Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 21 feb 2017

Las claves del liderazgo chino en pagos móviles

Las peculiaridades del mercado chino le convierten en el ejemplo a seguir en la adopción del pago por móvil. Occidente tiene mucho que aprender de un mercado que supera los 2,3 billones de dólares.

Estados Unidos marca el ritmo de la revolución digital, pero en el terreno de los pagos móviles, China le supera con gran diferencia en lo económico, lo tecnológico y lo social.

Las cifras son contundentes. China es el principal mercado global de pagos con el móvil, que allí alcanzarán los 6,3 billones de dólares en 2020, según cálculos de iResearch, con una tasa de crecimiento medio anual durante los cinco años anteriores del 33%.

En un completo informe al respecto, la consultora BI Intelligence estima que en 2016 los estadounidenses habrían pagado con su móvil 154.000 millones de dólares, lo que equivale a un 6,5% del volumen de China.

Si se cumplen las proyecciones de crecimiento, Estados Unidos no alcanzaría la facturación por pagos en móvil que tuvo China en 2016 hasta 2025. Es decir, Estados Unidos está nueve años por detrás. Incluso teniendo en cuenta las diferencias de población -China tiene unos 1.400 millones de habitantes y Estados Unidos no llega a los 330 millones-. China alcanzó los 1.700 dólares en pagos móviles per capita el año pasado, frente a los 475 dólares de Estados Unidos.

¿A qué se debe esta enorme diferencia?  Se puede resumir en tres factores:

  • La mayor relevancia en China del móvil respecto a otros dispositivos.
  • La inexistencia de una infraestructura y unos hábitos de pago tradicionales.
  • La enorme fortaleza y penetración del gigante del comercio online Alibaba y su plataforma de pago Alipay.

El camino del ‘cash’ al pago con móvil

Hace un siglo, los estadounidenses pagaban solo con billetes y monedas. Luego llegaron las tarjetas de crédito y después la posibilidad de pagar online con el ordenador. Ahora también pueden hacerlo con el móvil, pero ya están acostumbrados a hacerlo de esas otras maneras.

En China la situación es distinta, porque el camino del efectivo al pago con el móvil ha sido mucho más directo. El 96% de los chinos tienen un móvil, y solo el 61% tiene un ordenador, según los datos recogidos por BI Intelligence. En Estados Unidos esa diferencia es mucho menor porque, proporcionalmente, hay menos móviles y más ordenadores: 85% frente al 75%.

Pero no es solo una cuestión de la fortaleza del móvil; además, en China otras formas de pago están menos desarrolladas que en Occidente. El 78% de los ciudadanos chinos no tiene tarjeta de crédito, prácticamente el reverso de Estados Unidos, donde el 72% de la población sí la tiene. La ausencia de las tarjetas empuja al consumidor, y a los comercios, al pago con el móvil.

Grandes empresas que ‘trabajan’ para el pago con el móvil

Por mucho que a su presidente, Jack Ma, no le haga mucha gracia, Alibaba es conocido como el Amazon chino. Sus cifras impresionan: en el último trimestre del año pasado facturó alrededor de 4.800 millones de euros al cambio (un 32% más), y el beneficio se disparó un 111%, hasta los 1.740 millones de euros.

Su modelo de negocio es sencillo: agrupa productos y servicios de innumerables comercios, facilitando su compra en una única web y ahorrando pasos al consumidor tanto en la búsqueda de productos como en su pago.

Alibaba salida en bolsa

Alibaba Group Holding cubre la fachada de la Bolsa de Nueva York

Entre los muchos negocios y filiales que maneja Alibaba destaca Alipay, su plataforma de pago. Este competidor de PayPal, que acaba de adquirir MoneyGram por 880 millones de dólares, gestiona el 75% de las compras que se realizan en Alibaba. El informe de BI Intelligence calcula que entre abril de 2015 y marzo de 2016 Alipay procesó 215.000 millones de dólares en pagos con el móvil.

Los expertos de BI Intelligence se muestran convencidos de que Alibaba, con su oferta comercial, y Alipay, con su facilidad de uso, tienen mucho que ver en la fortaleza del pago con móvil en China: simplemente son una demostración evidente de que todo funciona sin problemas, en un mercado, recordamos, donde las tarjetas de crédito y los ordenadores no están tan presentes como en Occidente. Y, además, Alibaba y Alipay no son los únicos que ‘trabajan’ para popularizar el pago con móvil en China.

Tenpay es otra plataforma de pagos digitales a tener muy en cuenta. Su mayor fortaleza es que está asociada a la red social china WeChat, que tiene unos 800 millones de usuarios, el doble que Twitter y un 60% más que Instagram. Su cuota de mercado en pagos móviles es del 38%, frente al 52% de Alipay, y subiendo.

Las comisiones de los pagos son claves en el negocio de Tenpay y Alipay, pero su desarrollo futuro dependerá en gran parte de que sigan desarrollando productos financieros personalizados, como créditos, para su enorme base de consumidores. Como sucede cada vez en más compañías, el big data es la gran oportunidad de futuro: Tenpay y Alipay tienen una enorme cantidad de datos, pero tienen que aprender a rentabilizarlos.

¿Puede Estados Unidos ir cerrando poco a poco la enorme ventaja que le lleva China en pagos móviles? El informe cree que se trata de un mercado demasiado fragmentado y en el que los hábitos del consumidor juegan, de momento, en contra de esta tecnología. Pero hay mucho por recorrer, y el ejemplo de China abre varios caminos. Por ejemplo, la app de Alipay permite mandar mensajes, pagos P2P y la utilización de cupones descuento, de la misma manera que Tenpay, apoyándose en WeChat, ofrece mensajería. No hay parecido, al menos a ese nivel, en Estados Unidos.

Otras historias interesantes