Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Consumo 31 ene 2017

¿Cuánto le cuesta a un propietario tener su casa deshabitada?

Tener un piso vacío puede suponer un gasto medio de 2.000 euros anuales. Pero, ¿por qué es tan caro tener un piso cerrado? La razón es que el mero hecho de que la vivienda se encuentre vacía no libera del pago de los impuestos establecidos, pagos obligatorios como la comunidad y los consumos mínimos de los suministros.

Los gastos que supone tener una vivienda vacía

Muchas son las personas que tienen que hacer frente a los gastos de tener una vivienda sin ocupar (bien por deseo propio, porque se haya heredado o porque no se encuentre inquilino). Según un informe publicado por Alquiler Seguro, tener una casa vacía puede suponer un gasto medio de 2.000 euros anuales. Aunque ellos toman como ejemplo la ciudad de Barcelona, este gasto será mayor o menor en función del tamaño del piso y del municipio donde se ubique la propiedad.

Pero, ¿cuáles son los motivos de que tener una casa vacía suponga un gasto tan grande? La razón es sencilla: el propietario de un piso vacío no puede eludir el pago de ciertos gastos (fijos y variables) que están vinculados con la propiedad.

El primer pago que deberá hacer frente es la cuota de la comunidad de vecinos. Este suele ser el gasto más elevado en el mantenimiento de una vivienda vacía. El importe de esta cuota dependerá de los servicios asociados y de la dimensión de las zonas comunes. Derramas, ascensor, portero, reformas, calefacción comunitaria, el jardinero… son gastos que aumentarán la cuota pero a los que seguirá teniendo que hacer frente aunque no esté disfrutando de ellos.

A este pago debe sumarle el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI), el cual grava la titularidad o posesión de cualquier propiedad. El costo medio por propietario puede ascender a 500 euros en una vivienda sin garaje ni trasero. En el caso de que su inmueble cuente con garaje, trasteros, etc. el costo puede aumentar unos 120 euros.

Si es de esos precavidos que prefieren tener cubiertos aquellos acontecimientos inesperados que puedan darse, entonces deberá hacer frente al coste que supone tener contratado un seguro de hogar. Dependiendo de lo que queramos asegurar de la casa y de la compañía que contratemos, este gasto variará. No obstante, lo recomendable para una casa vacía es contratar un seguro con coberturas mínimas, lo que supondrá una media de 200 euros al año.

Además, todos aquellos suministros que prefieran tener dados de (agua, luz, electricidad…), aunque no hagan uso de los mismos, tienen un coste mínimo. Según el informe publicado por Alquiler Seguro, este coste está valorado por unos 540 euros anuales.

Es muy probable que muchas personas, además de todos estos gastos obligatorios ya comentados, tengan que hacer frente al pago de la hipoteca. Lógicamente, el coste para ellos de tener una vivienda vacía se dispara.

Una vez expuestos todos estos gastos,  se podría concluir que es mucho más rentable tener una vivienda ocupada que vacía, aunque finalmente dependerá de la decisión que cada uno tome. Además, también existen otros aspectos que hacen que esto se reafirme aún más. Y es que con las viviendas sucede lo mismo que con los coches: parado en un garaje envejece mucho más rápido que uno en funcionamiento.

Sea cual sea la decisión que tome finalmente, es muy recomendable realizar un mantenimiento periódico de las casas. De esta forma, evitará fuertes gastos que habría que desembolsar si, de repente, fuera necesario hacer reparaciones importantes de lo que en su tiempo era un pequeño problema (averías o humedades, por ejemplo).

¿Cuándo es recomendable dar de baja los suministros en casas deshabitadas?

Dependerá del tiempo en el que la casa resulte desocupada. Si se prevé que estará deshabitada durante un corto espacio de tiempo, no conviene dar de baja los suministros, dado que el volver a contratarlos le va a suponer un coste. Durante ese periodo en el que la casa esté vacía, tendrá que hacer frente, al menos, a los consumos mínimos establecidos por las compañías suministradoras.

Si prevé que la casa vaya a estar desocupada más de un año (más o menos), la opción más recomendable sería dar de baja todos los suministros. No obstante, tal y como ya se ha comentado, cuando pretenda darlos de alta de nuevo tendrá que hacer frente al pago del reenganche y a una serie de trámites.

Otras historias interesantes