Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía

Economía

BBVA-research-situacion-españa-2020-mapa-geografía-Spain

El PIB español podría contraerse un 11,5% en 2020 y crecer un 7% en 2021, según el último informe ‘Situación España’ de BBVA Research, presentado este martes por Jorge Sicilia, director de BBVA Research y economista jefe de BBVA; Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico; y Miguel Cardoso, economista jefe para España. La contracción esperada para 2020 supone una rebaja de las previsiones del informe anterior -que estimaba una caída del PIB del 8% este año-, y se explica principalmente por la prolongación de las medidas de confinamiento por un periodo superior al esperado y por el mayor impacto de las restricciones sobre la demanda, al igual que lo ocurrido en otros países europeos. Sin embargo, la reducción de los contagios y la flexibilización de las restricciones han dado paso a una recuperación intensa. La expectativa de que ésta se prolongue se ve reforzada por los ambiciosos anuncios de política en Europa y un impulso fiscal significativo en España. Con todo, los riesgos siguen sesgados a la baja, en un entorno de todavía elevada incertidumbre.

Las medidas de confinamiento para evitar la propagación de la COVID-19 han generado un fuerte impacto económico que se refleja en una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) y la caída del empleo. Pese a esto, el consumo en Perú comienza a mostrar signos de recuperación, según el indicador de gasto de consumo de BBVA Research, aunque con distinto grado de mejora en las diferentes zonas del país.

07:42Audio

Reproducir

fraude-timos-online-seguridad-proteccion

A río revuelto, ganancia de pescadores. Este es un refrán que quien más, quien menos, conoce. Según explica el Refranero Multilingüe del Instituto Cervantes, se refiere a aquellas personas que sacan provecho de las situaciones confusas. Y si hay algo que caracteriza estos tiempos, es precisamente la confusión.

28:36Audio

BBVA-Podcast-Acentos-Empleo-desempleo-trabajo-crisis-sanidad-economica-coronavirus-protestas

Reproducir

La crisis generada por el COVID-19 está afectando de manera importante el empleo. Recientemente, la Organización Internacional del Trabajo (la OIT) señaló que en el segundo trimestre del año se perdieron alrededor de 400 millones de puestos de trabajo en el mundo y que América Latina ha sido la región más afectada, con 47 millones. Sin embargo, los gobiernos tienen alternativas para reducir ese impacto y reactivar la economía.

El equipo de BBVA Research  acaba de publicar dos informes: el informe sobre la situación de la economía estadounidense de julio, que pone el foco sobre aquellos factores con un mayor impacto sobre las economías regionales, y un informe de análisis del mercado laboral en los EEUU. La pandemia provocada por la COVID-19 sigue lastrando la evolución del mercado laboral y de otros indicadores económicos.

Los bancos centrales en el mundo cumplen con la importante función de mantener una adecuada política monetaria. La recesión tan profunda que se vive y que no se había visto en los últimos 100 años, provocada por la pandemia del coronavirus, marca como precedente la reacción oportuna de estas instituciones para que los mercados financieros continúen operando, que fluya el crédito y se disminuya la carga financiera de empresas y hogares.

El consumo continúa su recuperación tras la finalización del estado de alarma. Según un análisis semanal de BBVA Research, entre el 22 y el 28 de junio, todas las provincias recuperaron el nivel pre-COVID-19 de gasto semanal realizado con tarjetas españolas. Además, en la última semana de junio, el crecimiento de las compras superó el 10% interanual en 27 provincias. Por sectores, las compras de alimentación lideraron la recuperación del gasto presencia, con un crecimiento del 43% interanual. A pesar del dinamismo de las compras desde mediados de mayo, entre abril y junio la caída del gasto con tarjeta, respecto al primer trimestre, se sitúa en el -18%.

07:04Audio

Reproducir

Lo vemos cada día. Nuestro mundo ha cambiado en muchos sentidos con la pandemia del COVID-19. Aunque todos tratamos de volver a la normalidad, siempre aparece algún elemento que nos recuerda que algo ha cambiado. Por ejemplo, que nos cueste reconocer a una persona que llevábamos meses sin ver solo porque ahora lleva mascarilla. O tener que hacer cola en la calle para comprar el pan.

Según las previsiones de BBVA Research, el PIB de Castilla-La Mancha podría reducirse en 2020 entre un 6,4% y un 9% debido a las medidas de confinamiento implementadas para frenar el contagio del virus y a pesar de las políticas para enfrentar la emergencia sanitaria, apoyar el ingreso de las familias y mantener el empleo. Para 2021, el crecimiento podría situarse entre el 4,1% y el 5,5%. De cumplirse estas previsiones, se perderían entre 20.000 y 32.000 empleos en el conjunto de 2020 y 2021. En todo caso, el sesgo sobre la previsión se mantiene a la baja, debido principalmente a la incertidumbre sobre cuándo y cómo se retornará a la normalidad, el riesgo de un rebrote de la crisis sanitaria y sus posibles repercusiones en la actividad.