Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Certificación Rainforest Alliance, garantía de productos sostenibles

BBVA-rainforest-alliance-sostenibilidad-vasos-

Rainforest Alliance es hoy una referencia global. Fue la primera ONG en crear un programa internacional para cuidar la sostenibilidad de cultivos y bosques mediante un certificado que también garantiza un turismo de bajo impacto. Conoce cuáles son sus características.

¿Qué tienen en común un ramo de flores, una taza de café, unos pañuelos de papel, una banana, una vela o un traje de goma para practicar deportes náuticos? Todos estos productos, en apariencia tan dispares, comparten la certificación Rainforest Alliance. Su sello acredita su procedencia de empresas que cumplen estándares basados en la biodiversidad y la conservación de los recursos naturales. La certificación se identifica con una pequeña rana verde, símbolo de un entorno saludable.

Del bosque al mundo

Todo comenzó en 1987, cuando los fundadores de la primigenia Rainforest comenzaron una campaña en defensa de los bosques tropicales. Tras un seminario sobre la extinción de este tipo de selvas en América Central, un grupo de ecologistas liderado por Daniel Katz fundó la ONG para salvaguardar una biodiversidad cada vez más amenazada.

Rainforest Alliance se forma por la unión de agricultores, comunidades forestales, empresas y consumidores comprometidos con el respeto medioambiental y el desarrollo sostenible, según explica la organización. Su visión de la sostenibilidad es de sentido amplio, es decir, no solo trabajan por la salud medioambiental, la protección de los bosques o el fomento de la agricultura ecológica, entre sus objetivos también figura la sostenibilidad social con la mejora de las condiciones de vida de agricultores y comunidades forestales, incluida su adaptación a la crisis climática.

Ambiental, social, económica

Sus programas de certificación garantizan que los productos, ingredientes o servicios se desarrollan a partir de métodos sostenibles, y se aplican tanto a productos agrícolas y forestales como a empresas turísticas, hoteles y turoperadores. "Las granjas, comunidades forestales y empresas que participan en el programa de certificación son auditadas teniendo en cuenta esos tres estándares de la sostenibilidad: ambiental, social y económico", puntualiza Caroline Bennett, representante de Rainforest Alliance.

De acuerdo con la organización, en las fincas certificadas se promueve un ambiente laboral respetuoso, con salarios dignos, ausencia de trabajo infantil o forzoso, que favorece la igualdad de género y garantiza los derechos humanos. Sus métodos de agricultura ecológica (abonos orgánicos, menor uso de químicos como los plaguicidas, sistemas naturales de control de plagas, etc.) logran cultivos de mejor calidad y menor coste, lo que se traduce en más oportunidades para negociar un mejor precio con las empresas que comercializan esos productos, asegura Rainforest. Un ejemplo serían los cafetales de Colombia o Costa Rica y grandes multinacionales que compran la materia prima.

BBVA-rainforest-alliance-int1

En 174 países

Actualmente más de dos millones de agricultores en todo el mundo trabajan con la certificación Rainforest Alliance, según datos de la organización, y ya suman más de cinco millones las hectáreas de tierra agrícola certificadas. Asimismo, más de dos millones de hectáreas se incluyen en los programas de gestión integral de paisajes, con el objetivo de conservar la biodiversidad y mejorar los medios de vida rurales en más de sesenta países.

Asimismo, más de cien proyectos específicos se desarrollan sobre todo en África, América Latina y Asia, por este orden de extensión, y unas 5.000 empresas comercializan en 174 países más de 44.000 productos que han recibido la certificación Rainforest Alliance, según datos del Informe Anual de 2019.

La unión con UTZ

En 2018, Rainforest se fusionó con UTZ, un programa de sostenibilidad aplicado específicamente a cultivos de café, cacao, té y nuez que colabora con marcas y capacita a los agricultores para que mejoren su productividad, la calidad de su producción, la eficiencia de recursos y el desarrollo socioeconómico de las comunidades.

UTZ fue creado en 2002 por un agricultor de café belga-guatemalteco y un tostador de grano holandés. Comenzó su andadura en 2002 centrado únicamente en el café (su denominación inicial fue UTZ Kapeh, que significa “buen café” en idioma maya) por iniciativa de dos emprendedores: un cafetalero belga-guatemalteco y un tostador de grano holandés. En la actualidad, más de 1.000 personas en casi 50 países se benefician del sello de esta organización, ahora compartido con el de Rainforest Alliance.

BBVA-rainforest-alliance-int2

La fusión de ambas organizaciones modifica los requisitos anteriores para obtener la certificación e introduce nuevos criterios de agricultura sostenible, de plantación y explotación, en cadenas de suministro, buenas prácticas comerciales y un nuevo sistema de aseguramiento y validación de datos.

Otro turismo es posible

En cuanto a la certificación a los servicios, empresas turísticas, hoteles y turoperadores, que trabajan en entornos naturales de especial valor ecológico y paisajístico (localizados en Latinoamérica y el Caribe), han de obtener la validación de acuerdo con el Estándar de Turismo Sostenible de Preferred by Nature, reconocido por el Consejo Global de Turismo Sostenible, cuyos principales objetivos son fomentar una manera de hacer turismo y hospedarse con un respeto escrupuloso al medio, reducir la presión de las visitas sobre la vida silvestre y favorecer el desarrollo sostenible de las comunidades locales.

“Juntos, y solo juntos, podemos crear un mundo en el que las personas y la naturaleza prosperemos en armonía”, afirma Daniel Katz, fundador y presidente de la Junta Directiva de Rainforest Alliance.