Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 21 may 2015

¿Qué es la hipoteca mobiliaria?

Cuando hablamos de hipotecas en término genérico, todos pensamos en la vivienda, en el solar, en el bien inmueble sobre el que existe una carga hipotecaria que nos ha servido para obtener la financiación necesaria.

Pero dentro de las hipotecas, también existe la hipoteca mobiliaria que es la que se realiza sobre un bien mueble. Dentro de la infinidad de bienes muebles que existen, no todos son susceptibles de hipotecar, dado que los únicos que pueden servir como garantía en un préstamo hipotecario de estas características son:

– Establecimientos mercantiles

– Automóviles y otros vehículos a motor

– Aeronaves

– Maquinaria industrial

– Propiedad intelectual e industrial

Como vemos, estas propiedades pueden ser susceptibles de ser hipotecadas y pueden servir como garantía real para un préstamo hipotecario. En el caso de los establecimientos mercantiles, no debemos confundir la hipoteca inmobiliaria con el propio local de negocio, sino la hipoteca sobre el negocio íntegro, en el que el local puede ser alquilado perfectamente.

Las hipotecas mobiliarias se elevan a escritura pública al igual que si se tratara de un bien inmueble. En esta escritura, la valoración y la responsabilidad hipotecaria se presentará desglosando el principal del préstamo y la parte accesoria que se tase para intereses y costas.Cómo se hace una hipoteca mobiliaria

En todos los casos, los bienes hipotecados tienen que estar perfectamente identificados, bien por los contratos de arrendamiento, bien por los números de bastidor, matrículas o certificados de patentes. Cada bien se identificará de una manera distinta a otro.

¿Qué usos tiene la hipoteca mobiliaria?

Tal y como podemos intuir la hipoteca mobiliaria no tiene un uso tan extendido como la hipoteca sobre inmuebles, con excepciones. Por ejemplo, en el caso de aeronaves, vehículos de elevado coste como camiones o barcos o incluso en actividades empresariales o mercantiles como son los traspasos de farmacias o licencias de taxi.

En todos los casos, las hipotecas mobiliarias son una opción planteable para situaciones patrimoniales relativamente holgadas o bien, negocios que gocen de una estabilidad importante en el tiempo como son los sectores regulados actualmente.

Otras historias interesantes