Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 18 abr 2018

Los inversores tras el auge de las ‘fintech’

El sector ‘fintech’ captó el año pasado 31.000 millones de dólares en inversión. Capital riesgo, aceleradoras y empresas consolidadas sustentan el crecimiento en este ámbito. BBVA mantiene una activa estrategia de inversión, adquisición, colaboración e incubación de nuevas firmas en el sector.

Aceleradoras, ‘corporate venturing’, capital riesgo, banca de inversión… Con diferentes fórmulas, el sector ‘fintech’ —la confluencia de las finanzas y la tecnología— está recibiendo grandes inyecciones de capital: según el informe ‘The pulse of fintech’, de la consultora KPMG, las inversiones en el sector alcanzaron en 2017 los 31.000 millones de dólares, de los cuales 8.700 millones se materializaron en el último trimestre.

Esos niveles están en línea con la inversión de 2016, y por debajo de 2014 y 2015, cuando se produjo el despegue del sector ‘fintech’. Los expertos de KPMG contextualizan esa evolución en la propia maduración del sector, tanto por parte de las propias empresas como de los vehículos de inversión. Los inversores, dice el estudio, ya no tratan de abarcar tantas ramas del sector ‘fintech’, sino que hacen apuestas mayores por menos compañías. Estas, por su parte, han crecido y se plantean grandes rondas de negociación. El resultado es que la inversión del capital riesgo “ha declinado significativamente” en las fases iniciales, como la denominada de capital semilla.

En cuanto a las áreas de inversión, el informe destaca el impulso que en los últimos trimestres han cobrado tanto las ‘insurtech’ (la aplicación de tecnologías al negocio asegurador, por ‘insurance’, seguros en inglés) como ‘blockchain’ (o las plataformas DLT, de tecnologías de registro distribuido), convirtiéndose en protagonistas del crecimiento de las ‘fintech’.

Pero, ¿cuáles son las vías de esta inversión en ‘fintech’?

Centrándose exclusivamente en el capital riesgo, una de las firmas más activas y reconocidas es la estadounidense Sequoia. Nacida en 1972, actualmente participa en 15 ‘fintech’, según su propia página web.

Sequoia invierte en firmas ‘fintech’ consolidadas como las compañías de pagos Paypal y Stripe, y últimamente ha protagonizado titulares por su éxito en la salida a bolsa de una compañía que no tiene nada que ver con las finanzas, Dropbox, con la que se calcula que ha obtenido más de 2.000 millones de dólares de beneficio. De esa operación también se ha beneficiado Y Combinator, una aceleradora creada en Estados Unidos en 2005 que lleva apostando por las ‘fintech’ desde sus inicios, con inversiones destacadas en Stripe y Coinbase, uno de las principales plataformas para la compraventa de criptomonedas.

Precisamente ‘blockchain’ y las criptomonedas son el área de especialización de otro actor importante de la inversión en ‘fintech’: DGC, o Digital Currency Group. Solo en Europa participan en 16 ‘startups’ de este tipo, fundamentalmente afincadas en Londres.

Otros de los nombres destacados de la inversión ‘fintech’ es la aceleradora 500 Startups, creada en 2010 y con sedes en California (Estados Unidos) y Ciudad de México; y en la que BBVA participa a través de Propel. Fue una de las grandes protagonistas en los primeros años de desarrollo del sector por su número de operaciones.

Además de las aceleradoras y el capital riesgo en sentido estricto, otra potente fuente de financiación para las ‘fintech’ es el llamado ‘corporate venture capital’, que según el informe de KPMG mueve el 19% de toda la inversión en el sector. La banca está siendo muy activa en este terreno, con protagonistas como Citi Ventures, HSBC y BBVA.

La apuesta ‘fintech’ de BBVA

BBVA invierte y colabora con el sector ‘fintech’ a través de distintas vías. Por un lado a través de Propel, la firma de capital riesgo independiente que gestiona los recursos de BBVA destinados a ‘startups fintech’. La empresa, que celebró la semana pasada su segunda cumbre de CEOs en San Francisco, cuenta en su cartera con ‘startups’ como Personal Capital, Prosper, Brave Software o EaseCentral.

Además, esta semana BBVA ha anunciado que invertirá 50 millones de dólares en Sinovation Fund IV, el fondo chino de capital riesgo de Sinovation Ventures, gestionado por Kai-Fu Lee. La operación permitirá a BBVA entender y, potencialmente, co-invertir en ‘startups’ tecnológicas chinas, así como acceso al creciente mercado chino de la innovación en inteligencia artificial. De esta manera, el banco aumentará su presencia en el mercado tecnológico de mayor crecimiento mundial, al tiempo que se focaliza en retornos atractivos de la inversión.

Por otro lado, el área de New Digital Business de BBVA también promueve sus propias inversiones y adquisiciones en el sector. Una de las últimas inversiones ha sido su participación en una ronda de financiación ‘serie B’ de la ‘startup’ alemana solarisBank. Esta prometedora compañía está centrada en el concepto de ‘banking as a service’, que ofrece a través de APIs. Recientemente BBVA también ha aumentado su participación en Atom Bank, el primer banco exclusivamente móvil de Reino Unido, hasta alcanzar un 39%.

El área de New Digital Businesses también promueve la creación, tanto interna como externa, de nuevas ‘startups’. En los últimos meses se han creado varias compañías: a finales del año pasado nació Covault, especializada en la protección de la identidad ‘online’ a través de la biometría. Poco después vio la luz también en EE.UU. Azlo, una ‘startup’ que ofrece servicios bancarios ‘online’ para pequeñas empresas y autónomos. Y el mes pasado se anunció que Denizen, una de las firmas nacidas de este área en San Francisco, lanzaba sus servicios en Estados Unidos y España. La firma, que ofrece una cuenta bancaria para expatriados o personas que necesitan gestionar su dinero internacionalmente, opera a través de APIs y representa un claro ejemplo de la apuesta de BBVA por el ‘open banking’ ante el despliegue de la PSD2.

Más allá de inversiones y adquisiciones, BBVA también mantiene un vínculo estrecho con la comunidad internacional de emprendedores ‘fintech’, a través de BBVA Open Talent. La competición, que este año celebra su décima edición, buscará este año las mejores ‘startups’ en tres categorías: Fintech for Future, Fintech for Business y Fintech for People.

Otras historias interesantes