Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía

Economía

La situación de recesión económica que enfrenta Brasil podría afectar a los demás países de América Latina, particularmente a sus más cercanos vecinos: Argentina, Uruguay y Paraguay. Esos efectos negativos se registrarán principalmente en el comercio de bienes, pero también en el turismo, inversión extranjera directa (IED), inversiones en cartera, entre otros. No obstante, según BBVA Research, un choque negativo en Brasil no es suficientemente fuerte, en general, para aisladamente arrastrar a los países de la región a una crisis.

Con frecuencia escuchamos argumentos a favor y en contra del Tratado de Libre Comercio que desde 2013 negocian EE.UU. y la Unión Europea (TTIP, por sus siglas en inglés). Los grupos en contra de este acuerdo argumentan que favorece a las grandes empresas en detrimento de las más pequeñas y de los ciudadanos, mientras que los grupos a favor destacan las ventajas en materia de comercio y exportaciones que conllevará para las medianas y pequeñas empresas (pymes). Pero, ¿qué dicen las propias pymes españolas sobre el TTIP?

Las palabras de Mario Draghi han dado la vuelta a las bolsas. Ayer, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) adelantó que en marzo habrá, posiblemente, nuevas medidas de estímulo a la economía, tras celebrar la reunión del consejo de gobierno en Frankfurt. Sin embargo, el organismo decidió mantenerse de momento a la espera, sin anuncios significativos y cumpliendo con las expectativas.

Brasil, la economía más grande de América Latina, enfrenta una crisis política y económica que mantiene el país en recesión y que se prolongará a lo largo de 2016. Sobre la situación económica y perspectivas de este país hablamos con Enestor Dos Santos, economista de BBVA Research para Brasil, quien señala que para normalizar la situación es importante que se arregle primero la situación política. Con ello, se reducirá la incertidumbre, se generará más estabilidad y se podrán tomar las decisiones correctas que permitirán al país volver a crecer. No obstante, aclara que la recuperación de esta recesión económica se dará de manera gradual desde el 2017 y con más fuerza después de las elecciones de 2018.