Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cinco pymes que apostaron por la sostenibilidad para cuidar el planeta

sostenibilidad-pymes-BBVA-empresa

Las pymes suponen el 99,9% del tejido empresarial y crean el 66 % del empleo empresarial total en España. Por eso, saben que su papel es fundamental para la descarbonización del planeta. Poco a poco empiezan a implantar medidas para contribuir a ello. Esta es la historia de cinco empresas que apostaron por la sostenibilidad y ganaron.

“Nuestra misión es dar respuesta a los problemas medioambientales ocasionados por la industria del mueble y la decoración a través de productos artesanales, sostenibles y duraderos”. Con esta declaración de intenciones la empresa de venta de muebles Hannun se anuncia en su página web. Sus productos son todos de origen sostenible y se definen como “artesanos de proximidad”.

En Hannun hacen eso que hoy se conoce como ‘slow-furniture’, aquellos muebles que respetan el planeta y cuidan el medioambiente. “En nuestro corazón está la sostenibilidad”, dice Maurici Badía, fundador de la empresa. “Solo usamos maderas de los bosques de explotación sostenible y están certificadas como tales. Todo lo hacemos de manera artesanal, aunque como queríamos ir más allá en sostenibilidad, decidimos no usar árboles. Ahora hacemos muebles con madera recuperada. Le damos una segunda vida a la madera desechada. Incluso reciclamos plásticos que aparecen en el Mediterráneo para partes de nuestros muebles”.

En Hannun trabajan mayoritariamente con empresas que contratan a personas en riesgo de exclusión social y los 65 empleados que forman parte de la empresa trabajan de forma remota para evitar la contaminación en sus traslados, según explica Badía.

BBVA-pymes-apostaron-sostenibilidad

En España las pymes suponen el 99,9% del tejido empresarial, crean el 66 % del empleo empresarial total y representan alrededor del 62% del PIB nacional. Su peso es tan grande que se han convertido en una pieza fundamental a la hora de contribuir a la mejora del medioambiente. Si ellas no participan en este esfuerzo mundial, los objetivos de construir un planeta saludable se cumplirán con dificultad.

A pesar de que las pymes representan aproximadamente el 90% de las empresas en todo el mundo y de que emplean a más de 2.000 millones de personas, hasta la fecha no han sido atendidas por las iniciativas de acción climática. Sin embargo, parece que algo está cambiando.

El empuje del PYMES Climate Hub

Las pequeñas y medianas empresas deben contribuir con sus acciones a frenar el cambio climático. El PYMES Climate Hub, por ejemplo, es una iniciativa que nació hace un año desde el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Clima de Naciones Unidas y a la que se han sumado entidades financieras como BBVA. Su objetivo es ayudar a las pequeñas y medianas compañías a incorporar a sus políticas acciones que promuevan la descarbonización. La finalidad es alcanzar uno de los objetivos enmarcados en el Acuerdo de París: cero emisiones de netas en 2050.

Fundada por We Mean Business Coalition, Exponential Roadmap Initiative, la Cámara de Comercio Internacional y las Naciones Unidas - a través de la campaña ‘Race to Zero’- en colaboración de la Universidad de Oxford y Normative, su objetivo inmediato es que las pymes se comprometan con la puesta en marcha de acciones y para ello, el PYMES Climate Hub les servirá de guía y apoyo.

En España, de momento, hay 12 pymes adheridas al PYMES Climate Hub, pero todo parece indicar que las adhesiones a esta plataforma no han hecho más que empezar. Ecoterrae es una de ellas. Se trata de una empresa que trabaja desde hace más de 10 años en el sector de la sostenibilidad usando el cambio climático como palanca. “El tema de la sostenibilidad está convirtiéndose en un deber. Tus intermediarios y clientes te van a pedir conocer cuáles son tus medidas para luchar por ella, así que nosotros hemos querido adelantarnos”, dice Daniel García Lázaro, su director general. “A través de nuestras consultorías hacemos cálculos de emisiones y de huella de carbono de los clientes. Asociamos esas huellas de carbono al desarrollo de planes para disminuirlas. Para nosotros, adherirnos al PYMES Climate Hub significa visibilizar que esto no preocupa solo a las grandes compañías; también a las pequeñas. Las grandes emisiones de CO2 también las generan las pymes, por eso nuestro objetivo es llevar la lucha contra el cambio climático también a nuestros clientes, no solamente participar nosotros mismos”.

Apoyo al teletrabajo y fomento de servicios en remoto

Laragon es otra de las empresas que pertenecen al PYMES Climate Hub. Como la anterior, también tiene un perfil muy vinculado a la gestión del medioambiente y la sostenibilidad. Se trata de una consultora tecnológica especializada en ese tipo de proyectos desde 2006. “Tenemos varias iniciativas que contribuyen a la reducción de emisiones. Desde antes del 2019 apoyamos el teletrabajo con el fin de reducir el traslado de nuestros colaboradores y hemos invertido en tecnología para fomentar nuestras operaciones y servicios en remoto. Por otro lado, continuamos incorporando proveedores que tengan también objetivos de reducción de emisiones en sus estrategias. Ejemplo de esto es cómo desde el año 2020 el suministro de electricidad de nuestras instalaciones proviene 100 % de energías de fuentes renovables. Con todo esto estamos disminuyendo el alcance de nuestras emisiones. Nuestras oficinas, además, son ‘papel cero’, lo cual disminuye en gran manera los residuos que esto produce”, explica María Cortés, CEO de la empresa.

No sorprende que las pymes más sensibilizadas con contribuir a la descarbonización del planeta sean aquellas que trabajan en temas que tienen que ver con la sostenibilidad. Edibel es otro ejemplo. “Hace dos semanas que nos adherimos al PYMES Climate Hub y estamos tramitando nuestro sello como empresa que se preocupa por el cambio climático y que toma medidas para reducir la huella de carbono”, explica Alberto Giral, responsable de desarrollo de negocio. “Hemos hecho cálculos y de las ocho toneladas de CO2 que emitimos el pasado año como empresa, más de seis procedían del diésel de nuestros coches (el pasado año, con motivo de la pandemia era más habitual el uso del automóvil frente al transporte público). Así que ya hemos quitado ese gran peso que tenía”.

El resto de las emisiones de la empresa se producían por no consumir energías renovables. “Ahora nuestra hoja de ruta pasa por cambiar los suministros eléctricos y garantizar que su origen sea renovable”, puntualiza Giral.

'Podcast': Consejos para descarbonizar tu pyme y cuidar del medioambiente

00:00 05:55

La importancia de apoyo de las administraciones

Las pymes españolas necesitan más ayudas públicas, un menor coste a la hora de implementar medidas de desarrollo sostenible y más recursos financieros y humanos para implantar medidas que aumenten su sostenibilidad. Estos datos se desprenden de un estudio elaborado por el Consejo General de Economistas (CGE) y el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI), para el que han consultado a más de 685 pequeñas y medianas empresas. “Sin la participación de las pymes, es prácticamente imposible realizar la transición ecológica, energética, y la descarbonización de la economía, esa mejora de la competitividad”, sentenció José Antonio Galdón Ruiz, presidente de COGITI, durante la presentación del informe.

La medida de sostenibilidad medioambiental considerada más relevante para las empresas es la reducción del consumo de energía, seguida de la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero. Además, según las personas encuestadas para este informe, los principales beneficios que se derivan de las políticas empresariales sostenibles son la mejora de la imagen y reputación de la empresa, seguido del aumento en la satisfacción de los clientes que supone aplicarles políticas comerciales socialmente responsables, el aumento de las ventajas competitivas, la mejora de la motivación entre los empleados y, por último, el aumento en la rentabilidad empresarial.

Según el informe, las medidas que las empresas consideran que ejercen una mayor presión hacia la sostenibilidad del negocio son la concienciación social y medioambiental de los propietarios y/o directivos de la empresa y el efecto hacia la sostenibilidad que deriva de la legislación social y medioambiental.

BBVA-reciclaje-ropa-sostenibilidad-Economia-circular

Alquiler de ropa sostenible

Si se habla de conciencia social es difícil no mencionar a Ecodicta. Raúl González es, junto con su esposa, el fundador de esta empresa que está entre las 10 más sostenibles de España, según la Fundación José Manuel Entrecanales + Aplanet. Se trata de una comunidad de alquiler de ropa sostenible. González, que era politólogo antes de dedicarse a la moda, ha creado un sistema de alquiler de varias prendas que se devuelven tras usarlas durante un mes. “Empezamos en 2018 con muy poquita inversión y una web muy sencilla. Antes de la pandemia crecimos tanto que no podíamos asumirlo. Antes del pasado verano ya volvimos a nivel pre pandémico. Trabajamos con más de 60 marcas españolas e internacionales que trabajan de manera sostenible”.

Ecodicta tiene unas 2.500 prendas en rotación. Una vez que el plazo de alquiler ha terminado, las limpia y repara si es necesario y las deja listas para el próximo cliente. “Hemos calculado que con este sistema se ahorra un 29% en emisiones de CO2 con respecto a la compra normal. Incluso cuando la ropa que alquilamos está demasiado estropeada la mandamos a una empresa que la customiza para reutilizarla”.

Las pymes se están concienciando poco a poco de que es necesario un cambio en sus políticas. Ellas son un pilar fundamental en la ayuda a mejorar la sostenibilidad del planeta. Probablemente los resultados de sus acciones tardan en verse un tiempo, pero lo cierto es que cada vez son más conscientes de que su trabajo en este sentido es crucial para cambiar el mundo.

El teletrabajo, el uso de energías renovables o la propia razón de ser que las lleva a existir como empresas tendrán pronto un efecto dominó que hará que otras quieran seguir también ese camino. Porque el futuro de las pymes en esta era será sostenible o no será.

Otras historias interesantes