así como su  aportación al negocio bancario por el bajo costo de operación, que se traduce en una mejor rentabilidad.

El banco exclusivamente móvil, aquel que solo requiere un smartphone o tablet para acceder a todas sus funcionalidades, calienta motores. Aunque por ahora es un producto de disponibilidad limitada, su potencial es enorme y su popularización será, sin duda, un impulso determinante para la banca del futuro.