Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Conoces todos los tipos de innovación que existen?

BBVA-innovacion-tipos-sostenibilidad

La innovación se ha convertido en uno de los elementos clave de la nueva realidad económica. Existen diferentes clases, dependiendo de cómo impactan tanto a un mercado determinado como a la sociedad en su conjunto.

A pesar de que se habla constantemente de innovación en el mundo empresarial, no resulta sencillo encontrar una definición que recoja todo lo que alberga. La OCDE publicó en 1997 el Manual de Oslo, un documento que pretendía medir las actividades científicas y tecnológicas. Allí se afirma que la innovación es la concepción e implantación de cambios significativos en un producto, en su proceso de fabricación, en el marketing que conlleva o en la propia organización de una entidad bajo el objetivo principal de mejorar los resultados.

Es decir, que la innovación conlleva, ante todo, una modificación profunda y significativa que perfecciona los resultados de una organización y que impacta, en mayor o menor medida, en su mercado de referencia, siendo, además, sostenible en el tiempo. Un proceso que, en definitiva, genera alguna clase de valor, bien sea desde el ámbito social o el económico, y que se extiende en el tiempo.

innovacion-tipos-bbva-tecnologia-sostenibilidad

Una época de grandes cambios

Para hacerse una idea de la velocidad de impacto que está teniendo la innovación a todos los niveles en todas las industrias y ámbitos sociales, hay que remontarse a los años noventa del siglo pasado. En ese momento Paul Volcker, responsable de la Reserva Federal de Estados Unidos, aseguró en uno de sus más famosos discursos que la principal innovación tecnológica que había implementado el sector financiero en todo el siglo XX había sido el cajero automático, por el valor añadido que había supuesto en el proceso de intercambio de dinero.

Desde entonces, y solo en referencia a la industria financiera, se ha vivido, por ejemplo, la introducción de la banca electrónica, los neobancos, los pagos digitales, el ‘blockchain’ y la inteligencia artificial para la seguridad de los procesos o nuevas compañías ‘fintech’ que prometen modelos disruptivos de negocio para este segmento, bajo los prismas de una comunicación omnicanal con los clientes, aportar nuevos servicios de valor añadido y de personalización para los usuarios o mejorando los sistemas digitales de gestión financiera de otras industrias, por citar solo algunos casos.

El momento actual ha privilegiado la innovación como mecanismo para fortalecer el crecimiento de las empresas, de manera que estas pueden responder de un modo más eficiente a los grandes retos y demandas de la sociedad, en especial, para aquellas megatendencias que prometen cambiar el mundo tal y como lo conocemos, como es el caso de la sostenibilidad, el envejecimiento, la telemedicina, las soluciones de movilidad inteligente o el cambio climático.

innovacion-BBVA-tipos-clases-sostenibilidad

En este panorama lleno de incertidumbres, el auge de la digitalización y de la innovación tecnológica obliga a las empresas, con independencia de su tamaño o del sector en el que operan, a apostar por las estrategias de I+D+i para satisfacer unas demandas crecientes de sus clientes que, cada vez más, teletrabajan, apuestan por el comercio ‘online’, utilizan los servicios telemáticos de comunicación e identifican la innovación como un elemento diferencial para elegir un producto o servicio ya que encaja con sus valores vitales.

Las clases de innovación

Las empresas, a través de la innovación, quieren, sobre todo, ser más competitivas y aumentar su peso y relevancia en el mercado. Al ser más eficientes, es posible que tengan unos menores costes de producción, lo que aumenta la rentabilidad comercial, o que añadan elementos distintivos a sus bienes y servicios, de manera que se incrementen las ventas incluso aumentando el precio final.

En este sentido, la innovación puede llegar a través de cuatro vías distintas:

  • Innovación en el proceso, que implica una mejora significativa en el proceso de fabricación o distribución que se realiza, mejorando la eficiencia operativa de la entidad.
  • Innovación en el producto, por ejemplo, cambiando los materiales de producción o añadiendo alguna mejora sustancial que le diferencie todavía más de sus competidores, generando, en el mejor de los casos, una ventaja competitiva.
  • Innovación de la organización, que puede suponer añadir uno o más departamentos nuevos en la entidad, cambiar su estructura operativa o realinear la cadena de mando. En algunos casos, puede orientarse hacia una personalización del empleado, como a través del desarrollo de incentivos para cada uno de ellos o creando planes de carrera profesional adaptada a cada perfil.
  • Innovación en el marketing, lo que significa la modificación relevante en la promoción del producto que se comercializa. Este punto abarca desde un cambio en la marca o en la denominación del bien, en su envase, en su forma de consumo o en la manera en que se promociona y se distribuye a los clientes.
BBVA-tipos-innovacion-sostenibilidad

Además de esta clasificación, también es posible identificar otros tipos de innovación. Por ejemplo, según el campo o el público al que se orienta, existe la innovación social (que no tiene afán comercial sino que pretende aportar un beneficio para la comunidad), la innovación tecnológica (relacionada con el ámbito técnico o científico) o la innovación ambiental (en la que se apuesta por mejorar el impacto sobre el ecosistema).

Si, por el contrario, queremos analizar la innovación desde una óptica del impacto que produce, es posible hablar de innovación radical (que cambia para siempre y de forma profunda un mercado; Internet es, posiblemente, el ejemplo más paradigmático en los últimos años) o de innovación incremental (a partir de algo que ya existe se le añaden mejoras, incrementando su valor añadido para los clientes y usuarios).

Otras historias interesantes