Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

La CIRBE es una radiografía de nuestras deudas financieras

Pocas palabrejas técnicas suenan más al público en general que Cirbe; otra cosa es que sepan exactamente que es. Lo que si se sabe es que es un documento que recoge los préstamos hipotecarios y personales que se tienen, como titular o como avalista.

Vamos a ver en qué consiste la Central de Información de Riesgos del Banco de España, la función que tiene y qué información de nuestras deudas tiene registrada.

Nos tienen fichados, las entidades financieras; espero que después de leer esta entrada a nadie se le ocurra, mentir ante la pregunta del director de sucursal de turno: ¿tiene usted otros préstamos?

Si los tiene, sea por una tarjeta de crédito, una póliza de crédito, un préstamo personal, un aval o una hipoteca, lo sabrá con solo pedir un informe al Cirbe. Por esta razón se hacía firmar una autorización a los clientes que solicitan algún préstamo para solicitar el Cirbe. Hace varios años estaba terminantemente prohibido solicitar un informe al Cirbe sin la firma del cliente, pero con la reforma del sector financiero de la Ley 44/2002 la entidad no necesita recabar el consentimiento expreso.

Tampoco se puede ejercer el derecho de oposición ante el Banco de España por el tratamiento de los datos de carácter personal; en pocas palabras, no podemos exigir que nos den de baja de este registro. Lo que si podemos ejercer son nuestros derechos de acceso, rectificación y cancelación (si los datos son inexactos) en base a la LOPD.

En este informe salen las deudas directas o indirectas (avales) de las personas físicas y jurídicas que individualmente superan los 6.000 euros.

Este sistema no es perfecto, para analizar la solvencia de los clientes y, de hecho y bajo mi personal opinión, ha demostrado sus carencias durante esta crisis. Los problemas del sistema son varios:

– Sólo informa de las deudas superiores a 6.000 euros; se quedan fuera las pequeñas deudas de tarjetas de crédito, por ejemplo, que son las que complican la solvencia de un cliente si tiene varias.

– No se actualiza a tiempo real, ya que registra las deudas a finales de cada mes. Algunos se han aprovechado de esta grieta del sistema para solicitar al mismo tiempo dos o más préstamos a diversas entidades.

Es un sistema imperfecto pero muy útil para valorar el endeudamiento y la solvencia de los agentes económicos que solicitan financiación y este control, bien utilizado, revierte en favor de todos. Un mercado de crédito trasparente y eficiente permite una asignación del riesgo óptima, lo que implica mejores precios a la financiación de los proyectos empresariales y personales.

Otras historias interesantes