Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Planeta> Huella de Carbono Act. 04 may 2021

Una caldera doméstica por microondas: descarbonizando las viviendas

BBVA-calderas-microondas-doméstica-descarbonizando-viviendas

El invento de una empresa británica de la primera caldera por microondas es un paso más hacia las cero emisiones dentro del hogar y podría sustituir a las actuales de gas a partir de 2024. Los expertos sostienen que solo descarbonizando las viviendas se puede lograr la neutralidad de carbono en 2050, un hito de cara a la sostenibilidad.

Si se cumplen los plazos de su fabricante, la empresa de tecnología energética Heat Wayv, la primera caldera por microondas para hogares del mundo estará en el mercado británico a tiempo para sustituir a las de gas, que ofrecen calefacción y agua caliente a la mayoría de casas de las islas (y de buena parte de la Unión Europea), y estarán prohibidas en las viviendas de nueva construcción para 2025, y totalmente prohibidas para 2038, a tenor del documento 'The Future Home Standard' del Ministerio de Vivienda, Comunidades y Gobierno Local británico. A partir de esa fecha solo podrán instalarse sistemas de calor de bajas emisiones de carbono.

“En 2018, la calefacción y el suministro de energía doméstica representaron el 22 % de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en el Reino Unido”, según reconocía el informe oficial. “El 28 % del total de la energía consumida en la UE se utiliza para calentar espacio y agua en edificios”, desvela ECODES, que defiende, y es un clamor general, que Europa solo podrá cumplir su objetivo de neutralidad de carbono en 2050 descarbonizando su sector residencial.

Las calderas por microondas de Heat Wayv utilizan electricidad para calentar agua que luego se bombea a través de los radiadores ya existentes, y llega a los grifos, según ha difundido en nota de prensa la compañía británica, que “está construyendo prototipos y espera probar las calderas en hogares a finales del año que viene, con las primeras ventas a clientes previstas para 2024”. La tecnología de microondas ya se encuentra en más del 93 % de los hogares del Reino Unido, la gente ya está familiarizada, y aplicarla a las calderas podría reducir sus emisiones de CO2 hasta en un 24 %, según ha añadido.

BBVA-calderas-termostato-microondas-descarbonizacion-sostenibilidad-casas-energia

Su mercado inicial será el de la nueva construcción, con especial atención a las viviendas sociales, cuyos promotores “se muestran interesados por motivos ambientales, de seguridad y de mantenimiento”.

“El fin de la caldera de gas es inevitable y está programado”, ha explicado Phil Stevens, cofundador de Heat Wayv, en su comunicación publica. “Pero las tecnologías de reemplazo propuestas no funcionan para los consumidores, ya que son demasiado caras de instalar o de ejecutar", ha matizado Stevens refiriéndose a otras opciones que se barajan, como los paneles solares, la biomasa o la geotermia. “La caldera de microondas es una tecnología limpia, con un tamaño, coste y rendimiento similar a las de gas, y compatible con las tuberías y radiadores actuales”, ha asegurado. Y con una eficiencia del 96%: “Sus sensores basados en inteligencia artificial (IA) aseguran que se alcance una temperatura constante del agua".

Cabe preguntarse si el cambio supondría un aumento de la factura eléctrica para el consumidor final, teniendo en cuenta que el gas natural es entre cuatro y cinco veces más barato que la electricidad. “Eso es correcto”, reconoce vía correo electrónico el responsable de prensa de Heat Wayv. “Pero creemos que, a lo largo de toda su vida útil, el costo será similar”, matiza, ya que “las nuevas calderas de microondas costarán aproximadamente lo mismo que las de gas, pero tendrán una vida útil más larga y requerirán menos mantenimiento”, según explica. Además, “el costo de la electricidad y el gas natural varía de un país a otro. A medida que la UE comience a eliminar gradualmente las calderas de gas, es posible que veamos cambios en las políticas que darán como resultado que ambos costos se igualen”, añade.

BBVA-agua-ahorro-ducha-sostenibilidad

La caldera de microondas solo podría considerarse cero emisiones si se alimenta de energía procedente de fuentes limpias. De hecho, está diseñada para conectarse en red en una configuración de IoT (Internet de las Cosas) y usarse como una batería colectiva en picos de renovables (léase viento o sol), de manera que el exceso de energía eléctrica quede almacenado en forma de agua caliente, para su uso posterior, según apunta Heat Wayv.

Dice Paul Atherton, el otro fundador de Heat Wayv, que su invento va en línea con la agenda del Gobierno británico de avanzar hacia la electrificación para satisfacer la creciente demanda de carga del vehículo eléctrico, por un lado, y de descarbonizar las viviendas, por otro. “A medida que el Reino Unido y el mundo se mueven hacia la energía renovable, necesitamos tener electrodomésticos que sean de cero emisiones en el hogar, pero también conectados, para que puedan funcionar de manera inteligente con la red”, concluye.

Otras historias interesantes